ESTRENO NACIONAL DE BOCCACCERÍAS HABANERAS, DE ARTURO SOTTO

Comparto con los amigos esta información aparecida en el sitio Cubarte. Como recordarán los lectores del blog, la película de Arturo Sotto ya tuvo una presentación especial en Camagüey, en el marco del XX Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica.

JAGB

ESTRENO NACIONAL DE BOCCACCERÍAS HABANERAS, DE ARTURO SOTTO

Susana Méndez Muñoz

La película cubana Boccaccerías Habaneras, con guión y dirección de Arturo Sotto, tendrá su estreno nacional el próximo día 10 de julio en todo el país, luego de haber sido exhibida durante la última edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

Sotto, junto a una parte numerosa de su staff de realización y del elenco del filme, sostuvo un encuentro con representantes de la prensa nacional en el Centro de Promoción Cinematográfica del ICAIC.

La cinta es una adaptación de cuentos del libro El Decamerón, que el autor italiano Giovanni Boccaccio terminara entre 1351 y 1353; en la misma bajo el lema Todo el mundo tiene una historia oculta que contar, Sotto estructuró una comedia que según sus palabras tiene como intención “dar un espectáculo cinematográfico que de gusto, que de placer, no es buscar la risa o el humor en una visión muy crítica de la realidad, es usar la realidad para reflexionar a partir de la propia sonrisa”.

El primero de los tres cuentos que conforman la realización, es de la autoría de Sotto, y todos son unidades dramáticas en sí mismas articuladas por un hilo conductor que es un escritor sin ideas al cual algunos van a venderle sus historias que pueden ser reales o ficticias; en los relatos (Los primos, No te lo vas a creer y El Cuento del tabaco), los personajes, los temas musicales, la arquitectura, la luz y el color son diferentes, y la utilización de la cámara varía de uno a otro a partir de la concepción de la propia narración.

Boccaccerías Habaneras, es una coproducción entre el ICAIC y COTTOS, en la que la fotografía corrió a cargo de Alejandro Pérez, el director de arte fue Carlos Urdanivia y el editor Alejandro Valera. El sonido estuvo en manos de Diego Javier Figueroa y la música es de Andrés Levin.

El reparto combina a actores de experiencia como Mario Guerra, Zulema Cruz, Luis Alberto García, Félix Beatón, Omar Franco, Jorge Perugorría y Patricio Wood, con jóvenes histriones como Yadier Fernández, Yerlín Pérez, Raúl Bravo, Claudia Álvarez, Yudith Castillo, Luis Angel Batista, entre otros, algunos de los cuales debutan en el cine con Boccaccerías Habaneras.

Es este un filme por encargo y no es erótico; “es una película muy refinada en todo lo que tiene que ver con el erotismo, incluso en aquellas escenas que pueden ser más procaces hace un discurso interno que critica esa visión del erotismo que puede ser hasta chabacano y que critica también cualquier elemento que pueda ser kitsch, que pueda ser feo”, aseguró Arturo Sotto.

Comentó igualmente que el trabajo de casting fue muy complejo, pues el filme tiene más de 50 personajes con texto; al referirse al tan tratado ego de los actores, se confesó enemigo de las actitudes altamente egocéntricas, “yo siempre trato de trabajar con buenas personas, principalmente que sean buenos seres humanos, y eso me parece una cualidad fundamental para un artista” consideró.

Acerca de la visualidad de la producción señaló: “Para nosotros era fundamental que la película fuera hermosa, bella, que fuera un espectáculo visual, realmente hay una intención en este sentido. Como diría André Breton «convulsa pero bella»”, expresó.

La manera de manejar el humor en el filme persigue lograr la comunicación con públicos de diferentes niveles de cultura; “de cualquier manera yo quería que fuera una película que llegara a todos los espectadores, que fuera una comedia refinada, una comedia sensual”, manifestó el director.

Al abordar la escena en que desempeña el papel del escritor que se ha quedado sin historias, en la cual se manejan ideas muy agudas sobre la realidad, Soto confesó “es que siempre en la película hay un diálogo interno, y yo no podía dejar de ser yo como escritor y como cineasta y que la gente pudiera pensar que iba a ver una comedia ligera, eso es parte de mi honestidad artística”.

El actor Patricio Wood resaltó que el filme se auxilia de la buena literatura, “es algo que estaba muy perdido en el cine cubano y este hecho a mí me parece muy importante”.

Los espectadores no deben perder este filme que obtuvo el Premio Coral de Guión y el Premio del Público en el 35 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, así como el lauro colateral CIBERVOTO en la categoría de largometraje de ficción, en este evento. De igual manera al extraordinario actor Mario Guerra le fue conferido por su desempeño en el mismo, el Premio CARICATO de la UNEAC en el apartado de mejor actuación masculina.

También merece la pena y mucho, ver una Habana hermosa, un humor sin obscenidades, una sensualidad refinada, nada de chabacanerías ni vulgaridades y una realidad, no suavizada, sino vista con otras cámaras.

Anuncios

Publicado el junio 26, 2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: