Archivos diarios: septiembre 18, 2015

UN CAFÉ Y CINE CUBANO PARA PUPILAS INSOMNES

Quiero describir el sueño tal como habita ahora mismo en mi cabeza: quizás desmesurado, quizás no tanto. No importa que mañana despierte (o me despierten), y descubra que lo que la realidad ha dejado que nazca, no se parece a lo que soñaba mientras lo concebía. Eso no es cardinal: lo que importa es defender el sueño, ese lugar donde uno puede darse el lujo de borrar la palabra “conformismo”, porque nos paralizaría si quisiéramos emprender el viaje hacia lo distinto, hacia lo nuevo.

Para empezar, en mi sueño ahora mismo hay un lugar que conocemos en Camagüey como Café Ciudad que pertenece a la Oficina del Historiador, y dentro del mismo, un patio hermoso. Y hasta allí puede llegar la señal wifi que el grueso de los camagüeyanos prefiere explotar (sin importar las incomodidades y la falta de privacidad) en el aledaño Parque Agramonte. Sigo soñandoy veo a un grupo de amigos del blog “Cine cubano, la pupila insomne” reuniéndonosen el patio de Café Ciudad(por el momento, una vez al mes) para hablar de cine, de su consumo y su crítica, de su público, pero también de las nuevas tecnologías y cultura en sentido general.

cafe-ciudadLa idea es armonizar la tradición humanista que es posible detectar en los principales cafés de tertulias del mundo, con el incesante desarrollo de las nuevas tecnologías. He tenido la suerte de visitar algunos de esos sitios (inolvidables para mí el Café Gijón que está ubicado en el Paseo de Recoletos de Madrid, o ese otro donde me senté en el barrio San Telmo de Buenos Aires, a imitar el modo en que Borges levantaba su taza, según la foto de él que aún puede admirarse en el local).Sueño, sigo soñando, y veo a ese grupo de amigos sentados en el patio, interactuando con alguien que desde una pantalla que hemos colocado contra una de las paredes, nos habla desde Nueva Orleáns, México DF, Tijuana, Miami, Los Ángeles, Buenos Aires, Tokio o Barcelona, sin que la diferencia de horarios o las distancias en el espacio nos estorben.Allí estamos, tambiéncompartiendo entre nosotros archivos, programas informáticos,que nos servirán para nuestros proyectos personales: un verdadero curso délfico de las nuevas tecnologías aplicadas a la cultura. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

MARINA OCHOA SOBRE CINE CUBANO Y LA NO CANDIDATURA AL OSCAR

Querido Juany:

He percibido una gran inconformidad en cuanto a dejar desierto la proposición al Oscar y mucha mayor inconformidad que sea una comisión designada,no hay certeza si desde la presidencia, quien tome las decisiones cuya función  ha sido  encargarse  de hacer las de las nominaciones en nombre del cine cubano.

Todos los años se cuestiona además a algunos de los miembros de esta comisión, pero este año en realidad los criterios en torno a algunos miembros es muy adverso y generalizado y alcanza a cuestionar a casi todos ellos.No voy a emitir un juicio sobre esto, solo vuelco los criterios detectados.Mi opinión solo enrarecería el análisis.

No voy a hablar de la exclusión de algunos filmes y sí del método que se aplica por una institución que en realidad no es reconocida como la representante de todo el cine cubano, lo cual incluye el independiente y en mi opinión no es reconocida porque a pesar de los esfuerzos que hace nunca son suficientes ante una realidad cinematográfica quedesborda los márgenes institucionales.

Y yo pregunto lo que todo el mundo se pregunta: ¿Por qué dejar desierta la propuesta al Oscar?Cuando revisé las propuestas por países había visto algunas de los filmes seleccionados por esas cinematografías nacionales y créanme que muchos están por debajo de la calidad de casi todos los filmes que fueron analizados y de los no considerados para su análisis.

Y yo me pregunto…¿qué se gana dejando desierta la propuesta al Oscar?¿Por qué se renuncia a la promoción gratis de nuestra cinematografía que emana de tal propuesta?¿Por qué la película de Marilyn Solaya es buena para el Goya y no lo es para el Oscar?¿Por qué Meñique tampoco está nominado para la sección de animación?¿Cuáles fueron los criterios aplicados? ¿Por qué no se da una explicación a la prensa?

A los Oscares se nominan además documentales y animación, creo que en secciones dedicadas a estos géneros. ¿Por qué ni siquiera se habla de eso aunque el año pasado  hubo un documental que participó a lo cual no se le dio ninguna publicidad? ¿Porque cogió el cuarto lugar? Y teniendo en cuenta que este año se cuenta con documentales realmente notables es  inexplicable.Siempre existe la posibilidad de la descalificación de los géneros.

Aprovecho para proponer que las nominaciones se hagan de una forma democrática, y ya que no existe una Academia, pues mientras tanto podría funcionar el estilo de la nominación de los premios nacionales de Cine, donde los creadores de todas las especialidades que integran la sección de Cine de la UNEAC de todo el país tengan el protagonismo que les corresponde, asimismo los jóvenes realizadores y la crítica especializada.

Lo que realmente es absurdo  es que 5 personas decidan el destino de nuestros filmes.

Un saludo cordial,

Marina Ochoa