Archivos diarios: mayo 5, 2014

FERNANDO PÉREZ: NOSOTROS QUEREMOS UNA LEY DE CINE

Comparto con los amigos del blog esta entrevista publicada en el sitio Progreso semanal. Aquellos que quieran consultar la Ley de cine que hasta ahora atiende estos asuntos en Cuba pueden pinchar aquí.

Fernando Pérez: nosotros queremos una Ley de cine

Mónica Rivero • 2 de mayo, 2014

El 4 de mayo de 2013 se realizó un primer encuentro de cineastas para, de forma no tutelada, participar con propuestas concretas en el rediseño del perfil institucional del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) y de las lógicas de producción audiovisual en el nuevo contexto tecnológico y económico en Cuba hoy.

Para entonces, una comisión interministerial venía trabajando puertas adentro y sin haber propiciado una consulta amplia con miembros de la comunidad de cineastas en Cuba. Aquel primer sábado de encuentros, que sería la semilla de muchas otras “asambleas de cineastas”, inauguró un extraordinario –por poco frecuente— proceso de debate autogestionado que constituyó sin dudas un acto de rebeldía, aunque no de ruptura.

Uno de los gestores que ha liderado, si se puede decir, este camino alternativo para pensar el ajuste sectorial, es uno de los más grandes cineastas cubanos de toda la historia, y acaso el principal director de la cinematografía cubana hoy: Fernando Pérez, a quien obras como Clandestinos, Madagascar, La vida es silbar, Suite Habana, Madrigal, o El ojo del canario lo avalan sobradamente.

Al cabo de doce meses, con una propuesta concreta conformada y a la espera de respuestas de los decisores, Fernando Pérez comparte sus impresiones del proceso y las proyecciones que tiene este en la nación cubana de hoy. Y hasta en la de pasado mañana.

Mónica Rivero: Apenas un par de semanas después del Congreso de la UNEAC, ¿qué piensa acerca de lo discutido allí sobre el proceso que vive el cine cubano?

Fernando Pérez: Me ha llegado información por distintos participantes en el Congreso, no solo cineastas. Yo siempre lo que he tratado de decir es: “Está bien, esa es la anécdota”. Pero ¿la almendra de la discusión cuál fue? Porque esta es una discusión de pensamiento, no de anecdotario. Yo estoy seguro de que todo lo que dijeron Rebeca Chávez y Arturo Arango es nuestro pensamiento.

Sí me sorprenden muchas cosas que vinieron de parte de personas que siempre han merecido la confianza de uno, por tener una visión abierta. Mi derivación subjetiva –porque no participé– es que hay un malentendido total por parte de esas instancias, que llegan hasta no sé qué nivel de la dirección del país. Y que está marcado por el prejuicio, porque lo que estamos planteando los cineastas –y de eso yo sí estoy seguro– es el camino. Tenemos el conocimiento, la experiencia y estamos partiendo del fenómeno que la vida nos da.

Nosotros no estamos metiendo la vida dentro de un concepto; estamos tratando de que nuestras leyes y nuestro movimiento audiovisual cubano vayan por el camino construido, por el cauce que ese río está determinando. Y no ponerlo en un cauce más chiquitico o desviado o con un afluente, o ponerle una represa que lo que va a hacer es que estalle en algún momento. Lee el resto de esta entrada