CARTA DE MARILYN SOLAYA SOBRE LO SUCEDIDO CON “VESTIDO DE NOVIA” Y UN BUEN COMENTARIO SOBRE CULTURA LIBRE.

Ya escribí en mi post sobre las nuevas tecnologías y el uso ilegal de archivos, que lo que me interesaba alrededor de este asunto era un buen debate; un debate que nos iluminara un poco las características inéditas de esta época que vivimos. No busco falsas conclusiones, ni soluciones autoritarias y a la larga pasajeras: en todo caso preferiría un buen mapa de preguntas y diagnósticos que ayuden a establecer políticas públicas efectivas sobre todo con la protección y divulgación de lo mejor de la cultura universal.

Comparto con los amigos del blog la carta pública circulada por la realizadora Marilyn Solaya, dirigida a los directivos del ICAIC (Roberto Smith, presidente, y Ramón Samada, vicepresidente), y que me ha pedido publique. En ella ofrece argumentos vinculados al suceso que más allá de lo puntual, resultan útiles para alcanzar una idea más rica de la complejidad del fenómeno.

Al mismo tiempo, resalto un comentario bien interesante que han dejado en el blog (lamentablemente, la autora solo ha firmado como Lillian), y que, como en Rashomón, podría ofrecernos otra perspectiva, otra mirada, de ese fenómeno.

Yo insisto en que mientras más ideas bien argumentadas tengamos a la mano, mucho más inteligentes y “equilibradas” pudieran ser las acciones que en su momento se tomen, para bien de la cultura cubana.

Juan Antonio García Borrero

CARTA DE MARILYN SOLAYA SOBRE “Vestido de novia” EN YOUTUBE

Estimados Roberto y Samada:

A todos los que hicimos la película Vestido de Novia nos gustaría saber exactamente qué tipo de medidas se están ejecutando desde el ICAIC para parar esta situación y proteger de una vez la(s) película(s) Cubanas.

Esa que está circulando es una copia sin mezcla de sonido y otros procesos inconclusos. Esperaron un año entero para filtrarla y distribuirla por toda la isla y ya está en YOUTUBE, quien la filtró sabe muy bien lo que hace.

Desde agosto tengo en mi poder la copia final que traje de Madrid, la que pude terminar gracias al premio Latinoamérica Primera Copia del 2013, que le aportó mezcla, DCP y otros beneficios. Pasó la prueba de las proyecciones de los cines Rampa y Riviera que fueron en blu- ray, porque cada proyección fue custodiada y supervisada por mí y nadie más aquí tiene esa copia.

A pesar de que esta era la única película producida por el ICAIC en concurso, durante esos días de Festival jamás vi a nadie interesado en cuidar las proyecciones, la Productora no me apoyó en esta iniciativa, tuve que andar de cine en cine con la película en la cartera y el estrés que eso genera, exponiéndome y buscándome problemas de todo tipo con tal de cuidarla.

Sí se puede cuidar una película, nadie pudo piratear la versión final que guardé en mi casa desde agosto y no dejé tocar a nadie, pero no puedo controlar un departamento de postproducción donde se tienen que hacer varios procesos de imagen y sonido. En cuanto esta copia entre a una pc del ICAIC, ya no podré hacer nada y ustedes lo saben, como ya pasó con la versión anterior y como pasa con la mayoría de las películas que pasan por ahí.

Que se filtren las películas es algo muy grave que nos perjudica a todos, pero no basta con lamentarlo.

Si tuviéramos una Ley del Cine que nos protegiera y respaldara, esto no estaría pasando de manera impune.

El lanzamiento y distribución de un filme es una de las etapas más importantes para la vida útil de ese producto, pero para un autor es mucho más que eso.

Como casi todas las películas, Vestido de Novia ha sido costosa; hacer cine en Cuba es un lujo que nos damos en medio de la supervivencia de cada día, pero que hagamos cine no cambia nada, en la práctica se trata de una fábrica más de cualquier cosa, inmersa en el absurdo nacional aunque pretenda parecer diferente y exista la buena voluntad de serlo.

Los contratos no sólo se sustentan en los derechos que tiene cada parte, sino también en los "deberes"

Le entregué al ICAIC la película que me comprometí y ahí están los resultados, pero el instituto no está cumpliendo con su parte de cuidar la película ni mis derechos de autora. Si no tiene los mecanismos para hacerlo es porque no los ha buscado.

Desde hace tiempo estoy intentando hablar de todas estas inquietudes y otras relacionadas con la protección, distribución y revisión del contrato del coproductor español que, como bien saben y tengo como probarlo, sólo hizo una corrección de luces en esta película con los 20.000 dólares que recibió para la postproducción e incumplió con el resto de sus obligaciones pactadas en el contrato. Hasta ahora no logro una reunión oficial para hablar con claridad de todo esto.

Siendo todo lo paranoica que merece la ocasión, es como si esos personajes terribles que habitan en Vestido de Novia -esos ”malos” disfrazados que duermen tranquilos- hayan saltado a la vida real y estén muy interesados en liquidar la película, matarla, exterminarla lo más pronto que se pueda, angustiados, en el "mejor" de los casos, ante el elogio ajeno. En realidad es una burla, una falta de respeto al trabajo de todos los creadores que además, desvaloriza al ICAIC como Institución.

Lean el mensaje de abajo, el de Laura, es algo que acabo de comprobar pero no puedo hacer nada pues es el ICAIC quien puede como Productor hacer la denuncia para sacar la película de cualquier sitio web o timbiriche de discos piratas si quisiera.

Marilyn Solaya

UN BUEN COMENTARIO SOBRE LA PIRATERIA Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Aunque en nuestro país apenas se comiencen a debatir estos temas en el mundo hace mucho rato que esto es objeto de debate. Tendríamos que remontarnos a los años 80 con el nacimiento del software libre y el concepto de copyleft. A partir de ahí y del vertiginosos avance tecnológico, mucho se ha dicho sobre la cultura del remix y el share, o lo que es lo mismo, de la remezcla y el compartir, por solo hablar de algunas de sus características.

Rechazo el término “piratería” y su carga de inmoralidad e ilegalidad, es un término manipulado mediáticamente. Las leyes del copyright han sido categorizadas como legislaciones del siglo XX, impropias para la forma de “producir, distribuir y consumir” la cultura en este nuevo siglo. No obstante cada vez que vamos a disfrutar de un filme tenemos que ver una aberrante secuencia de amenazas en todos los idiomas posibles de lo que nos pasará si compartimos con alguien esa película. Es que las grandes productoras que manejan multimillonarias sumas, no están dispuestas a ceder, y a reconocer que deben surgir y están surgiendo nuevos modelos de negocios adaptados a las nuevas condiciones.

Estas grandes trasnacionales presionan a nivel internacional para hacer legislaciones cada vez más rígidas en todos los países que garanticen las ventas de sus películas en esos mercados, aunque perjudiquen a la cultura y a los derechos de acceso de los ciudadanos. También pasa en la música. Ahí están la Ley Sinde, HADOPI, SOPA, y otras versiones.

En esto de la copia hay una doble moral, a la hora de consumir queremos tener acceso a todo y a la hora de proteger nuestras obras queremos el copyright más estricto. Las políticas culturales deben tener claro estos necesarios equilibrios y las nacientes “economías de la cultura” en plural, pues tendrán que coexistir diferentes fórmulas económicas y jurídicas.

Estamos en un momento de tránsito. Quien no quiere que le copien, más que preservar posibles ganancias futuras e inciertas está actuando a favor de su anonimato, pues en la “ecología” del mundo de hoy lo que sobra es información y obras creativas de todo tipo en circulación. Les recomiendo buscar información acerca de copyleft, cultura libre, procomún, dominio público, licencias creative commons, software libre, P2P, y en particular el sitio Artica , que incluye buenos textos al respecto.

Anuncios

Publicado el enero 15, 2015 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Querido Juani . Primero que todo, disculparme por mi ausencia La Pupila Insomne, tribuna para el arte, para la reflexión, un espacio de contacto necesario que me he estado perdiendo por un tiempo. Pero tengo algo que decir en mi descargo: ya conoces lo que significa, escribir un guión para una película. Diez, doce, catorce versiones, años de trabajo. Después, financiarla y producirla y al fin hacer toda la post producción para empezar algo más difícil aún, la carrera internacional y de distribución de la obra. Es algo abismal sobre todo cuando este último proceso queda casi totalmente a cargo del realizador en nuestros países donde no hay una industria fuerte. En eso he estado metido todos estos años y en eso ando aún hoy. Pero me veo en el compromiso moral de hacer un alto en el fárrago de tareas y entregarte unas notas para la reflexión que proponías antes sobre la piratería. Y es que el caso de Marilyn Solaya, merece la movilización urgente de las ideas, no sólo para Cuba, sino para todo nuestro continente. Es un problema en toda el área y parte del mundo. Estos actos criminales, que ya deberían estar perseguidos por la ley, no suceden sólo en Cuba. Leyes e instrumentos existen en Cuba y en todas partes. Sólo que no se aplican ni se perfeccionan o ajustan.

    La impotencia desemboca en rabia con lo que acaba de ocurrirle a Marilyn Solaya con su película VESTIDO DE NOVIA. Estoy especialmente sensible en estos momentos, pues también andamos en el proceso de iniciar la carrera internacional de LO QUE LLEVA EL RÍO, como te comenté antes y es aterrador. Quita el sueño.

    Aquí, algunas de las preguntas que pedías antes. ¿Saben estos criminales que roban el trabajo ajeno, para ganarse tal vez unos miserables pesos, que al lanzar la película a YOUTUBE, o en venta ilegal en discos, le cortan irremediablemente las alas saben el delito enorme que cometen? Ignorarlo no los exime de culpa y ya es hora de que se pague por esto. ¿Saben ellos que la mayoría de los festivales del mundo y las distribuidoras vetan una película que esté en las redes o en los círculos piratas? Es lamentable que estas cosas sucedan, pero como dice la propia Marilyn, no basta con lamentarlo y condenarlo en todas las formas posibles. Es necesario exigir. Si se es eficiente controlando las fronteras aéreas y terrestres; si se sabe quién recibe qué correos electrónicos o llamada telefónica, ¿cómo no saber dónde está la cabeza de la mafia que roba una obra y la difunde maliciosamente en las redes? ¿Es más criminal el que sustrae comida de un estante o el que trafica con drogas o medicinas, que el que roba una película? ¿Cómo a estas alturas no existe un control verdaderamente fuerte contra la piratería en nuestros países? ¿Entiende la burocracia de gobierno y empresas que éstos robos son sobre todo, crímenes contra el patrimonio de la nación, además del daño que ocasionan al patrimonio del creador? Indignación e impotencia se siente ante semejante crimen y ante la desidia, de los responsables de la creación de políticas públicas.
    ¿Cuál es el papel de los estados y gobiernos? Como dices arriba, es necesario “establecer políticas públicas efectivas” Las leyes existen, sólo se trata de instrumentarlas con rigor, con el mismo rigor con que se vigilan otros crímenes que se consideran delitos contra la nación. Es necesario una actuación de consenso entre los poderes del estado, entre gobiernos de los países, tal como existe para capturar al que sustrae un Picasso o un Velázquez. No es menos importante un cuadro o un jarrón que una película o un libro. Pero no se trata tampoco de comparar, ya sabemos que el “objeto” digital es intangible y más difícil de detectar su robo pero también sabemos que los ladrones son objetos corpóreos, con identidad y ubicación en la sociedad. Vuelvo al tema de Marilyn. Se trata de exigir y los realizadores y creadores debemos formar nuestra propia línea de defensa y obligar que se proteja la obra, no sólo en beneficio de los realizadores, sino también del país y su economía. Se dejan de percibir millones por la piratería. Eso lo sabemos todos, lo saben ministros, jueces, economistas.
    Esta pregunta es una propuesta. ¿Qué pasaría si una ley responsabiliza a los organismos del estado y sus gobiernos de la protección de todo derecho de autor? Si una ley protege al autor y su obra y el gobierno estuviera en la obligación de reparar y resarcir cualquier daño por un delito como el que nos ocupa, estoy seguro que las leyes y los castigos se cumplirían a cabalidad y el delito iría en descenso.

    La la creación de la ley de cine es vital para la salud del cine nacional. Sin embargo hay otros países de la región que tienen ley de cine y en éstos la piratería es muy eficiente. La instrumentación e implementación de leyes contra la piratería, ya abarca a algo más que al cine y estoy seguro que los creadores musicales, por poner un ejemplo, se unirían a una campaña de exigencia de cumplimiento de normas estrictas para destruir todo foco de piratería, ya sea de música, libros, cine… Pero en la creación de estas leyes deben tener capítulos de responsabilidad los poderes del estado que son quienes velan por la estabilidad económica y social de la nación.

    Una última pregunta. ¿Qué pasaría si se confisca toda la mercancía pirata, ilegal? Aventuro una respuesta. Se desestimula así el surgimiento o mantenimiento de este mercado. Si el detallista ve perdido su negocio por la intervención de un fiscal y confiscada toda la mercancía, éste y sus colegas romperán la base de toda la cadena criminal.

    Un abrazo, Juani, espero poder volver pronto.

  2. Creo que la carta de Marilyn va mas en cuestionar el rol del ICAIC en la proteccion de las obras que bajo el se producen. AHi ni me meto.
    Pero el asunto que inicio esto, el derecho de autor y demás, te digo amigo mío como mismo hice en FB: soy copyleft. Eso quiere decir que estoy a favor de compartir nuestras obras sin que medie transacción comercial alguna. De hecho que seria de Cuba si tuviéramos que comprar todas las pelos que se exhiben, o que nosotras, quienes estudiamos o nos interesamos por el cine cubano, si tuviéramos que comprarlas? Hace mucho tiempo que los muscos viven de presentarse en vivo no de los discos que publican. Por suerte, porque gracias a eso tenemos nuestras flash repletas. Asi que como Liliam creo que es hora de repensar hasta el propio termino PIRATERIA. La humanidad no debería cobrar por lo que produce, mucho menos si es cultural. Abrazos

  3. PARA RECLAMAR A YOU TUBE DEBEN ESCRIBIR A:

    Información de contacto para asuntos de derechos de autor
    Si prefieres ponerte en contacto con youtube a través del correo electrónico, correo postal o fax, a continuación encontrarás información sobre cómo hacerlo:
    Correo electrónico: copyright@youtube.com
    Fax: +1 650 872 8513
    Dirección
    Reclamaciones basadas en la DMCA
    YouTube (Google, Inc.)
    901 Cherry Ave.
    San Bruno, CA 94066
    Estados Unidos
    Teléfono: +1 650 214 6064

  1. Pingback: DE ARTURO SOTTO A GARCÍA BORRERO SOBRE CARTA DE MARILYN SOLAYA | cine cubano, la pupila insomne

  2. Pingback: CARTA DE MARINA OCHOA A MARILYN SOLAYA | cine cubano, la pupila insomne

  3. Pingback: CARTA ABIERTA DE NORGE ESPINOSA MENDOZA A MARILYN SOLAYA. | cine cubano, la pupila insomne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: