Archivos diarios: abril 21, 2013

“EL PERFECTO NEOANALFABETO Y OTRAS BLOGUERÍAS” EN “FRESA Y CHOCOLATE”

El próximo 14 de mayo estaremos presentando en el Centro Cultural “Fresa y chocolate” (frente al ICAIC), el libro “El perfecto neoanalfabeto y otras bloguerías” (Editorial Oriente, 2013).

Como con la anterior presentación de “Cine cubano, la pupila insomne” (Ediciones UNION, 2012), esta vez también quiero prescindir de ese tipo de presentación tradicional en la que, durante más o menos quince minutos, por lo general se elogian las supuestas bondades del libro que se pone a consideración del público, para más bien tomar como pretexto la existencia del volumen, y someter a debate un grupo de ideas que propone esta nueva compilación de post publicados en el blog.

Para esta ocasión he querido auxiliarme de un grupo de talentosos jóvenes que han pensado este fenómeno de las nuevas tecnologías. Rafael Grillo, por ejemplo, tiene una interesante experiencia como editor de Isliada; Mabel Olalde trabaja como editora en la página Cubacine del ICAIC y fue la responsable de Bisiesto en la última Muestra de Cine Joven, mientras que los críticos Justo Planas y Hamlet Fernández presentaron en el pasado Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica sendas ponencias donde abordaban el impacto de los nuevos medios en el ejercicio actual de la crítica del audiovisual contemporáneo. Asimismo contaremos con la contribución de la joven realizadora Yaíma Pardo, quien termina un documental que aborda el asunto.

El problema del neoanalfabetismo funcional y tecnológico, como en otras ocasiones hemos argumentado, va más allá del libre acceso a Internet, si bien este es un derecho al cual no debería renunciar ningún individuo. Pero una cosa es la “brecha digital” (esa que jerarquiza a las personas de acuerdo a la accesibilidad que se tenga a la red), y otra la “brecha participativa”, esa que nos condena a ser consumidores casi siempre pasivos (aún cuando nos parezca gozar de toda la libertad del mundo) de lo que los grupos con más poder han inventado y nos venden como la gran salvación.

Pero de eso es lo que me gustaría que conversáramos ese día. Están invitados.

Juan Antonio García Borrero.

VOLVER: VEINTE AÑOS DE FRESA Y CHOCOLATE

VOLVER: VEINTE AÑOS DE FRESA Y CHOCOLATE

Por Laura Redruello (desde Nueva York)

Volver

Música: Carlos Gardel
Letra: Alfredo Le Pera

Volver…con la frente marchita,
las nieves del tiempo platearon mi sien…
Sentir…que es un soplo la vida,
que veinte años no es nada,
que febril la mirada,
errante en las sombras,
te busca y te nombra…

Ayer acudí al festejo de la celebración  de los 20 años de vida de la exitosa  y re nombradísima película Fresa y Chocolate. Mientras esperaba, me puse a pensar cómo en ese país donde se ha inventado todo o casi todo, no han decidido todavía hacer una segunda parte de la película. Me imagino que nadie se ha atrevido, en parte por respeto y en parte por temor  a ser capaz – o incapaz- de impregnar de la calidad necesaria la obra de uno de los directores de cine más brillantes que ha dado la historia del cine cubano. Pero también me di cuenta que los tres actores principales siguen vivos, activos e incluso algunos de ellos insertos en labores de dirección y producción. Y sobre todo, pensé que éstos personajes, seguramente tendrían mucho que decir hoy en día.

Y esperando, esperando al tan ansiado debate que siguió a la proyección, comencé a imaginar cómo sería la vuelta….sí, porque evidentemente la segunda parte de Fresa y Chocolate implicaría siempre un “volver”. Y  entonces me dispuse a escribir  mentalmente,a modo de carta a los Reyes Magos de Oriente, todo lo que me gustaría que me trajera ese “regreso”.

Quiero que Diego vuelva a La Habana…. No a morir de sida ni a despedirse de la isla….no….no… No al discurso de la nostalgia y el desgarro. Bastante tuvimos de eso en la gran pantalla de los noventa. Que vuelva con ilusión, con curiosidad, con orgullo y con ganas de vivir una isla que espera cambiada tras veinte años de ausencia.Además quiero que en su regreso se enamore… esta vez sin miedo. Sí, que se enamore de una persona negra… si  es posible de  un intelectual negro revolucionario, activista, escritor y vinculado a importantes instituciones culturales. Y que lo hayan marginado por debatir lo que no debía. Una persona  que esté viviendo posiblemente lo que Diego vivió hace veinte años… identificado con un proyecto que le da la espalda. Y que juntos comiencen un romance bonito, de los que me  hacen llorar y pensar.

David se ha hecho mayor… pero la madurez le da un atractivo especial, no solo físico, sino intelectual. ¿Qué hacemos con él?  Creo que en todos estos años se  ha ganado un “puestazo” en una revista literaria, importante, claro. Quizás Director o Editor de “La Gaceta” o “Casa de las Américas”… Crítico pero con límites…. apoyando a los “suyos” pero con muchos limites también, iniciando un diálogo con los “otros”, los que se fueron, pero con “límites”… Y entra y sale, y sí  pero no, y quiere, lo intenta, conoce los códigos mejor que nadie….. David  se queda calladito ante la injustica que sufre  el amor de Diego. “No es mi guerra”… dice, y aquí surge el conflicto. Lee el resto de esta entrada