MARINA OCHOA A PROPÓSITO DEL TEXTO DE GUSTAVO ARCOS

Querido Gustavo:

Disiento de ti respecto a que ha sido la desaparición física de Alfredo (Guevara) y Camilo (Vives) lo que ha supuesto metafóricamente hablando, según tú, la desaparición del extraordinario proyecto cultural ICAIC, que por cierto nació en cuna de oro   subvencionado total y pródigamente  por el estado cubano

El ICAIC, tal como fue concebido y funcionó hasta los primeritos años noventa desapareció  en virtud del  llamado   “período especial” con Alfredo y  Camilo vivitos y activos. El retorno  de Alfredo a la presidencia del ICAIC  no pudo detener el colapso real y no metafórico  de esta institución a pesar de  su voluntad declarada  durante  una asamblea con el personal creador , cuando manifestó que no iba a contribuir a enterrar el ICAIC de cuyo nacimiento fue protagónico.

Recordemos que el cine cubano era el ICAIC por entonces.

Cuando Alfredo retorna, ¿pudo haber detenido el desastre? Creo que ese era el momento de refundar el ICAIC,  pero… ¿cómo si no  se refundaba el país? Este proceso comenzó   con un retraso de alrededor de 20 años. Digo refundar el país porque a estas alturas no creo que a nadie se le ocurra quedarse en reformas de un modelo que ya fue.

Sea refundación o reformas es inevitable que la ideología sea afectada, pero la  inmovilidad ya no es una opción. 

Pienso que más sano es refundar definiendo muy claramente a donde  queremos llegar, cuáles de los muchos proyectos de país que pensamos los cubanos saldrán favorecidos, de lo cual realmente se sabe poco.

La necesidad de introducir en los años 90 espacios como las coproducciones y servicios a producciones extranjeras como forma  de sustentar el cine cubano, fue a mí entender  una curita de mercurocromo para un mal que necesitaba una operación a corazón abierto. Y la   fuerza de trabajo calificada de muchos profesionales del cine se convirtió en mercancía. A partir de entonces se fue invirtiendo un importante concepto fundador del ICAIC. De “el  cine es  arte e industria” pasamos a “el cine es mercancía, industria y arte”. En ese orden.

Porque las ganancias comenzaron a estar no en las ventas, sino en el ingreso de divisa  obtenidos para producir en cualquiera de las modalidades. Si la ganancia proviene de ahí cuando ya se ingresó el dinero, la prioridad  lógica es que termines lo antes posible para que gastes lo menos posible de lo ingresado.

Cuando Omar asume la presidencia, se estaba haciendo cargo de un cadáver embalsamado  que no ha sido enterrado porque el período de negación ante la pérdida ha durado más de doce años. 

Existe una fuerte apuesta por el cine independiente pero no creo que deba ser la única opción por muchas razones. Los que tienen una obra  más o menos consistente tendrán ventajas a la hora de competir por un financiamiento. Creo que al ICAIC le corresponde realizar acciones afirmativas en  favor de los realizadores más noveles  de ambos sexos tratando de que el talento sea beneficiado. Hasta este momento la percepción en algunos sectores de dentro y fuera del país  es  que el financiamiento ha funcionado para la realización de los que se identifican como los “directores dinosaurios,” coincidentemente de la misma generación quienes han repetido  una y otra vez sin que en algunos casos  los resultados justifiquen tanta prioridad, mientras que a otras generaciones se le ha hecho sumamente difícil, a pesar de tener en la mano talento, dominio del oficio y un buen guión. Esto vale para ambos sexos. Agravado cuando se trata de mujeres.

Este es uno de los elementos que hacen que muchos talentos tengan la ilusión de que en el mundo independiente van a tener más oportunidad de hacer y hacer arte, pero  hay que recordar que el que paga manda y hay experiencias en este sentido muy frustrantes para un artista, lo cual no invalida la opción, pues hay otras experiencias estimulantes.

Otro elemento importante para optar por el cine independiente ha sido la posibilidad de hacer cine cuestionador de las realidades que vivimos individual y colectivamente sin tener que lidiar con la censura y con buenas posibilidades de financiamiento extranjero, porque aunque ya  no estamos de moda,  el cine “folklórico” sobre nuestros  trapitos sucios logra despertar interés  Se hace imprescindible espacios para producir y difundir cine  profundo sobre nuestras disfunciones sociales. Ya los temas sexuales gozan de unos espacios a veces exageradamente representados en nuestro panorama en detrimento de otros temas. Esto dependería de la capacidad de los decididores  de asumir  el hecho de que no tenemos la obligación de ser o parecer perfectos.                                                       

El ICAIC con el proyecto de la Muestra de Jóvenes Realizadores, identificó,  agrupó, hizo visible y potenció  una fuerza que hasta ese momento habían  permanecido prácticamente desconocida. La mayor parte de estos jóvenes nació y/o creció durante el “período especial”, una especie  de postguerra sin guerra durante la cual las instituciones de todo tipo perdieron terreno, porque  entre otras cosas, era realmente difícil asimilar aquello de pasar del triunfalismo al colapso total de un proyecto económico, político y social  no viable dada la cruda realidad enfrentada y donde la única filosofía y acción válida era la de la supervivencia tanto para las personas y familias como para el proyecto social mismo , cuyo impacto en la conciencia individual y colectiva no ha sido en mi opinión suficientemente  asumido. Ahora bien  ¿por qué no se ha logrado desarrollar un sentimiento de pertenencia estable en  las varias generaciones que han participado en  las diferentes convocatorias de la Muestra? ¿Tendrá que ver con que  el acceso a la pantalla grande  es solamente durante los días de la muestra?  ¿Y después? ¿Algo así como “never more”?  

¿Por qué no se han abierto espacios en la exhibición nacional? ¿Qué sucede con los jóvenes que rebasan el límite de edad para acceder a la convocatoria? ¿por qué no se abren espacios  en las pantallas cubana al cine realizado de manera independiente? Si existe una política de exhibición  sería interesante conocer sus  límites  ¿Dentro de la Revolución todo, fuera de la Revolución nada? ¿Cuál es la interpretación de todo y nada para estos tiempos y cuáles son sus fronteras?

Durante la reunión realizada entre nosotros  solamente había un joven realizador. ¿Por qué? ¿No fueron convocados? ¿Fueron convocados y no asistieron? ¿Por qué? ¿Acaso no reconocen autoridad  en estas asambleas de cineastas?

¿Cómo pretendemos  revolucionar la producción, distribución y venta del cine cubano con cara al futuro sin la posibilidad por parte de ellos de participar en el diseño de la realidad cinematográfica  dónde por fuerza les tocará accionar? 

¿Por qué no hemos podido detener el desastre?  Es sencillo, somos personajes secundarios de una película con un guión de hierro donde el personaje principal  es la economía y el conflicto  entre las fuerzas productivas pugnando por desarrollarse  contra  formas de producción obsoletas, asfixiadas ambas por  un transgénico que se obtiene cruzando la burocracia, la tecnocracia, el oportunismo y la corrupción. Y los roles de protagonistas están en manos de personas a los que la avanzada edad los hace  demasiado cautelosos  lo que hace inevitable  preguntarse si se arriesgarán a apostar por lo que apostaron en su juventud: la herejía de la lucidez

¿Es utopía  refundar no solo el ICAIC sino el cine cubano sobre los sólidos cimientos  que nos han sido legados? ¿Podremos pasar por encima de intereses individuales y generacionales y por encima de la  imagen difuminada de los tiempos que vendrán?

Anuncios

Publicado el mayo 21, 2013 en POLÉMICAS. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: