UN SÁBADO DEL LIBRO PARA EL PERFECTO NEOANALFABETO

Hace unos días me llamaron desde La Habana, exactamente desde el Instituto del Libro, para invitarme a presentar el próximo sábado 7 de diciembre, a las once de la mañana, en la Plaza de Armas, “El perfecto neo-analfabeto y otras bloguerías” (Editorial Oriente, 2013).

Disfrazar el júbilo que esa noticia provoca en mí pudiera avivar la misma reacción que en su época experimentó Sócrates ante los cínicos, cuando estos, alardeando de la indigencia con que vestían, provocaron que el filósofo les alertara que a través de los huecos de sus harapos podía apreciar el conjunto de sus peleonas vanidades. Así que no lo voy a disimular: el hecho de que desde el Instituto del Libro en La Habana hayan pensado en este volumen me hace sentir que, después de todo, no se escribe este tipo de texto en balde.

De este libro suelo decir que se trata de la tercera temporada del blog “Cine cubano, la pupila insomne” en soporte papel. La Editorial Ácana (Camagüey) fue la primera en acoger aquella selección de posts que mi siempre recordada amiga e implacable editora Olga María Romero me ayudó a hacer más legible (“Bloguerías”, 2009), y luego la Editorial Unión (con el auxilio del editor Ernesto Pérez Chang) publicó el volumen “Cine cubano, la pupila insomne” (2011). Así que como bloguero no puedo quejarme. Entiendo que soy de los muy contados que ha podido ver cómo algunas de sus bloguerías llega a través del papel a ese lector con el que todos los blogueros cubanos que viven en la isla o fuera de ella sueñan comunicarse: el lector cubano.

Pero dejando a un lado estas confesiones que hablan más de la blog-ego-dependencia que muchas veces nos flagela, que de la efectividad comunicativa de eso que llamamos blog, diría que lo que más satisfecho me deja de estos tres libros son las diversas reflexiones críticas que han generado, algunas de ellas cuestionando la validez de las ideas que se exponen en el volumen original. En el caso de “El perfecto neo-analfabeto y otras bloguerías” estoy hablando de lo escrito por José Raúl Gallego, Justo Planas, y Pedro Noa, por mencionar las que conozco.

“El perfecto neoanalfabeto y otras bloguerías” habla sobre el cine cubano, su crítica y su público, pero es un libro que comienza alertando sobre nuestras carencias actuales en lo que a conciencia crítica de las nuevas tecnologías tenemos. Su tesis central (polémica, lo sé) es que necesitamos de modo urgente una segunda Campaña de Alfabetización en este país.

Por eso es que, a diferencia de otras ocasiones donde se suelen solicitar introducciones que, en el fondo, sabemos que serán amables con los autores prologados, he optado por colocar a modo de prefacio la polémica que en su momento sostuve con el destacado intelectual Víctor Fowler, a propósito del post que le da título al libro publicado ahora por la Editorial Oriente.

Pienso que ese espíritu de confrontación ilustrada será una de las asignaturas que más tiempo necesitaremos los cubanos de ahora (vivan donde vivan) para vencer. ¿Cómo aprender a discutir otra vez con pasión y respeto nuestras diferencias sin que se entienda el disenso como algo negativo, o pedestremente personal? ¿Cómo volver a concederle valor cognitivo a la polémica desprejuiciada, no para la petulancia catártica de las individualidades, sino en función de un crecimiento intelectual colectivo?, ¿cómo contribuir a crear un espacio donde la mera invocación del término “democracia” no invalide la exigencia del rigor a la hora de exponer los argumentos?, ¿o será que la “democracia”, tal como se le entiende hoy (toda una orgía de habladurías donde importa poco la fiscalización crítica de lo que se afirma o niega), estará reñida de modo irreconciliable con la argumentación civilizada de las diferencias?

No creo que ningún libro de modo aislado pueda contribuir a resolver estos asuntos tan trascendentales. Pero si al menos ayudan a llamar la atención sobre los problemas que entre todos necesitamos resolver cuanto antes, pues entonces sí se justifica la escritura. Y mucho más las críticas que pueda despertar. En tal sentido, no me interesa que este libro sea evaluado como la última palabra que se dice en torno a un problema que tenemos que resolver, repito, entre todos, sino en todo caso, como parte de un diálogo necesario, permanente y colectivo.

Ya de paso agradezco por anticipado a los amigos que estarán el próximo sábado 7 de diciembre, a las 11.00 am, en la Plaza de Armas, en la presentación de “El perfecto neo-analfabeto”, la cual estará a cargo del crítico de cine Gustavo Arcos. Y también a los que no estarán físicamente, pero que desde lejos, apoyan espiritualmente. A todos, gracias.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

Publicado el diciembre 2, 2013 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: