Archivos diarios: enero 21, 2014

EN VÍSPERAS DEL XX TALLER NACIONAL DE LA CRÍTICA CINEMATOGRÁFICA (Camagüey, Cuba)

En medio de todo lo que está implicando la terminación del Paseo Temático referido al cine, intentamos conformar lo que debe ser el programa teórico del XX Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica, a celebrarse en Camagüey entre el 11 y el 15 de marzo del presente año.

Me parece mentira que estemos llegando a la edición veinte. Todavía me parece ver cómo arribaban a la ciudad, en pleno “período especial”, Rafael Acosta de Arriba, Guillermo Bernal, Wilfredo Cancio Isla, Luciano Castillo, Carlos Galiano, Humberto González Carro, Antonio Mazón Robau, Mario Naito, Walfredo Piñera, Frank Padrón Nodarse, Raúl Rodríguez, José Rojas Bez, y Jorge Yglesias, para hablar de un oficio del siglo XX que entonces parecía condenado a levitar por siempre (la terminología es de Cancio) en “el reino de la oralidad”.

Este año queremos retomar la pregunta que diera lugar a aquella primera cita: ¿qué significa ser crítico de cine hoy?, ¿no tendríamos que corregir lo del apellido y en vez de cine a secas hablar de audiovisual?

Por otro lado, queremos hacer un examen a fondo de lo ocurrido con el cine cubano producido en los ochenta (y que no fue solo lo que se hizo en el ICAIC). Creo que este es un período que todavía espera por el análisis profundo, no solo porque de lo que se sigue hablando, casi siempre en términos peyorativos (populismo es el término favorito), es de la producción del ICAIC, sino porque se han dejado a un lado el uso de diversas perspectivas académicas que contribuyan a obtener una visión más compleja de lo sucedido allí.

Sé que es muy temprano todavía como para anunciar el programa. Por lo pronto, les dejo con este texto que escribí alguna vez hablando de los Talleres. La distancia me permite ahora asomarme a él como si hubiese sido redactado por un extraño, y de hecho, ya comencé a garabatear algo que he titulado “Por una crítica imperfecta, veinte años después”, donde no puedo evitar polemizar con ese alguien que alguna vez fui.

Creo que el arte de polemizar con nosotros mismos es algo saludable por aquello que anotaba Unamuno: “Todo cuanto aspira a conservar una forma determinada se hace antiguo y ridículo. Es menester no privar a las ideas de su calidad de semilla, de su posibilidad de evolucionar. Las ideas no se coleccionan”.

JAGB

LOS ECOS DE LA CIUDAD SIMBÓLICA

Por Juan Antonio García Borrero

En marzo de 1993, catorce críticos de cine y periodistas relacionados con la promoción fílmica se reunieron en la ciudad de Camaguey. Que se recuerde, precedentes de este tipo de tertulia no existían en el país. Tampoco en el continente, pues tal parece que los especialistas del medio prefieren prolongar ad infinitud la atractiva sensación de soledad que reporta una sala oscura (¿o será que, después de todo, los críticos de cine son criaturas creadas para vivir de las sombras y en las sombras?). Lee el resto de esta entrada