Archivos diarios: abril 8, 2013

DANIEL DÍAZ TORRES Y EL ARTE DE NARRAR UNA HISTORIA

En este texto publicado en el Bisiesto, diario de la 12 Muestra del ICAIC, el realizador Daniel Díaz Torres (La película de Ana) asegura: creo que más que facturar largos, bonitos y estáticos planos secuencia o plásticas metáforas rebuscadas que tanto facilitan los FX digitales; el gran reto para los cineastas criollos sigue siendo encontrar buenas historias con buenos personajes… y contarlas bien, con pasión y una originalidad que siempre, si es auténtica, estará más allá de cualquier moda”.

Narrar a la antigua

Por Daniel Díaz Torres

“Lo que más me llama la atención de los estudiantes y de los cineastas jóvenes es que ya no empiezan haciendo cortos, sino que filman anuncios o videos musicales. Por supuesto, este hecho es consecuencia de la evolución de la industria audiovisual. Vienen de una cultura con unas prioridades distintas a las de mi época. Sin embargo, el problema con los videos musicales y los anuncios, en contraposición a los cortos, es que el concepto de contar una historia se resiente mucho. Tengo la impresión de que esta generación, al trabajar con unas imágenes que poseen una función principal totalmente distinta, está perdiendo el concepto de lo que significa contar una historia. Estoy convencido de que el director tiene, sobre todo, la obligación de tener algo que decir: Necesita contar una historia.”

Wim Wenders

Página 12, 29 de agosto de 2004

Es no sólo absurdo sino elementalmente antidialéctico y retrógrado no concebir que las nuevas tecnologías y su influencia en el lenguaje audiovisual modifiquen y hagan evolucionar  formas expresivas y narrativas en la actualidad. Pero de eso no trata la breve reflexión de Wenders, que comparto con entusiasmo.

El asunto es que se ha puesto de moda (con todas las connotaciones más o menos frívolas que arrastra este término) renegar de «contar historias», en curioso y nihilista rechazo de una vocación humana ancestral. En escuelas de cine, y por parte de ciertos sectores de la crítica, pareciera que un cineasta que quiere ante todo contar bien una historia ya está tarado artísticamente, disminuido, como si estuviera adscrito a una suerte de plebe cinematográfica envejecida y demodé. Lee el resto de esta entrada

Anuncios