Archivos diarios: enero 22, 2015

FERNANDO PÉREZ ENTREVISTADO EN CAMAGÜEY

Ha pasado una semana, pero los camagüeyanos que tuvieron la posibilidad de disfrutar del estreno de La pared de las palabras en Camagüey, siguen agradeciendo la breve, pero intensa presencia de su director Fernando Pérez entre nosotros. Comparto con los lectores esta entrevista publicada en el periódico Adelante. Preguntas inteligentes, y respuestas a la altura esperada.

UNA PARED PARA DEFENDER EL CAMBIO

Por María Antonieta Colunga Olivera

Camagüey.- Mientras los créditos del filme trepan la pantalla, la voz de Luisi– por primera vez escuchada luego de hora y media de trama– se alza en off para susurrar las palabras-anzuelo prendidas a la vida de seres como él. “Prohibieron, marginaron, negaron, rechazaron, callaron, encerraron, olvidaron…” se escucha en la oscuridad de la sala, y la gente aplaude primero y calla luego, en un silencio plomizo que dice muchas cosas.

Pasa un minuto, dos, tres. Aunque es tarde y probablemente no haya transporte para regresar a casa, nadie se levanta de su asiento. El público está, literalmente, viendo también los créditos, como si no quisiera aún marcharse de frente a La Pared de las palabras. O como si no tuviera fuerzas.

Fernando lo comentará al otro día, profundamente conmovido: “jamás me había sucedido eso con ninguna película mía, en ningún otro lugar; que todo el mundo se mantuviese sentado hasta el último letrero en pantalla, con tanto respeto. Le agradezco mucho a Camagüey ese gesto que me hizo tan feliz.”

Nosotros también le agradecemos mucho a él: el haber abandonado día y medio los compromisos hondos de su hogar por traernos la primicia de su película, el presentarla acá personalmente y decir: “Este es el estreno oficial de La Pared de las Palabras, aquí, esta noche, en el Multicine Casablanca”.

En su tiempo breve de estancia, la ciudad y su pueblo no le dieron descanso. De los diálogos múltiples entablados en Nuevo Mundo y el Callejón de los Milagros, y de alguna pregunta pellizcada a su tiempo en Camagüey, Adelante digital comparte hoy algunas respuestas.

¿Qué llevó a Fernando a contar esta historia?

– Yo en verdad nunca pensé hacer una película sobre este tema. Desde hace unos 16 años tengo una de mis hijas aquejada de problemas psiquiátricos y eso me ha enfrentado a vivencias que realmente no tenía intención de compartir, más que nada porque no me sentía capacitado para hacerlo. Pero un día llega Pichi (Jorge Perugorría) y me enseña un trabajo que había hecho una muchacha vecina suya (Zuzel Monnet) y me dice “Fernando, esta película me suena a ti, si tú quieres hacerla yo te tengo un productor. Solo te pido que me dejes actuar el protagónico”. Leí el guión, que incluso no me gustó mucho en esa primera versión, pero sentí que la historia tenía una fuerza interior muy grande, algo que me sacudía. Entonces acudí a la escritora y le pedí licencia para personalizar el texto, y así fue que me metí como diez meses con él, rumiándolo, para luego lanzarme definitivamente a materializar el proyecto. Lee el resto de esta entrada

CARTA ABIERTA DE NORGE ESPINOSA MENDOZA A MARILYN SOLAYA.

En días recientes circuló por varios medios la carta pública en la que protestabas por la aparición en el canal de YouTube de una copia pirata de tu ópera prima, Vestido de Novia. En ello te asisten todos tus derechos como creadora de un producto audiovisual que no debería ser distribuido sino a través de los canales pertinentes, del mercado que existe para tal fin, y que aquí, por muchas razones, es violado con frecuencia. Me extrañó que no hubieras divulgado una protesta semejante cuando el filme, a poco tiempo de su premier en el reciente Festival de Cine, apareció en el paquete semanal que circula intensamente por todo el país. Y también que haya que esperar a que a un creador le suceda esto para que oigamos su protesta, y no se le vea reclamando lo mismo cuando es la obra de otros directores la que sufre tal ataque. Pero ya se sabe que la solidaridad, incluso la gremial, no es una costumbre entre nosotros.

En tu indignación pensaba, y en tus reclamos, porque amén de tu derecho, insisto, resuena en ello un fondo de inconsecuencia. Imagino que la experiencia te haya servido para entender cómo se siente alguien cuando se le roba, cuando se manipula algo que uno ha creado, y que de pronto aparece en las manos de otros, impunemente, sin ánimo alguno de respeto. Así me he sentido desde que este filme comenzó su trayectoria. Su título, Vestido de Novia, es una referencia directa al poema que escribí a fines de la década del 80, y que apareció en el cuaderno Las breves tribulaciones, premiado en 1989 por El Caimán Barbudo. De entonces a la fecha, se ha convertido en un texto puntual para la literatura cubana de su momento, y hasta hoy, se recoge en antologías, traducciones y estudios como uno de los primeros en devolver a las letras cubanas el tema del homosexualismo. Desde nuestros años de estudio en la Escuela Nacional de Instructores de Arte conoces ese poema. Te permití emplearlo en uno de tus ejercicios de fin de curso. Décadas después, recibí tu solicitud para integrarlo a tu primer proyecto de largometraje de ficción, pues tú y tus asesores me aseguraron que el poema estaría incluido en una de las escenas del filme, en el que yo lo leería como reconstrucción de una de sus lecturas públicas en el Gran Teatro de La Habana. A principios del pasado año, durante una madrugada, esa escena se filmó. Compartí con los excelentes actores de tu filme, y deseé a todos buena suerte. Lee el resto de esta entrada

CARTA DE MARINA OCHOA A MARILYN SOLAYA

Querida Marilyn:

Me ha dado mucha alegría enterarme de que al fin tendremos tu premier hoy. Vestido de Novia ha detonado una polémica en torno a la piratería y el rol que ha jugado el ICAIC en la pobre defensa contra lo que sí considero un flagelo que ataca no solamente el derecho moral y material de autor del que poco se habla, sino que también la posibilidad de ganancia y reinversión en otra obra de quien quiera que haya tomado los riesgos inherentes que conlleva invertir en un proyecto artístico.

No se puede ser ingenuos y presumir de que el concepto prosumir justifique los derechos violados de Marilyn Solaya y de los que invirtieron en Vestido de Novia. Prosumir fue el pasado del ICAIC en un contexto que ya no existe. Marx y Engels lo llamaron comunismo, y ha quedado instalado en la gaveta de la historia del desarrollo social clasificado como utopía. Y el más sublimado artista tiene que incurrir en el prosaico acto de vivir con todo lo material que en estos tiempos conlleva ¿Y de qué vivimos si no podemos hacerlo de nuestro trabajo?

Considero que el término piratería es controvertido y es una forma contemporánea y encubridora de referirse a lo que en buena ley debía llamarse robo. Y lo más cubano que se me ocurre que pueda acercarse conceptualmente y que también encubre y distorsiona la esencia de la acción es " luchar" porque, cuando tu te apropias de lo que no es tuyo, lo utilizas en tu beneficio económico o social no estás haciendo más que robar y el que lo hace no es otra cosa que un ladrón, más sofisticado que vulgar pero ladrón igualmente agravado porque quien lo hace conoce muy bien el perjuicio que está causando y no está compulsado por la necesidad. Y los principios básicos son muy importantes cuando te enfrentas a un mundo que incluso para aquellos que han crecido en él y con él, resulta generador de una galaxia de sofismas donde la verdad se pierde. Mientras que predomine la forma de producir que existe será suicida renunciar a las formas de distribución y consumo que esto conllevan no puedo defender "los nuevos modelos de negocios" que se basen en la violación de los derechos del otro, porque esta violación se asientan en conceptos que no han alcanzado siquiera la plenitud de su construcción como son copyleft, remix, share, y otras. Y recomiendo estado de alerta porque detrás de toda esta construcción debe haber grandes intereses. Y pueden ser peores que el dinero. Asimismo tampoco creo el to be (piratería) / not .to be (anonimato), Me parece un criterio simplista y maniqueo de un fenómeno de gran complejidad. Lee el resto de esta entrada