Archivos diarios: junio 3, 2015

SUSPENDIDA VISITA DE LEONARDO PADURA A CAMAGÜEY

Acaban de llamarme de Cubana de Aviación. Me dicen que el vuelo Habana-Camagüey en el que debía viajar Leonardo Padura a esta ciudad hoy, se ha pasado para las dos o tres de la madrugada, pero que ni siquiera hay seguridad de que salga a esa hora.

El horario original era a las tres de la tarde, luego lo pasaron para las ocho, ahora para la madrugada, y sin certeza de que haya vuelo. No es la primera vez que eso sucede. Hoy puede ser lo del mal tiempo, pero recuerdo que cuando invitamos a Fernando Pérez a Camagüey con el fin de presentar La pared de las palabras sucedió algo parecido, y casi no podemos contar con su presencia a la hora de exhibir la película. Y en el marco del Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica, el crítico Frank Padrón Nodarse nunca pudo viajar.

Confieso sentirme impotente ante estos asuntos. Y francamente cansado. Ya bastante trabajo cuesta en el orden intelectual organizar un evento de este tipo, bastante suspicacias hay que enfrentar, para también tener que tomar en cuenta lo que parece convertirse en una tradición de impuntualidad. Creo que el público camagüeyano, los lectores camagüeyanos se merecían este contacto con Padura, quien generosamente se ofreció a viajar hasta aquí. Ojalá en un futuro ello pueda ocurrir sin que surjan por medio tantos inconvenientes.

A pesar de que esto no salió, deseo agradecer al Centro de Cine y al Centro del Libro de Camagüey, la Empresa “Santa María”, al Gran Hotel, al restaurant “1800”, y al propio Padura, todo el apoyo concedido. Quedo en deuda con ellos, y con esa gran cantidad de público y lectores que tantas ilusiones se habían hecho. Sé que carezco de excusas capaces de compensar la decepción.

Juan Antonio García Borrero

LOS AMAGOS DE SATURNO (2014), de Rosario Alfonso Parodi

Aquí les dejo este texto sobre Los amagos de Saturno, valioso documental de Rosario Alfonso Parodi, que escribí para el espacio Altercine, del sitio IPS. Gracias a los anfitriones por acoger este tipo de reflexión.

LOS AMAGOS DE SATURNO, de Rosario Alfonso Parodi

Juan Antonio García Borrero

Si algo se notaba como carencia en ese conjunto de materiales que cada año nos ofrecen los más jóvenes realizadores cubanos a través de su Muestra Audiovisual, es el interés por sumergirse en los abismos de la Historia más reciente de la nación.

No los culpo: a la generación que pertenezco no se nos enseñó a “problematizar” la mirada que podamos arrojar sobre ese pasado que tendría más o menos la misma edad que la nuestra. Y durante algún tiempo nos conformamos con una condición que nos define mucho mejor como disciplinados epígonos, que como intérpretes capaces de develar sentidos que hasta ahora han quedado ocultos tras el cálculo de las facciones en pugna.

No es que no hayan existido miradas al pasado. Todo lo contrario: más bien estamos saturados de ellas, pero esas lecturas por lo general se siguen haciendo, sea desde una orilla o desde otra, con la intención expresa de legitimar o descalificar en bloque ese proyecto socio-político iniciado en 1959. Y en ese empeño se sacrifican los ingredientes más humanos de la trama que, por humanos, rompen con los abundantes estereotipos que asolan nuestras descripciones; y, por otro lado, se minimiza el papel que el azar ha podido jugar en los destinos finales de los individuos involucrados: siempre hay como una suerte de “conspiración” que hay que describir o demostrar.

Cuando hablé de “los abismos de la Historia” me refería a ese viaje al interior de las pasiones humanas que han conformado nuestra existencia nacional antes de llegar a ser ese relato aséptico que circula de aula en aula, sin someterse a la más mínima fiscalización. Porque, antes o después, si de veras queremos apreciar la Historia como esa herramienta que ayuda a incrementar el bien público en virtud de los valores que describe, tendríamos que atender ese mundo de afectos y desafecciones que están en la base misma de nuestros actos. Lee el resto de esta entrada