Archivos diarios: febrero 15, 2015

VENECIA (2014), de Enrique (Kiki) Álvarez

VENECIA O CATARSIS DE UNA NOCHE DE VERANO

Por Antonio Enrique González Rojas (Tomado de Altercine)

Tras una cinta como Jirafas (2013), con total prevalencia de espacios cerrados, física y explícitamente opresivos, donde los tres personajes protagónicos flotan, yertos, en una marisma de incertidumbre y desarraigo, el realizador cubano Enrique (Kiki) Álvarez, sin abandonar el intimismo, ni siquiera la preferencia por relatar las interacciones entre un mínimo grupo de seres humanos, aborda con Venecia (2014) los espacios abiertos, tan populosos como las calles habaneras de un agosto de carnaval o una discoteca. Ámbitos sobrepoblados estos que, por contraste, aguzan las soledades de las protagonistas Mónica (Marybel García Garzón), Mayelín (Marianela Pupo) y Violeta (Claudia Muñiz) y resultan igualmente asfixiantes como escenarios ajenos por los cuales deambulan —¿huyen, buscan?— estas tres mujeres, durante una noche de verano, tras la salida del trabajo con el sueldo mensual. La lejana Venecia resulta símbolo de lo inalcanzado e inalcanzable, como lo es Madagascar para la Laurita del mediometraje de Fernando Pérez; o, de una manera más críptica y sutil, el Brasil de la cinta homónima de Terry Gilliam (1985) y Japón, en la igualmente titulada, dirigida por Carlos Reygadas (2002).

Con menos —o casi ninguna— pretensiones existencialistas y simbolistas que en obras previas como Sed (1991), La Ola (1995) y la propia Jirafas —donde los personajes se revelan como íconos de una generación perdida de sí y de la nación, extranjeros de sino camusiano—, Álvarez, auxiliado por las habilidades fotográficas de Nicolás Ordóñez, asume casi una postura de neutro documentalista de Free cinema, para registrar casi desde el extrañamiento, fisgonear (en la acepción más noble del término) un pasaje como que aleatorio de la vida de tres personas "comunes", que pueden ser cubanas, brasileñas o malgaches, cuya reunión casual deviene instante cero para recontar sus vidas. Lee el resto de esta entrada