Archivos diarios: mayo 28, 2014

KIAROSTAMI SOBRE EL CINE Y EL ESPECTADOR

“La única manera de prever un cine nuevo es considerar en mayor medida el papel del espectador. Hay que prever un cine inacabado e incompleto, para que el espectador pueda intervenir y llenar los vacíos, las lagunas. En lugar de hacer una película con una estructura sólida e impecable, hay que debilitarla -¡pero teniendo en cuenta que no hay que hacer huir al espectador!-. La solución es quizá justamente incitar al espectador a tener una presencia activa y constructiva…Cada uno construye su propia película, que adhiere a mi película, ya sea para defenderla o para oponerse a ella. Los espectadores añaden cosas para poder defender su punto de vista y este acto forma parte de la evidencia de la película”

(En la foto Abbas Kiarostami con Víctor Erice)

CINE CUBANO. NACIÓN, DIÁSPORA E IDENTIDAD (Festival de Cine de Benalmádena, España, 2006)

Coordiné este libro colectivo para el Festival Internacional de Cortometraje y Cine Alternativo de Benalmádena (España), gracias al interés de su director Jaime Nogueras, y la recomendación del también español Francisco Jiménez, quien trabaja en el Instituto Goethe de Madrid. No sé si quedan ejemplares, porque uno de los grandes problemas que tienen los libros que publican los festivales de cine, es que después no consiguen una distribución efectiva. Muchos de ellos quedan almacenados en lugares a los que los posibles lectores jamás tendrán acceso.

Me gustaría retomar alguna vez este libro, y actualizarlo. Incluir estudios críticos puntuales que hablen de las imágenes utilizadas y mostradas en estos filmes, más allá de lo que digan los personajes. Creo que es, hasta ahora, el único libro que se ha publicado con el fin de examinar la producción audiovisual de aquellos cubanos que viven fuera de la isla. Hasta donde sé, ni siquiera en el exilio existe una publicación que guarde para la memoria histórica ese grupo de películas realizadas más allá del país, y mucho menos existe un Centro y suerte de Cinemateca que conserve las cintas.

De allí que siente verdadera orgullo por haber conseguido, ya no solamente la publicación del volumen, sino la exhibición en el marco del festival de un grupo de películas que iban desde los documentales de Manolo Alonso rodados en los sesenta, hasta los cortometrajes más recientes de Ernesto Fundora (Oblivion) y Carlos Gutiérrez (Pies secos/ Pies mojados), pasando por películas un poco más conocidas como Guaguasí, de Jorge Ulla, El super, de León Ichaso y Orlando Jiménez Leal, Los gusanos, de Camilo Vila, Conducta impropia, de Néstor Almendros y Orlando Jiménez Leal, Amigos, de Iván Acosta, o La imagen rota, de Sergio Giral, por mencionar apenas algunas.

El libro se inspira en la investigación fundacional de Ana López, la primera persona que pensó desde la academia esta zona del audiovisual cubano absolutamente relegada a las sombras. También en los dossiers que para “La Gaceta de Cuba” preparara Ambrosio Fornet hablándonos del discurso literario de la diáspora cubana. De hecho, una parte del libro fue incluida casi al mismo tiempo de su aparición en España en “La Gaceta de Cuba” Nro. 3 del 2006. Lee el resto de esta entrada

SOY LO QUE DIGO Y LO QUE HAGO: ENTREVISTA CON YAIMA PARDO LA RED

Mi querido amigo y bloguero Alejo me hace llegar esta conversación que sostuvo con Yaíma Pardo, la realizadora de Off­_Line.

SOY LO QUE DIGO Y LO QUE HAGO: ENTREVISTA CON YAIMA PARDO LA RED

Por Alejandro Rodríguez Rodríguez

Yaima Pardo hace documentales y trabaja en el ICRT. Uno de sus trabajos más recientes es Off­_Line, documental que se aproxima a la situación de la Red de Redes en Cuba. Ahora Yaima habla sobre ella misma, sobre sus dinámicas de producción y distribución; ofrece también opiniones sobre el audiovisual cubano hecho por jóvenes, y sobre el consumo audiovisual en general.

¿Quién es Yaima Pardo la Red?

Soy yo, aunque a veces quisiera despertar siendo otra persona, jugar otro rol en mi sociedad y ser una maestra emergente o una campesina de Cascorro, o una doctora que atiende urgencias en el cuerpo de guardia del Calixto García o una policía de la motorizada que controla el tráfico en 23.

Yaima Pardo La Red es una provocadora, que encontró en el audiovisual su mejor manera de expresarse. Así creo imágenes en movimiento que despiertan emociones, sensaciones, filiaciones. Me gusta motivar, despertar en las otras personas ganas de luchar de existir y de hacer.

Trato de ser sincera con mi trabajo y con mi vida. Creo con vehemencia en el poder trasformador del arte.

¿Cómo definirías tu obra audiovisual en los actuales contextos de producción y distribución cinematográficos?

Descubrir lo que me gustaba hacer fue lo mejor que me ha pasado, porque no tenía una vocación para nada clara en principio. Así estudie 6 años música, Dirección Coral en la EVA (Escuela Vocacional de Arte) Luis Casas Romero de Camagüey, luego pensé que sería Física Pura cuando estaba en el IPVCE Máximo Gómez Báez, y allí en duodécimo grado me enteré que estaban haciendo las pruebas de actuación en el ISA, aplique y aprobé. Así me fui acercando a lo que ahora es mi pasión.

Te cuento todo esto porque en ese empeño de hacer tu propio camino en la vida lo que vas acumulando son muchas ganas de hacer, y cuando encuentras tus herramientas para expresarte, lo quieres hacer con todo, todos los días y a toda hora, es por eso que trato de expresarme a través de productoras institucionales e independientes.

A mis trabajos para la Televisión Cubana también les sumo colaboraciones con otras instituciones como el Centro Promotor del Humor, la AHS, el Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr., o con productoras independientes como ÑOOo producctions, que me han apoyado con las presentaciones de mis trabajos. Lo mismo hago cuando trabajo de manera independiente, busco apoyo en la Oficina de Creación Artística del ICAIC, en Matraka Producciones, la productora de Michel Matos; Eleva Estudio, de Leandro; Puntilla Films, de Caludio Pairot; El Central Producciones. Al final para concretar un proyecto audiovisual terminas sumando muchas buenas personas que confían en ti y en los resultados de tus trabajos, vengan de donde vengan, da lo mismo que sea de instituciones estatales, de oficinas culturales de embajadas, de ONGs, o de productoras independientes alegales.

Para la distribución ocurre exactamente lo mismo, nos apoyamos en amigos, en la muestra joven del ICAIC o en las tan queridas memorias flash a las que habrá que hacerle un monumento porque han servido para difundir nuestros trabajos y llenar los vacíos que nos dejan los actuales medios de comunicación.

En sentido general discursar desde las nuevas tecnologías, ya sea usando una cámara para filmar o una computadora para editar, diseñar, para programar o crear en Cuba, hoy es una actitud liberadora.

Yo me siento una dichosa hija de mi época donde las tecnologías han logrado democratizarse. Lee el resto de esta entrada