MARIO CRESPO: “NUNCA HE SOÑADO CON UN OSCAR”

Me alegra mucho esta noticia relacionada con uno de los mejores amigos que ha tenido el blog, y realizador de Zoe(1990), aquel corto deMujer transparente interpretado por Leonor Arocha y Leonardo Armas. Desde aquí le estoy deseando toda la buena suerte que se merece el filme.

Mario CrespoMARIO CRESPO: “NUNCA HE SOÑADO CON UN OSCAR”

La cinta “Dauna. Lo que lleva el río”, dirigida por Crespo, es la candidata por Venezuela para la categoría Mejor película de habla no inglesa

MARÍA GABRIELA FERNÁNDEZ B. |  EL UNIVERSAL

martes 1 de septiembre de 2015  04:59 PM

El director venezolano de cine Mario Crespo recuerda que, cuando se decidió a emprender la grabación de su película Dauna. Lo que lleva el río, le auguraron que, tal vez, el proyecto no tendría un buen final. “Me decían ‘¿estás loco? ¿Te vas al Delta, con actores no profesionales, con indígenas que no hablan español, con niños, y de paso con un cunaguaro?’, y en verdad parecía que estaba haciendo todo lo que es mejor no hacer (risas)”.

Sin embargo, este largometraje que fue estrenado mundialmente durante el 65 Festival Internacional de Cine de Berlín no solo ha merecido críticas positivas sino que fue seleccionado por las autoridades de la Asociación Nacional de Autores Cinematográficos de Venezuela (Anac) como la candidata del país para optar por la nominación a la categoría Mejor película de habla no inglesa de la edición 88 de los premios Oscar.

El filme, que obtuvo cinco galardones en el Festival del Cine Venezolano, en Mérida, y que también será proyectado este viernes en Montreal, narra la historia de una mujer de la etnia Warao que procura su crecimiento profesional y académico, a pesar de las dificultades que impone su condición. La belleza de los paisajes que recrea y la apuesta en el guión por el reconocimiento de la interculturalidad son algunas de las características de esta producción que ahora se encuentra un paso más adelante en el camino hacia un posible primer Oscar para Venezuela.

Con esta postulación no puedo menos que sentirme agradecido. Es el resultado de un trabajo duro de todo el equipo. Mira que, si de por sí hacer cine nacional es difícil, si decides grabarlo en el Delta puede ser aún más complicado (risas). En todo caso, fueron mis colegas quienes escogieron a este largometraje entre tantos y tan buenos que se han estrenado este año. Así que eso, que me hayan elegido, ya es mi mayor premio. No aspiro a más, mi sueño es este.
¿Como director, nunca ha soñado con la estatuilla de la Academia?

No, en verdad nunca he soñado con un Oscar. Cuando presenté el proyecto en el CNAC un amigo y mi esposa bromeaban y me decían “¡vamos a ganarnos el Oscar con esto!”, pero lo que sueño es que en Venezuela podamos seguir haciendo cine y dando a conocer a través de él un poco más sobre lo que somos. El cine, que es el arte más internacional que existe porque puede llegar a todos lados y a todos los estratos, está llamado a dar a conocer lo mejor de Venezuela.

¿Cómo valora usted este tipo de premios?

Los premios son como una lotería. Te desgastas en comprar el billete y puede ser que te toque, pero son muchos los factores. Los que hacemos cine o hemos estado cercanos a grandes premios o festivales sabemos que no se trata de un camino sencillo. Esta vez hay 120 países enviando lo mejor de su cine y estoy seguro de que entre ellas debe haber grandes obras.

¿Dauna. Lo que lleva el río aborda un problema de grupos que tradicionalmente han sido considerados como minorías, esto podrá dificultar la valoración del filme internacionalmente?

Yo no quise hacer un película indigenista. Me pregunto qué diferencia a la Nora de Casa de Muñecas y a Dauna. Se trata de una mujer que lo que quiere lograr es su derecho a la libertad individual. Si hablamos de grupos, da igual en este sentido que sean indígenas, gays, judíos o palestinos, la cosa acá está en la necesidad de entender la interculturalidad y, en este caso, el derecho de la mujer a su libertad individual. La película podría haber sido contada en un barrio de Caracas o en una mega capital como Tokio, porque la mujer tiene estos problemas en todas partes del mundo. Ocurre en el Delta porque si eres pobre y vives río abajo los obstáculos son mayores y más dramáticos, y el cine es eso, un espectáculo para mostrar un drama.

¿Entonces, Dauna fue seleccionada como candidata por su carga social?

Sobre el motivo, no sé, lo único que puedo decir es que lo agradezco (risas). Es una película un tanto diferente en el espectro del cine nacional, filmada en una lengua aborigen (se habla warao en 98% del filme), con un actor que aprendió warao y un cunaguaro que interactúa con una niña. Sea como sea, el tema me resulta muy importante y oportuno en el mundo y, sobre todo, en el país, porque habla de entender los motivos del otro, de comprender y de no cerrarse a los espacios del otro.

Anuncios

Publicado el septiembre 4, 2015 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: