Archivos Mensuales: marzo 2014

FEDERICO FELLINI SOBRE LOS CRÍTICOS DE CINE

Estas reflexiones del cineasta italiano Federico Fellini sobre el oficio del crítico de cine, me parecen de lo mejor que he leído. Los que asistieron a la primera sesión teórica del recién finalizado XX Taller Nacional de Crítica Cinematográfica, celebrado en Camagüey, reconocerán en estas ideas algunas de las obsesiones que, en lo personal, traté de exponer a través del texto “Por una crítica imperfecta, veinte años después”.

JAGB

«¿A santo de qué se ocupan de mí o de lo que he hecho? ¿No podrían evitar hablar de ello alguna vez? Con el aire ligeramente resentido e hipócrita de una dama ofendida me digo que yo nunca me permitiría juzgar ni criticar una criatura humana; al contrario, primero intentaría comprenderla.

Pero todo esto, indudablemente, pertenece a un ámbito excesivamente privado. Si, por el contrario, me esfuerzo en ver el asunto con cierta distancia, podría decir que, en general, me cae simpático ese crítico que, sin exagerar habla de la película como si fuese una criatura viva, una persona, y no con la frialdad evaluativa y presuntuosa, con la distancia aséptica de un ingeniero, o peor aún, con la intimidación amenazadora de un agente de policía.

Delante de un libro, de un cuadro o de una película, suponiendo que valga la pena hablar de ellos, tiendo a confiar más en quienes lo hacen en términos que dejan participar también a la emoción individual, los límites.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

INAUGURACION 13 MUESTRA JOVEN ICAIC

13 MUESTRA JOVEN ICAIC

ACREDITACION ABIERTA AL PUBLICO EN LA OFICINA DE LA MUESTRA JOVEN ICAIC

EDIF. ICAIC, 5to PISO, DE 10AM a 5pm…. Opciones varias para acreditarse!

‘CONDUCTA’, MEJOR PELÍCULA IBEROAMERICANA EN EL FESTIVAL DE MÁLAGA

‘CONDUCTA’, MEJOR PELÍCULA IBEROAMERICANA EN EL FESTIVAL DE MÁLAGA

AGENCIAS | Málaga | 30 Mar 2014 – 10:06 am. | 8

El filme se ha alzado además con los galardones a la mejor dirección; el premio del público, y a la mejor actriz.

Conducta, dirigida por Ernesto Daranas, ha sido la ganadora de la Biznaga de Plata al mejor largometraje en la sección Territorio Latinoamericano del 17º Festival de Cine Español de Málaga, informa EFE.

Además de este premio, dotado con 8.000 euros (11.000 dólares), el filme se ha alzado con los galardones a la mejor dirección; el premio del público, y a la mejor actriz, para Alina Rodríguez, mientras que Armando Valdés ha recibido una mención especial en el premio al mejor actor.

Conducta muestra la historia de Chala, que tiene 11 años, vive con su madre drogadicta, entrena perros de pelea como sustento económico y siente cariño y respeto por su maestra de sexto grado, Carmela. Pero, cuando ésta enferma y abandona el aula durante varios meses, una nueva maestra, incapaz de manejar el carácter de Chala, lo traslada a una escuela de conducta.

Su director, Ernesto Daranas, nació en La Habana en 1961, ha trabajado en el cine, la televisión, el teatro, la docencia y la radio, y su filmografía incluye Los últimos gaiteiros de La Habana (2004), Los dioses rotos (2008) y Bluechacha (2012).

La otra película galardonada en esta sección ha sido Rincón de Darwin, una coproducción con participación de Uruguay y Portugal y dirigida por Diego Fernández Pujol, que ha recibido el premio especial del jurado y el premio al mejor actor, para Carlos Frasca.

UN NUEVO MUNDO, UN VIEJO SUEÑO.

Varias personas me han preguntado qué va a pasar en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo. Ideas hay muchas. Habrá que ver hasta qué punto la siempre dura realidad nos permite llevar a la práctica las aspiraciones.

Por lo menos, en principio, el viejo sueño ha comenzado a tomar forma. Recuerdo aquel post que escribí hace varios años, donde era el desencanto más radical lo que mandaba. Releo parte de lo que entonces escribí:

“Desde hace seis o siete años hay por allí rodando una idea de convertir a “Nuevo Mundo” en un Complejo cultural. Un sitio donde sea posible apreciar cine en todos los soportes: 35 mm, 16 mm, video, DVD. Además de ver películas, la gente tendría una sala de referencia con bibliografía actualizada. Habría paredes para exponer cuadros y fotografías. Se darían charlas todas las semanas. Se podría tomar café o té mientras alguien comenta la película de Kiarostami que se acaba de ver. Público no debe faltar, porque en la ciudad se estudia la carrera de Medios Audiovisuales. Y marzo por marzo se celebraban los Talleres de la Crítica Cinematográfica”.

Lo esencial de esa antigua propuesta se mantiene, pero se han sumado otras aspiraciones que, sobre todo, intentan tomar en cuenta el desarrollo incesante de las nuevas tecnologías. Ya no habría que hablar solamente del consumo cinematográfico, sino en sentido general, del consumo audiovisual, y las implicaciones que este tiene en el altísimo índice de neoanalfabetismo funcional y tecnológico que ostenta el país. Lee el resto de esta entrada

PROGRAMA DE ACTIVIDADES DE LA 13ra MUESTRA JOVEN ICAIC 2014

ACTIVIDADES COLATERALES

13ra MUESTRA JOVEN ICAIC 2014

Martes 1

Exposición: El Noticiero ICAIC Latinoamericano: Memoria de Cuba y del mundo

Hora: 1:30 pm

Lugar: Lobby Cine Chaplin

Apertura fílmica Reconstrucción

Presentación: Manuel Alberto Claro (Director Fotografía del filme)

Hora: 2:00 pm

Lugar: Cine Chaplin

Exposición personal Diario del Naufragio del artista de la plástica Frank Rodríguez Ventosa

Hora: 4:00 pm

Lugar: C.C.C. Fresa y Chocolate

Bienvenida a los Realizadores en Concurso

Hora: 5:00 pm

Lugar: C.C.C. Fresa y Chocolate

Inauguración de la 13ra Muestra

Hora: 8:00 pm

Lugar: Cine Chaplin

Fiesta de Inauguración

Hora: 10:00 pm

Lugar: Fábrica de Arte Cubano

(Por invitación) Lee el resto de esta entrada

PRESENTACIÓN DE LA REVISTA CINE CUBANO Nro. 191

JULIO GARCÍA-ESPINOSA: ¿CÓMO INSERTAR LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS EN EL CINE?

Estuve releyendo estas reflexiones de Julio García-Espinosa, leídas en febrero del 2003, cuando era el director de la EICTV de San Antonio de los Baños, y la verdad es que le encuentro una absoluta vigencia a esas ideas. Al menos mantienen intacto el ingrediente de provocación que ha de caracterizar a toda invitación al debate público.

JAGB

¿CÓMO INSERTAR LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS EN EL CINE?*

Por Julio García-Espinosa

Hace años escribí sobre la cuarta edad del cine, y hoy creo que utilizaré estas ideas, no sé hasta qué punto puedan estar vigentes, porque este es un mundo que se desarrolla vertiginosamente.

También hice un artículo titulado “Cibernautas del mundo entero, uníos”. Fue un atrevimiento mío porque no soy un especialista en la materia, sino como cineasta de alguna forma uno tiene que estar al tanto de las nuevas tecnologías. Ahora mismo soy el director de la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños y estamos analizando hasta qué punto el cine tiene que acabar de asumirse como parte de una familia audiovisual y no como hace treinta años, como amo y dueño absoluto.

Desde los años 70 las salas de cine dejaron de ser patrimonio de la exhibición de películas. El 80 por ciento de la programación de las televisoras descansa en la proyección de películas. Esto crea una situación paradójica, porque los cineastas se aferran a las salas de cine y al celuloide y no a los nuevos medios de difusión como pueden ser la televisión o el video, o Internet y se aferran más al celuloide que al digital. No tienen que ver nada con la electrónica, piensan que el arte está en las salas de cine, piensan que está en el celuloide y piensan que la electrónica es un camino que les resulta ajeno desde el punto de vista artístico.

El desafío está ahí y hay que asumirlo y es una de las tareas que tenemos ahora en la Escuela, de ver cómo se integra la televisión, para ver si algún día llega a ser el octavo arte. Cómo se insertan generalmente las nuevas tecnologías en general y cómo todo esto no significa un simple concepto cuantitativo, sino una manera de articular nuevos conceptos docentes en cuanto al audiovisual y no exclusivamente en cuanto al cine. Lee el resto de esta entrada

EL ICAIC, AHORA MISMO

El Instituto Cubano de Artes e Industria Cinematográficas (ICAIC) acaba de cumplir un nuevo aniversario de creado. Y como todo aniversario que se festeja, abundan los parabienes, las muestras de gratitud con una institución que ha sabido proyectar rasgos de nuestra identidad nacional en los más insospechados rincones del planeta.

El ICAIC fue la primera institución cultural creada en 1959 por el recién instaurado gobierno revolucionario, y es obvio que más allá de ese “Por cuanto” legal donde se habla del cine como arte, su producción desde un inicio estuvo encaminada a legitimar los presupuestos ideológicos de ese nuevo orden social. En la búsqueda de un cine afirmativo que al mismo tiempo cuestiona, podrían encontrarse las bases de una expresión cultural renovadora e inquietante. Y es que dentro del contexto cubano, nadie podrá negar que en esa institución muchas veces encontramos intelectuales que, entre otras cosas, se complacían en hacer cine.

Sin embargo, lo cortés no quita lo valiente: en estas cinco décadas y media de existencia la institución ha conocido de desgastes, de mentalidades que a ratos han cedido a la rutina y la comodidad, y que no siempre han podido o sabido lidiar con una razón burocrática que, viniendo de fuera, parece preocuparse más por el reglamento que por los resultados innovadores de la gestión artística. Esto es algo que lo había denunciado públicamente Alfredo Guevara en alguna ocasión, al anotar:

Cuando se constituyó el Ministerio de Cultura, prácticamente en todas las direcciones se siguió el modelo que habíamos seguido en el ICAIC, en todas las direcciones estaban los intelectuales, y poco a poco los iban empujando hasta que de repente aparecía un personaje de tipo burocrático para sustituir al intelectual… Decían “los intelectuales no sirven para dirigir, quieren estar en su obra”, y al final la burocracia se lo tragaba todo. Dirigí el ICAIC unos cuantos años, hice un análisis de su composición, y descubrí que tenía 600 gentes de más, pero estábamos en pleno período especial y cómo tirar a 600 personas al 60 % del salario. Todo eso lo discutí con los niveles superiores, con el Ministro del Trabajo de la época, creamos casi una plantilla aparte, pero lo que no lograba era que le pagaran el salario completo… Es terrible, es terrible ver cómo los mediocres se apoderan de las posiciones, y tal como está organizada nuestra sociedad es un enorme problema salir de ellos”.

Más allá de que sea verdad que dirigir no atraiga al grueso de los artistas, y que gracias a ello a ratos consiguen imponerse dirigentes que implementan políticas culturales donde solo importa la visión única de un grupo político que excluye en nombre de su ideología, habría que apuntar que el burocratismo intelectual puede ponerse también de manifiesto en la creación supuestamente más pura. Basta con renunciar al debate, ya no político, sino estético, para ver nacer y consolidarse esas tendencias que hablan desde sí mismas y para sí mismas, como si el creador creyese innecesaria cualquier tipo de actualización intelectual, en tanto el oficio aprendido ya lo garantiza todo. Lee el resto de esta entrada

PALABRAS PRONUNCIADAS POR MARIO NAITO LÓPEZ EN LA CLAUSURA DEL XX TALLER DE LA CRÍTICA CINEMATOGRÁFICA DE CA MAGÜEY

Hace poco más de veinte años tres jóvenes camagüeyanos apasionados del cine: Juan Antonio García Borrero, Luciano Castillo Rodríguez y Armando Pérez Padrón, tuvieron la feliz iniciativa de convocar a un Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica, en el cual participaron doce críticos o periodistas del sector para dialogar o discutir sobre diversos aspectos de esta controvertida profesión. Este evento ha quedado identificado como el encuentro pionero de su tipo, y devenido, en estas dos décadas, en el hecho anual más importante del país en el quehacer teórico sobre el séptimo arte.

Con una vocación romántica, en medio del clímax del Período Especial, en ese primer encuentro de críticos en Camagüey, se consiguió organizar un coloquio, que si no mostró un rigor académico, al menos sentó las pautas para enrumbar un camino hacia ese propósito, más aún cuando en la Isla no se contaba con una tradición o referente análogos.

Eran tiempos en que la prensa plana sufrió un enorme recorte en sus tiradas, así como en las sesiones o columnas dedicadas a los espectáculos culturales y, por consiguiente, al cine y a las reseñas fílmicas de los estrenos cinematográficos semanales, que decrecieron abruptamente como resultado de la crisis económica.

En la segunda mitad de la década de los años noventa, el Taller de Crítica Cinematográfica de Camagüey posibilitó que otros periodistas y críticos fílmicos del país participaran de esta actividad. A la vuelta del nuevo siglo, cuando parecía que el Taller pudiera haber entrado en una fase de agotamiento, este resurgió con ímpetu para discutir aspectos puntuales decididos de antemano, a diferencia de antes en que los temas eran algo más espontáneos, seleccionados por cada participante.

En los últimos años las discusiones teóricas en el Taller tienen ya, a mi juicio, nivel internacional, y se han logrado publicar editorialmente varias de sus memorias, con las ponencias e intervenciones de cada uno de los participantes, gracias a la gestión de Armando Pérez Padrón, quien dos décadas atrás fuera director del Centro Provincial del Cine de Camagüey, y luego pasara a ser profesor del ISA de la provincia y coorganizador con García Borrero del Taller de Crítica. Algunas de estas intervenciones han tenido en verdad un carácter académico por su profundidad y originalidad. Así se han dedicado sesiones al cine cubano de los sesenta, al de los setenta, al de los ochenta —como en esta vigésima edición—; a los mejores filmes de la historia del cine, al surgimiento de la Cinemateca de Cuba, a los 50 años de la creación del ICAIC, etcétera.

Este serio esfuerzo organizativo no habría sido posible sin el apoyo del ICAIC, del gobierno y el Partido de la provincia, de la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica —creada en 1993—, y de otras instituciones que desinteresadamente han colaborado para llevar a feliz término cada edición del Taller.

En momentos en que la revolución digital ha provocado un desafío en el consumo habitual de filmes, que ya no se limita a la sala oscura, sino que se ha extendido al disfrute personal ante una computadora, o en el hogar ante una enorme pantalla plana, la crítica enfrenta nuevos retos para poder llegar al espectador. De ahí que para futuras sesiones del Taller de Crítica, sus organizadores tendrán que abordar con gran creatividad la conformación y el desarrollo de sus sesiones.

Le deseamos larga vida al Taller Cinematográfico de Camagüey, y exhortamos a que el público, los investigadores y los estudiantes continúen participando con más ahínco en estos importantes encuentros teóricos de la crítica, ya quizás expandidos a todo el mundo audiovisual.

Muchas gracias.

Mario Naito, presidente de la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica

NOTA ACLARATORIA DEL CINEASTA CUBANO ROLANDO DÍAZ A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN OFICIALES CUBANOS.

En días recientes varios Medios de Comunicación Oficiales en Cuba divulgaron una noticia según la cual yo me encontraba presente en la Ciudad cubana de Camagüey, en ocasión de celebrarse el 20 Taller de la Crítica Cinematográfica, también, posteriormente, publicaron y exhibieron una nota que informaba sobre el otorgamiento al cineasta y amigo Juan Carlos Tabío y a mí, del Premio Cinema que entrega dicho evento.

Deseo aclarar ciertas imprecisiones en dicha información:

En primer término, la nota informativa divulgada hacia el interior de la Isla evita hacer referencia a que no vivo en Cuba (eso habría que aclararlo para informar con justeza al lector) y además obvia que toda mi obra, desde el año 1994, ha sido realizada desde el exterior.

También habría que informar que algunas de las películas de mi autoría, citadas y no citadas en las informaciones aparecidas, han sido prohibidas o limitadas en su exhibición en mi país; tal es el caso de Melodrama, que siendo una película que escribí y concebí estando aun en el ICAIC en 1993, no fue exhibida comercialmente en Cuba en ningún cine de la Isla. Sólo recientemente, casi veinte años después de terminada (la concluí en 1994 y se estrenó en una única y polémica exhibición en el Festival de La Habana en 1995) el crítico e historiador Luciano Castillo hizo un pase del filme en su programa de televisión De Cierta Manera.

Si Me Comprendieras, documental que dirigí en Cuba en 1998 (ya estando fuera del país) ha sufrido y sufre, a pesar de los reconocimientos internacionales que ha recibido, la misma suerte que Melodrama, sólo tengo constancia de dos pases en dieciséis años; el efectuado por la Muestra de Nuevos Realizadores en 2011 (en una sala pequeña del edificio ICAIC) y en el reciente Taller de la Crítica, donde comprobé que la gran mayoría de los especialistas en Cine Cubano asistentes al evento no la habían visto. Lee el resto de esta entrada