Archivos diarios: septiembre 10, 2015

EL CRÍTICO COMO MESÍAS DEL GUSTO

Ya he perdido la cuenta de las veces que he contado cómo y para qué surgió el Taller Nacional de Crítica Cinematográfica que se celebra en Camagüey desde los años noventa del siglo pasado.

Sin embargo, no recuerdo que alguna vez me preguntaran sobre las circunstancias propiamente intelectuales que dieron lugar al evento. Creo que indagar en esas circunstancias tendría más interés y utilidad que el inventario positivista de acciones y nombres propios; en definitiva, más allá de la conjura feliz que propició el apoyo institucional estaría el flujo de ideas e inquietudes que entonces se estaban compartiendo, debatiendo, y que nos habla más de lo permanente (la búsqueda de un sentido al ejercicio crítico) que de lo anecdótico.

Por eso esta otra pregunta incluida en el cuestionario que me hiciera llegar Leybis Leidis Rosales me resulta tan estimulante todavía:

“Estamos hablando en la actualidad de nuevas formas de hacer crítica de cine a partir de los espacios virtuales en la red (su blog, por ejemplo), como otras propiamente presenciales, díganse el Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica (Camagüey), la Semana de la Crítica Cinematográfica (La Habana) y de cierta tendencia editorial alternativa a romper al fin, para bien, con la verticalidad del criterio estético emanado de los aparatos ideológicos del sistema regente. No obstante, más allá de la llamada democratización del oficio del crítico, se sigue viendo en este al Mesías, Salvador de la Humanidad toda. ¿A qué se debe este endiosamiento del crítico, si acaso subsiste tal fenómeno?”.

Quienes han tenido la posibilidad de leer Por una crítica imperfecta, ensayito de juventud que abrió las sesiones teóricas del evento, advertirán que en esas páginas había una declaración de guerra (admito que no todo lo razonada que hoy me exigiría) a esa cómoda manera de asumir la autoridad del crítico. Es una lástima que no se conserven transcriptas las reacciones que originó en su momento la lectura de ese texto. Para mí muchas veces la importancia de un artículo no está en lo que uno puede leer o reencontrar años más tarde, sino en la capacidad que tienen las ideas contenidas en el mismo para sembrar discordias intelectuales que permitirán que el debate permanezca más allá de la fecha puntual en que tiene lugar el evento. Lee el resto de esta entrada

Anuncios