Archivos diarios: enero 16, 2015

DE VILLAVERDE PÉREZ A GARCÍA BORRERO

Estimado (y muy admirado) Juan Antonio:

Preámbulo.

Lo primero es, por fin, romper el hielo y escribirte luego de algunos años de leer tu blog cada ocasión que tengo de acceder a Internet. Descargo los artículos y luego los leo con calma en casa. Estudio 5to año Comunicación Social en la Universidad de La Habana. En este caso es un comentario a raíz de lo sucedido recientemente con Vestido de Novia. Me gustaría, si así lo estimas, que estas líneas tuviesen vida de alguna manera en tu blog, al menos estas ideas que aunque enfrentadas, no se resisten a las ya expuestas por Marilyn, Mario Crespo y Arturo Sotto. Es mi punto de vista, más importante es compartirlo contigo.

Un abrazo.

No pretendo ser abogado de nada y mucho menos del diablo, menos aún un acusador. No me agradan las posiciones unánimes, tiendo ser contracorriente, no por rebeldía sin sentido, sino porque pienso que la vida no es, sino lo que creemos que es, lo que aprehendemos de ella y sobre todo la vida es nuestro punto de vista sobre ella. No creo que exista "la realidad", todos tenemos la nuestra, una visión no más. Así que siempre cuestiono los criterios absolutos porque pienso que todo tiene matices, contrastes.

He estado leyendo las entradas en el blog acerca de lo ocurrido con Vestido de novia, "víctima" de la piratería. Quiero felicitar a Marilyn por su obra, por el resultado de tanto esfuerzo, que ya ha obtenido para ella, supongo, un gran premio en el pasado FINCL.

Entiendo muy bien y comparto la posición de defender los derechos del creador, respaldo la lucha por la instauración, acabáramos, de la Ley de Cine que proteja a los cineastas y su obra y que, como ha dicho Fernando Pérez, regule, no que controle, la producción audiovisual en Cuba. De esta forma también soy partidario inconmensurable de la legalización de la producción alternativa al ICAIC (mi tesis de diploma de Comunicación Social va siendo, precisamente, sobre el Cine Independiente Cubano). Cuánto talento se pierde al no existir los mecanismos legales, cuántas oportunidades de crecimiento se difuminan. Lee el resto de esta entrada

DE ARTURO SOTTO A GARCÍA BORRERO SOBRE CARTA DE MARILYN SOLAYA

Querido Juani,

Aprovecho que traes el tema de la piratería a colación, cosa nada digestiva por cierto, para aportar alguna luz a las posibilidades que tenemos los creadores de evitar el maltrato de nuestras obras en Youtube. Bien sabes que no me complace mucho el espacio público, pero me parece útil que la información al respecto circule entre los colegas. No obstante, me gustaría hacer dos observaciones a la carta de Marilyn Solaya, sin ánimo de teorizar sobre el asunto.

La primera es la total comprensión de la impotencia que genera este tipo de cosas, acciones nacidas de una fútil vanidad que no llego a comprender. Alguien sube el video a Youtube suponiendo que se hará rico, o que es "el caballo (la yegua) de Atila" (no sabemos el género de la persona que subió la película) porque tiene la copia prístina, la que nadie ha visto, y él (ella) la pone en circulación y después controlará el número de entradas, y si son muchas se sentirá satisfecho de haber hecho uso de su poder aunque no gane un centavo por tamaña irresponsabilidad, porque gracias a él (ella) la consiguió ver su prima que está Baraboo, estado de Wisconsin. Estas y otras razones pueden mover los resortes de la estulticia que todos llevamos dentro: ego y sospechosas ansias. En lo personal, no creo que se trate de un complot, aunque no es menos cierto que hay quienes creen que el cine cubano es de dominio público. Lee el resto de esta entrada

DE MARIO CRESPO A GARCÍA BORRERO SOBRE LA CARTA DE MARILYN SOLAYA

Querido Juani:

Primero que todo, disculparme por mi ausencia de “Cine cubano, la pupila insomne”, tribuna para el arte, para la reflexión, un espacio de contacto necesario que me he estado perdiendo por un tiempo. Pero tengo algo que decir en mi descargo: ya conoces lo que significa escribir un guión para una película. Diez, doce, catorce versiones, años de trabajo. Después, financiarla y producirla y al fin hacer toda la post producción para empezar algo más difícil aún, la carrera internacional y de distribución de la obra. Es algo abismal sobre todo cuando este último proceso queda casi totalmente a cargo del realizador en nuestros países donde no hay una industria fuerte. En eso he estado metido todos estos años y en eso ando aún hoy. Pero me veo en el compromiso moral de hacer un alto en el fárrago de tareas y entregarte unas notas para la reflexión que proponías antes sobre la piratería. Y es que el caso de Marilyn Solaya, merece la movilización urgente de las ideas, no sólo para Cuba, sino para todo nuestro continente. Es un problema en toda el área y parte del mundo. Estos actos criminales, que ya deberían estar perseguidos por la ley, no suceden sólo en Cuba. Leyes e instrumentos existen en Cuba y en todas partes. Sólo que no se aplican ni se perfeccionan o ajustan.

La impotencia desemboca en rabia con lo que acaba de ocurrirle a Marilyn Solaya con su película Vestido de novia. Estoy especialmente sensible en estos momentos, pues también andamos en el proceso de iniciar la carrera internacional de Lo que lleva el río, como te comenté antes y es aterrador. Quita el sueño. Lee el resto de esta entrada