KIKI ÁLVAREZ: ÍTACA. EL CREPÚSCULO Y LA PASIÓN

ÍTACA. EL CREPÚSCULO Y LA PASIÓN

Por Enrique Álvarez

A nosotros nos ha tocado la misión

de asistir al crepúsculo de la piedad.

Robert Alt

Qué hacer, qué decir, qué escribir, si de pronto descubres que tus palabras, tus ideas, tus acciones, no son leídas como tú quisieras, porque una parte de tus interlocutores no son lo que tú crees que son, ni piensan como tú supones que deberían pensar.

Cómo reaccionar, si ya sabes que esos interlocutores te escuchan y te leen como si fueras un contrincante, un mal intencionado, un provocador. Cómo dialogar, si nadie te escucha, ni te responde, para siquiera decirte no estamos de acuerdo.

Cuál es nuestra condición humana si no somos capaces de confrontar criterios, ni de discutir desde posiciones contrarias.

Cómo puede alguien acostarse a dormir tranquilo después de censurar las palabras o la obra de otro hombre, solo porque presume que es contraria a sus convicciones.

Ahora es un hecho: la exhibición de la película Regreso a Ítaca de Laurent Cantet en el Festival de Cine de la Habana fue prohibida por funcionarios de la cultura y el ICAIC sin dar explicaciones convincentes, sin escuchar las opiniones de los cineastas, sin querer ver y discutir la película con nosotros, sin tomar en cuenta las consecuencias que un hecho como este puede traer para el cine y la cultura cubana.

¿Por qué? Me es imposible configurarme una razón válida. Conozco la película y sé que no hay nada en ella que pueda poner en peligro la estabilidad sociopolítica de la sociedad cubana, como sí podría ocasionarla un acto de represión cultural.

¿Entonces qué hacer? Mi primera reacción fue retirar Venecia, mi película, de la competencia oficial del Festival, pero qué sentido tendría, si los miembros del equipo de trabajo del Festival no son, en ninguna instancia, los responsables de la prohibición, aunque su director Iván Giroud sea, para la prensa internacional, el rostro visible de todo este asunto.

No retiré Venecia, porque no tenemos derecho (los cineastas) de escamotear a los espectadores cubanos las películas que hacemos para enfrentarlos a sus vidas, a sus angustias, a sus peripecias, a sus sueños.

Una película es lo que es, lo que cuenta y la forma en que lo cuenta, y por eso es un crimen condicionar su lectura desde percepciones oblicuas. La productora francesa Didar Domehri ha defendido el derecho de que Regreso a Ítaca sea exhibida en Cuba, alegando que no es un película política, y yo pienso lo contrario, es una película política porque los conflictos que desarrolla su trama son heridas abiertas en la sociedad cubana que tenemos que reconocer, afrontar y restaurar desde la responsabilidad política. Somos una sociedad de mujeres y hombres dispuestos a participar en el diseño de nuestras vidas y no una manada de avestruces en veda que necesitan ser protegidos por sus cuidadores.

Regreso a Ítaca es una película cubana que propone, con la estructura de su relato y las relaciones entre sus personajes, la tarea que a todos nos toca realizar: sentémonos a hablar en una azotea, en la sala de una casa, en un salón de reuniones… con la pasión, el dolor, la incertidumbre, los miedos, la certeza, y el amor por Cuba que sus personajes sienten.

No hay otra salida: la única posibilidad de no quedarnos en la contemplación del “crepúsculo de la piedad”, que no es otra cosa que el crepúsculo de nuestros sueños, es afrontando con pasión la confrontación de ideas que implica un hecho como este. No se desapasionen, nos dice un personaje de Ricardo Piglia, en Respiración artificial: “No se desapasionen porque la pasión es el único vínculo que tenemos con la verdad”.

Y con el derecho a seguir siendo los responsables de nuestras vidas, opino yo.

La Habana, 14 de diciembre de 2014.

Anuncios

Publicado el diciembre 27, 2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: