LA CRÍTICA QUE LLEGÓ DEL FRÍO

En Cuba la crítica de cine sigue demasiado atada al esquema práctico consolidado a la largo del siglo XX. Pero el cine ha cambiado, y sobre todo han cambiado los escenarios de consumo. Antes un crítico podía escribir en un periódico y tener la garantía de que sería leído (así fuera para que el lector común asegurara que si el crítico decía que la película era mala, había que correr a verla) porque todo estaba centralizado; pero hoy no, porque no solo se ha multiplicado la producción audiovisual, sino que se ha democratizado la manera de consumir. En este nuevo escenario, el crítico tradicional de cine parece una suerte de momia.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

Publicado el abril 14, 2013 en REFLEXIONES. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: