Archivos diarios: septiembre 1, 2015

SOBRE LA NOVELA “HEREJES”, de Leonardo Padura

Como recordarán los amigos del blog, en el mes de mayo el escritor Leonardo Padura fue invitado a Camagüey por la Cátedra de Pensamiento Tomás Gutiérrez Alea. Lamentablemente, razones climatológicas impidieron que pudiera asistir. Como parte del programa de actividades que habíamos concebido estaba la presentación de la novela Herejes, a cargo del estudioso Luis Álvarez Álvarez. Ahora Luis nos concede a los lectores del blog la primicia de este excelente ensayo.

Herejes Padura
HEREJES, NOVELA NEOBARROCA.
Por Luis Álvarez Álvarez

La nueva novela de Leonardo Padura (Premio Princesa de Asturias 2015) Herejes[1] constituye una presencia de gran interés en la narrativa contemporánea en Cuba. Herejes marca la madurez del narrador, con mucha más nitidez que El hombre que amaba los perros. Señala, asimismo, una más concienzuda apelación a los modos expresivos del neobarroco, la cual convierte esta obra en un espacio de escritura donde se entrecruzan los más diversos modos literarios que Lezama, Carpentier y Sarduy examinaron minuciosamente como típicos de una peculiar expresión americana y, por supuesto, cubana.

Diseñada en principio como otro peldaño en la trayectoria de Mario Conde, el peculiar protagonista de varias novelas de Leonardo Padura, se trata de una narración con notables perfiles novelísticos. Mientras la leía, me vino a la mente una entrevista en que el cineasta Alfred Hitchcock, al comentar su filme Notorious (Encadenados, 1946), señalaba que sus filmes de suspenso eran modos de valorar la sociedad en que vivía y que, de hecho, en sus películas no había misterio alguno. Creo que Herejes y el eje habitual de la trama, Mario Conde, también a su manera especial aspiran a trazar un panorama de ancho aliento, que rebasa, incluso, los marcos específicos del contexto cubano para proyectarse en un balance de nuestra época.

Herejes ha sido construida con definido carácter neobarroco. En verdad, hacía ya mucho tiempo que no se publicaba en Cuba una novela con esa entonación estilística, a pesar de que muchos de los grandes nombres de la novelística nacional han sido esencialmente escritores del neobarroco: José Lezama Lima, Alejo Carpentier, Severo Sarduy, José Soler Puig. Herejes, como las obras de esos predecesores, se inscribe en la poética neobarroca, y lo hace con una intensidad deslumbrante, con toda la energía centrífuga de la difícil cultura del s. XXI. Conviene examinar algunos de los rasgos más destacados de Herejes como texto neobarroco. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

LOS VIDEOJUEGOS: REALIDAD 2.0

Recomiendo este interesante artículo tomado del Boletín de la UNEAC Se dice cubano.

LOS VIDEOJUEGOS: REALIDAD 2.0

Por Félix Manuel González Pérez, estudiante de Periodismo

De repente los videojuegos están en todas partes. Capitalizan el tiempo en nuestras computadoras, en nuestros teléfonos, en nuestras casas, en nuestras escuelas, en Internet. Nuestros amigos (los de adentro y los de afuera) nos invitan a compartirlos y disfrutarlos en Facebook, los intercambiamos por Bluetooth, pasamos los fines de semana en cualquier casa explotando las consolas.

El videojuego, que nació como una curiosidad científica al igual que el cinematógrafo, en los últimos treinta años se ha convertido en un macrosector de las tecnologías de la información y las comunicaciones, y en la actualidad es una de las industrias culturales más importantes del mundo, superando en ventas a la industria cinematográfica y la industria musical juntas. Según datos de la Interactive Software Federation of Europe (ISFE), solo en 2009 generó 57 600 millones de euros en todo el mundo.

Chris Crawford en su obra The Art of CumputerGameDesign, el primer libro dedicado a teorizar sobre el videojuego, señalaba: “Veo un futuro en el cual los juegos de ordenador serán una actividad de ocio fundamental. Veo un mercado de masas de juegos de ordenador no muy diferente del que tenemos ahora, con juegos de gran éxito internacional, juegos inspirados en otros juegos, juegos “segunda versión” y quejas sobre la enorme pérdida de tiempo que constituyen los juegos de ordenador. También veo una bibliografía sobre juegos de ordenador mucho más apasionante, que llegará a casi todos los ámbitos de la fantasía humana”. (1)

Y la visión de Crawford se hizo realidad. A cuatro décadas de su aparición formal, el videojuego se ha convertido en el campo de estudios de moda dentro del panorama cultural contemporáneo, por cuanto: “se perfila como la industria cultural dominante y las universidades rápidamente se lanzan a conquistar este terreno poco conocido, con la esperanza de poder utilizarlo para modernizar un poco las Humanidades y, quizás, hasta tocar algunas de las monedas que esta poderosa industria genera”. (2) Lee el resto de esta entrada