Archivos Mensuales: octubre 2013

INVITACIÓN A LA PRESENTACIÓN DEL DOCUMENTAL “OFF_LINE” (2013), de Yaima Pardo

El viernes 1ro. de noviembre a las 6 pm en CRISTO SALVADOR Galería (Calle 19 No. 1104 (altos) entre 14 y 16, Vedado, La Habana) tendrá lugar la proyección del documental de Yaima Pardo OFF_LINE sobre las realidades de Internet en Cuba, con posterior conversatorio.

En el encuentro, también auspiciado por el colectivo BlackHat, se presentarán asimismo los proyectos y obras: Revista.BAK (colectivo BlackHat); El tercer ataque (Ernesto Leal); La singularidad.com (Rafael González); Campaña Free Internet Cuba (facilitada por Maldito Menéndez).

La entrada es libre.

Anuncios

MÁS SOBRE LA CALLE DE LOS CINES EN CAMAGÜEY

Mucha gente se siente intrigada porque todos los días voy a donde actualmente se construye “la calle de los cines” en Camagüey, y tiro fotos y más fotos. Ojalá tuviese la mitad del talento de Jean Vigo para en un futuro hacer algo así como A propósito de Camagüey (variación de su célebre A Propos de Nice). Pero en realidad lo que me tiene tan obsesionado es el registro del día a día. Los cambios que a simple vista no se notan.

Y otra cosa: quiero guarda memoria gráfica de la labor incesante de esa gente anónima que, dentro de tres o cuatro meses (cuando se festeje por todo lo alto el 500 aniversario de la ciudad), no existirán en las noticias de ese momento, y mucho menos sus nombres serán tomados en cuenta en las tarjas y monumentos revitalizados para la ocasión. Lo cual me recordará una vez más aquella interrogante incómoda de Bretch:

“¿Quién construyó Tebas, la de las siete puertas? En los libros se mencionan los nombres de los reyes. ¿Acaso los reyes acarrearon las piedras?”.

Juan Antonio García Borrero

ELIECER JIMÉNEZ: EL DOCUMENTAL ES UNA EXPLOSIÓN DE SUBJETIVIDAD.

Me da mucho gusto publicar esta conversación con el joven documentalista camagüeyano Eliecer Jiménez.

ELIECER JIMÉNEZ: EL DOCUMENTAL ES UNA EXPLOSIÓN DE SUBJETIVIDAD.

Por Ingrid Castellanos Morell

A Eliecer Jiménez Almeida lo conozco desde hace mucho, cuando todavía era un muchachón de bromas y chistes pesados que jugaba futbol en las tardes de la universidad, quería hacer cine a pesar de sus, por aquel entonces, lagunas culturales. Ahora ya tiene canas y su tiempo se va repensando imágenes, pero en el fondo sigue siendo el mismo guajirito que recuerdo cuando comencé a estudiar Periodismo. Su personalidad y su obra despiertan polémicas, lo que nadie puede negar es que este joven realizador ha demostrado una constancia irrefutable a pesar de las carencias económicas o geográficas, los más de veinte materiales que llevan su firma lo avalan. Los galardones obtenidos con su documental “La faz de las aguas” en el vigesimotercer Almacén de la Imagen, fueron el pretexto para conocer un poco más a ese vertientino que confiesa sentirse ciudadano del mundo.

¿Cómo llegas al audiovisual?

Por accidente académico, yo hice un documental, que ni siquiera es un documental, es un reportaje bastante mal hecho y bastante mediocre sobre los baños de la Universidad de Camagüey que estaban, y están, en mal estado, en el año 2008. Fue una experiencia bonita que compartí con varios amigos y me ha traído mucho bienestar en mi vida. Me criticaron muy duro, y a mí cuando me dicen que soy un mediocre me da tanta rabia, me pongo y estudio mucho mucho, y eso fue lo que hice, pero ahora todavía no creo que sea suficiente, es como dice Isaac Newton, conocemos una gota e ignoramos un océano. Entonces como la cultura de un periodista siempre es un océano pero con un milímetro de profundidad yo quise buscar un poco más allá, y debo tener como un milímetro y una décima, creo que he estudiado, me preparo por lo menos para hacer los documentales que hago, por lo menos investigo para no quedar en ridículo.

¿No crees que estés siendo demasiado absoluto con esas afirmaciones acerca de los periodistas?, por ejemplo Gabriel García Márquez o Federico Fellini empezaron por el Periodismo.

Si pero hay una gran diferencia entre esos genios y un mediocre como yo, eso lo tengo claro, entre Stanley Kubrick y yo hay una diferencia de millones de cosas.

¿Qué ventajas tiene no haber estudiado en una escuela de cine, una carrera que no tiene mucho que ver con tus aspiraciones?

La mejor ventaja que uno puede tener al no estudiar en una escuela de cine es no ceñirse a ningún canon, entonces puedes tener una esplendida libertad de tomar de aquí y de allá y hacer lo que tú quieras. Pero no quiere decir que yo no haya estudiado cine totalmente porque estuve en una beca en la escuela de San Antonio de los Baños. Realmente es muy útil, porque uno aprende a determinar cosas que uno las hacía antes intuitivamente pero ahora las aplico directamente sin muchos rodeos, te facilita muchas cosas estudiar en una escuela de cine y lo principal que te facilita son los contactos. Alguien dijo una vez que nadie te podía enseñar a hacer cine, nadie te puede enseñar a hacer cine pero sí te pueden dar las vías y el acceso a los medios, que normalmente a uno le cuesta más trabajo. Lee el resto de esta entrada

YOAN MANUEL PICO SOBRE EDUCACIÓN Y CULTURA EN CUBA

Agradezco muchísimo esta otra contribución al blog que me hace llegar el escritor camagüeyano Yoan Manuel Pico, la cual fue su intervención en el recién concluido Congreso de la AHS. Tema polémico, y al mismo tiempo, fascinante, me deja con deseos de incorporar nuevas ideas (algunas ya han sido manejadas en el sitio). Pero por lo pronto lo comparto con los amigos.

JAGB

EDUCACIÓN EN CUBA: LLOVER SOBRE LO MOJADO.

Por Yoan Manuel Pico.

“Dos estudiantes son convocados a una guardia. Justo al salir de sus casas un torrencial aguacero comienza a caer sobre la ciudad. Uno de los alumnos decide cumplir con su deber, el otro opta por la comodidad del hogar. ¿Cuál actuó mejor?”. La anécdota no está tomada de ningún libro de narrativa cubano, por supuesto. La escuché hace tres años en un Seminario Nacional para Educadores. En aquel entonces estos cursos estaban a cargo de los más competentes metodólogos y sus actividades debían servir de referente para el desempeño de cada profesor. Un canal de alcance nacional llevaba las conferencias hasta la última escuela del país y también, por qué no, a cualquier persona que a esa hora se conectara con la señal televisiva.

Pero volvamos al pasaje de la guardia. Según las predicciones de su creador, este debía desencadenar un apasionado debate, contribuyendo a la formación en valores de los alumnos, aspecto al que la escuela cubana concede una apreciable prioridad. Por supuesto que la recontextualización de Abel y Caín no funcionó como situación problémica. El metodólogo olvidó aquella frase de Pascal que un amigo repite con insistencia: “Lo que se opone a una verdad no es una mentira, sino otra verdad más profunda”.

Este aserto es ya ganancia absoluta en nuestras evaluaciones de contenido. Así, las conocidas popularmente como verdaderos o falsos, que años atrás se polarizaban hasta el delirio, hoy se diferencian por mínimos matices. Se acabaron los tiempos en que usted debía leer un texto y luego discernir su mensaje entre diez opciones: la mitad correcta y la otra, absurda. Curiosamente, las situaciones destinadas a fomentar el debate no han corrido igual suerte. Allí sigue la oposición Verdad vs. Mentira; Blanco vs. Negro, Limpio vs. Sucio, renunciamos con ello a una herramienta que también podría desarrollar el pensamiento lógico de nuestros estudiantes. ¨

Aunque duela, la verdad salta a la vista: lo que hoy llamamos formación en valores presenta una situación verdaderamente calamitosa, el último congreso de la UNEAC se detuvo en este vital aspecto. Algunos intelectuales ya habían reflexionado sobre el tema. En el año 1999 Fernando Martínez Heredia llevó a los redactores de Alma Mater un curioso artículo: “A los jóvenes no les gusta el teque”, por azares del destino el mismo fue publicado siete años después, allí el premio Maestro de Juventudes de la AHS, afirma: “Nuestros sistemas de instrucción, divulgación y propaganda acerca de la revolución y de la historia y los problemas actuales de Cuba van de medianos a pésimos. La ignorancia fomentada por esos defectos graves despoja al joven de interés por los mensajes y le quita la base que brinda lo conocido para captar lo nuevo. También, y esto es peor, cercena la capacidad de hacer preguntas. Además, el lenguaje político está devaluado y está resentida su credibilidad”[i]. Lee el resto de esta entrada

MARÍA ANTONIA BORROTO SOBRE EL ARTE JOVEN EN CUBA

La ensayista camagüeyana María Antonia Borroto me hace llegar esta reflexión que presentara en el recién concluido Congreso de la Asociación Hermanos Saíz. Son ideas valiosas, sobre todo porque nos permitirá retomar algunas interrogantes que hace algún tiempo compartimos y debatimos en el blog, y nos invita a buscar entre todos alternativas concretas al actual estado de cosas relacionado con el llamado “arte joven” cubano (incluyo al audiovisual) y su crítica.

JAGB

SOBRE EL ASÍ LLAMADO ARTE JOVEN

Por María Antonia Borroto

Hablar del arte joven me luce una tarea excesiva no ya para mis menguadas fuerzas, sino para cualquier ser humano. El primer escollo es la imposibilidad de un mapa o ruta que nos ayude en la faena, e incluso, la certeza misma de que tal mapa sea posible e, incluso, necesario. Quizás mi incompetencia nace de una posición equivocada: creer, a estas alturas, en la posibilidad de una suerte de ruta crítica. Confieso mi asombro cada vez que le pedimos a la crítica ser una variante de lazarillo: lo confieso no menos asombrada de que algunos de los que considero textos imprescindibles para entender las faenas de la crítica —los de Roland Barthes, T.S. Elliot, Charles Baudelaire y nuestro Martí— le hayan exigido a esa antojadiza dama, y se lo exigieron a sí mismos, otras misiones, junto a las cuáles, convengámoslo, la de perro de San Bernardo es apenas una minucia.

El otro gran problema es el de la propia definición: arte joven. ¿Arte hecho por los jóvenes? ¿Para los jóvenes? La propia idea de la juventud es una de las más polémicas. Recuerdo que la indefinición puede llegar a tales extremos que en cierta ocasión, al querer llevar un proyecto de programa juvenil a una emisora de radio, y querer saber a qué universo del variopinto conglomerado juvenil dedicar mi propuesta, la respuesta fue tajante: “Jóvenes en sentido general”. Debí sonreír con amargura, pues por experiencia propia sé que casi nada equipara a un adolescente con un estudiante universitario, a un recién graduado con un profesional ya en la treintena, al chico de ciudad y al del campo, o peor, al de esos poblados que no se definen como ciudades pero que hace ya tiempo desandaron el camino de lo rural y que merecen, para su comprensión, un instrumental mucho más fino. Además, eso de jóvenes en general, como mujeres en general, negros en general, o hasta hombres en general, es una tendenciosa y simplificadora forma de entender lo humano. Lee el resto de esta entrada

LA REVISTA “CINE CUBANO” INVITA

HOY, EN LA UNEAC DE CAMAGÜEY, “GAVILÁN DEL DESIERTO”, de Gustavo Pérez y Pedro Gutiérrez

¿DE QUÉ CRISIS DE LA CULTURA CUBANA HABLAMOS HOY?

Hoy, a las cinco de la tarde, en la UNEAC, en el espacio “Pluralidades” (que conduce cada mes el crítico Jorge Santos Caballero), estaremos respondiendo a su pregunta: ¿de qué crisis de la cultura cubana hablamos hoy?

Santos Caballero ha tenido la gentileza de invitar al documentalista y poeta camagüeyano Gustavo Pérez, y al que esto suscribe, para conversar sobre este tema de gran actualidad en nuestros debates.

De paso, estaremos presentando “La Gaceta de Cuba” Nro. 4, correspondiente al período Julio-Agosto del 2013, donde encontraremos, entre otros asuntos, un buen dossier titulado “Un nuevo mapa para el cine cubano”, así como un homenaje a Alfredo Guevara.

JAGB

INAUGURACIÓN DEL CINE CASABLANCA (Camagüey, Cuba): 4 de febrero de 1948.

Gracias a la investigación que realiza Arletis Gutiérrez Obregón, estudiante del quinto año de la carrera de Estudios Socioculturales de la Universidad de Camagüey, ya tenemos la fecha exacta de la inauguración del Cine Casablanca: 4 de febrero de 1948.

La prensa de la época no escatimó elogios para este cine perteneciente al empresario Armando Garrido, con “casi dos mil lunetas en la planta baja y balcony”.

El programa inaugural contó de varios materiales y shows, incluyendo la presentación en vivo del gran barítono español Luis Sagi-Vela (1914-2013).

La película seleccionada para inaugurar la institución fue la más bien olvidable Noche y día (Night and Day/ 1946), aproximación biográfica a Cole Porter, interpretada por Cary Grant, Alexis Smith, Alan Hale Sr., y Mary Martin, entre otros. No hay todavía elementos que nos permitan saber el por qué de esa elección fílmica, pero es muy probable que tenga relación con el hecho de que fuera dirigida por

Michael Curtiz, el mítico realizador de Casablanca (1941).

¿Será simple coincidencia que el cine Casablanca fuera inaugurado apenas dos días después del 2 de febrero, fecha en que se festeja la fundación de la villa? Coincidencia o no, para quienes en estos instantes somos testigos del renacimiento del Casablanca (ahora con otro perfil, más ajustado a los tiempos que corren) esa fecha merece ser resaltada en todos los medios de la localidad.

JAGB

THE LONG AND WINDING ROAD.

Me gusta mirar las fotos que he ido tomando en estos meses de la construcción del llamado Paseo temático del cine en Camagüey. En el apuro del día a día, el grueso de las personas apenas repara en los sutiles cambios que ya comienzan a advertirse en ese tramo. Es cierto que parece que no se mueve, y sin embargo, ¡se mueve!…

Los comentarios de la gente son diversos, como diversos y complejos somos los seres humanos. Están quienes muestran irritación por el desajuste temporal que ha traído en el tránsito de peatones y medios de transporte en general. Piensan solamente en lo que le está afectando ahora mismo. Para ellos no existe la posibilidad de que, en un futuro, la comunidad obtenga beneficios en cuanto a servicios eléctricos, de agua, conexiones telefónicas.

Estas personas han existido en todas las épocas en que un grupo de soñadores decidieron encarar el desafío de modernizar los lugares donde viven. Si ese grupo enemigo de la novedad hubiese tenido en cada época el poder de decisión y bloqueo de los sueños ajenos, todavía estaríamos viviendo en la Grecia antigua.

No sé qué será Camagüey dentro de quinientos años más (si todavía existe el planeta tal como lo padecemos ahora), pero a mí me parece aplaudible que en la ciudad un grupo de personas (me refiero sobre todo a los de la Oficina del Historiador) hayan impulsado la modernización. Y los deseos de que entre todos soñemos con algo distinto.

Por eso a cada rato voy, y tiro fotos de este largo, polvoriento y tortuoso camino que promete un poco más de luz a nuestra cotidiana existencia.

Juan Antonio García Borrero