SOY LO QUE DIGO Y LO QUE HAGO: ENTREVISTA CON YAIMA PARDO LA RED

Mi querido amigo y bloguero Alejo me hace llegar esta conversación que sostuvo con Yaíma Pardo, la realizadora de Off­_Line.

SOY LO QUE DIGO Y LO QUE HAGO: ENTREVISTA CON YAIMA PARDO LA RED

Por Alejandro Rodríguez Rodríguez

Yaima Pardo hace documentales y trabaja en el ICRT. Uno de sus trabajos más recientes es Off­_Line, documental que se aproxima a la situación de la Red de Redes en Cuba. Ahora Yaima habla sobre ella misma, sobre sus dinámicas de producción y distribución; ofrece también opiniones sobre el audiovisual cubano hecho por jóvenes, y sobre el consumo audiovisual en general.

¿Quién es Yaima Pardo la Red?

Soy yo, aunque a veces quisiera despertar siendo otra persona, jugar otro rol en mi sociedad y ser una maestra emergente o una campesina de Cascorro, o una doctora que atiende urgencias en el cuerpo de guardia del Calixto García o una policía de la motorizada que controla el tráfico en 23.

Yaima Pardo La Red es una provocadora, que encontró en el audiovisual su mejor manera de expresarse. Así creo imágenes en movimiento que despiertan emociones, sensaciones, filiaciones. Me gusta motivar, despertar en las otras personas ganas de luchar de existir y de hacer.

Trato de ser sincera con mi trabajo y con mi vida. Creo con vehemencia en el poder trasformador del arte.

¿Cómo definirías tu obra audiovisual en los actuales contextos de producción y distribución cinematográficos?

Descubrir lo que me gustaba hacer fue lo mejor que me ha pasado, porque no tenía una vocación para nada clara en principio. Así estudie 6 años música, Dirección Coral en la EVA (Escuela Vocacional de Arte) Luis Casas Romero de Camagüey, luego pensé que sería Física Pura cuando estaba en el IPVCE Máximo Gómez Báez, y allí en duodécimo grado me enteré que estaban haciendo las pruebas de actuación en el ISA, aplique y aprobé. Así me fui acercando a lo que ahora es mi pasión.

Te cuento todo esto porque en ese empeño de hacer tu propio camino en la vida lo que vas acumulando son muchas ganas de hacer, y cuando encuentras tus herramientas para expresarte, lo quieres hacer con todo, todos los días y a toda hora, es por eso que trato de expresarme a través de productoras institucionales e independientes.

A mis trabajos para la Televisión Cubana también les sumo colaboraciones con otras instituciones como el Centro Promotor del Humor, la AHS, el Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr., o con productoras independientes como ÑOOo producctions, que me han apoyado con las presentaciones de mis trabajos. Lo mismo hago cuando trabajo de manera independiente, busco apoyo en la Oficina de Creación Artística del ICAIC, en Matraka Producciones, la productora de Michel Matos; Eleva Estudio, de Leandro; Puntilla Films, de Caludio Pairot; El Central Producciones. Al final para concretar un proyecto audiovisual terminas sumando muchas buenas personas que confían en ti y en los resultados de tus trabajos, vengan de donde vengan, da lo mismo que sea de instituciones estatales, de oficinas culturales de embajadas, de ONGs, o de productoras independientes alegales.

Para la distribución ocurre exactamente lo mismo, nos apoyamos en amigos, en la muestra joven del ICAIC o en las tan queridas memorias flash a las que habrá que hacerle un monumento porque han servido para difundir nuestros trabajos y llenar los vacíos que nos dejan los actuales medios de comunicación.

En sentido general discursar desde las nuevas tecnologías, ya sea usando una cámara para filmar o una computadora para editar, diseñar, para programar o crear en Cuba, hoy es una actitud liberadora.

Yo me siento una dichosa hija de mi época donde las tecnologías han logrado democratizarse.

¿Qué opinión te merece la Muestra de Jóvenes Realizadores auspiciada por el ICAIC? ¿Crees que hay un movimiento coherente en torno a las producciones de jóvenes realizadores cubanos?

Yo respeto mucho a las personas que trabajan y veo mucha coherencia en el esfuerzo por sacar adelante la creación audiovisual joven. Veo una intención de mover esquemas que una vez se pensaron inamovibles, veo mucha seriedad y madurez en las propuestas del Comité Organizador. Siento claridad en sus discursos y una vocación democrática y aglutinadora sobre todo a partir de la creación de la asamblea de jóvenes realizadores y el surgimiento de las redes de apoyo.

El fenómeno del G-20, donde los propios realizadores proponen y deciden las transformaciones futuras de su industria, la creación de la ley de cine, es realmente esperanzador y viene también del espíritu renovador y transformador de la Muestra Joven ICAIC. Pero para ser sincera, veo súper lentas las dinámicas de diálogos con el Ministerio de Cultura y no todos los artistas se identifican con las urgencias expresados desde el cine.

Así surge la Muestra Joven, entre el entusiasmo y la duda, como una apuesta al cine cubano del futuro” diría Roberto Smith, Presidente del ICAIC, en las palabras inaugurales para la 13ra Muestra Joven. Ese entusiasmo marca definitivamente al colectivo de trabajo y también esa duda sigue pesando hasta hoy y ensombrece en ocasiones buenas ideas e intenciones al promocionar el trabajo de jóvenes realizadores y los obliga a andar con muchísimo cuidado al seleccionar las obras y hasta los temas que van a escoger para la identidad de sus muestras porque pueden prestarse para malas interpretaciones, y despertar suspicacias.

Es por eso que pienso que el problema no es de la propia Muestra ni de sus organizadores sino de las políticas culturales que siguen nuestras instituciones, que en ocasiones actúan como una camisa de fuerza que limita el crecimiento de las mismas.

Si tuviésemos una Muestra con más confianza en los artistas que la piensan y en los que la alimentan con sus obras, estaríamos realmente apostando a ganar.

¿Qué crees del consumo de del llamado "paquete" que cada vez adquiere mayor notoriedad en la vida cultural de los cubanos?

El paquete es una cuestión de oferta y demanda, en este caso de información, que satisface las necesidades de consumo que no compensa la TV, la falta de Internet donde podríamos buscar tranquilamente, y descargas o ver online las películas y las series de nuestro antojo, y a la falta de opciones económicas para entretenerse, porque al final es solo eso, una opción para dispersarse.

¿Qué visibiliza el paquete? Lo que la gente media y llana disfruta, porque es un producto y como tal tiene que ser vendido, y mientras más personas lo demanden mejor, para el que los distribuye más lucrativo será. ¿Es banal? Por qué no, qué tiene de malo lo que no puede ser es aburrido ¿Hay que controlarlo? Jajaja, eso sí sería una utopía, podríamos mandar a hacer en la UCI un virus, el banalicidio, que determine lo correctamente consumible y corrompa lo que nos puede contaminar culturalmente.

¿Me satisface? ¡¡¡¡Nooooooo¡¡¡¡ Es por eso que dentro de los próximos proyectos me gustaría desarrollar nuestro propio paquete alternativo que también incluya la información que nosotros mismos generamos, como realizadores de audiovisuales, que responda a nuestras ambiciones intelectuales, espirituales, culturales y de esparcimiento.

No es luchar contra el paquete, es hacernos de este sistema efectivo de distribución de información para promover cultura cubana y otros referentes culturales, otros gustos estéticos menos comerciales que no encuentran espacios en la radio y en la TV cubana, pero que también despiertan el interés de nuevos adeptos. ¿Qué sentido tiene estandarizar gustos? ¿Por qué controlar lo que consumimos? Diversidad: esa palabra tan de moda, también la podemos aplicar a las filiaciones de consumo.

¿Cómo le fue a Off­_Line durante la gira promocional que hiciste por todo el país? ¿Qué sabores e inspiraciones te quedaron al final?

SWITCH_ON, así fue como nombramos la gira de Off­_Line por Santiago de Cuba, Manzanillo, Bayamo, Holguín y Camagüey. Ahora queremos seguir por Cienfuegos, Santa Clara, Pinar del Rio y La Isla de la Juventud. En este empeño logramos interesar a la AHS y a Movies that Matter, la primera fue el espacio que consideramos idóneo para debatir sobre el tema de la conectividad en Cuba hoy, y la segunda nos facilitó presupuesto para costearnos los gastos generados en esta travesía. Matraka Producciones también nos ayudó con el proyector, así una vez más, sumando, pudimos concretar nuestro objetivo que era ir al interior del país, ver como pensaban los jóvenes sobre este tema, hablarle de nuestros trabajos, compartir información, música, ideas, hacer reales amigos que hasta el momento eran solo virtuales, y conocer muchas personas lindas y de buena fe. También hicimos encuestas para sondear el nivel de alfabetización digital.

Con SWITCH_ON, quisimos que las personas consideraran viendo Off­_Line las ventajas y desventajas que tiene el uso de las tecnologías digitales, pensar juntos en un código ético para un futuro acceso masivo a Internet; deseábamos ser actores dentro del proceso de neoalfabetización que estamos planteando como una necesidad. Quisimos que se entienda que Internet es una nueva forma de comunicación y fuente de información que ha revolucionado el siglo XXI. Nuestro principal objetivo con esta gira fue mover a los sectores de la sociedad sobre los que podamos actuar para que entiendan que es una necesidad tener acceso a Internet para la evolución del país en todo sentido, que esto forma parte de la democracia que promulgamos y que debemos exigirlo como un derecho humano a la información, esta aventura fue buscando este entendimiento.

Nuestra propuesta pretende luchar desde el audiovisual para hacer de la cultura una política y así poder liberar al arte de las tensiones con la política. Muchos nos entendieron, otros no, pero lo hicimos y hoy después de esta experiencia sentimos más compromiso y más amor por nuestro país y por nosotros los cubanos.

¿Tienes algún proyecto nuevo que quisieras compartir aquí?

Sí, ahora estoy terminando un teleplay juvenil que saldrá en la verano en el espacio “Una calle mil caminos”, se llama La Pimienta y el Jabón. En fase de post producción se encuentra un documental que se llama Antígona, el Proceso, es un trabajo realizado íntegramente por mujeres, que estoy codirigiendo con un a realizadora muy talentosa, Liliam Broche.

También estoy haciendo un documental sobre la gira SWITCH_ON. Además trabajo en la carpeta para la realización de un documental web 2.0 del que no quisiera adelantar el tema. En proyectos también está crear un video-blog: me gustan las búsqueda desde la antropología visual que facilitan las nuevas tecnologías, quiero experimentar como me sea posible y también reinventarnos nuestro propio flujo de información a través de este proyecto del paquete alternativo. Vamos a ver qué sale y a cuántas personas logramos enamorar de estos proyectos, qué tan buenos somos mi equipo y yo para concretar lo que soñamos, solo de eso dependerán nuestros resultados.

Quiero aclarar que nadie me pone mis ideas en la cabeza, solo las experiencias que vivo, lo que leo. Soy lo que digo y lo que hago, no tengo ningún amo, soy el producto de una continuidad histórica, el resultado de una continuidad política que me enseñaron mis maestros y mis padres.

¿Cómo te gustaría que fuera el panorama audiovisual cubano dentro de 10 años?

Bueno creo que para hacer este ejercicio debemos antes revisar que ha sido de nuestro panorama audiovisual 10 años antes, y te cuento que mirándolo desde la TV hoy estamos peor que hace diez años: se produce muchísimo menos y los que trabajamos allí lo sabemos y nos duele, los televidentes también pueden percibirlo, donde más se está haciendo es desde las productoras independientes, o desde sistemas productivos más flexibles, y esa debe ser la lógica del comportamiento para los próximos 10 años.

Espero que parte de las transformaciones que están llamadas a hacerse desde el ICAIC influyan en todo el panorama audiovisual y la propia TV se transforme también.

Soy optimista y confió en que antes de llegar a los 10 años se apruebe la ley de cine y se legalicen las productoras independientes, y que la propia TV le pueda encargar a estas sus series o sus programas, que mejoren los estudios, que transmitamos en HD, me gustaría tener un canal de arte cubano como el People and Art, sería bueno también que la TV pudiera generar sus propios ingresos para reinvertirlos en sus producciones, que produzca más y controle menos los contenidos, y así pudiera generar más audiencia.

Ocuparnos en que hubiese una cátedra de audiovisuales en todas las universidades del país que visibilizaran el trabajo de las mismas y se conectaran en canales online entre ellas por todo el país. Me gustaría, en fin, elevar nuestra cultura audiovisual en todas las esferas.

Anuncios

Publicado el mayo 28, 2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: