Archivos diarios: diciembre 17, 2012

JOSÉ MANUEL VALDÉS RODRÍGUEZ (1896-1971)

Me enteré por la actriz Mirtha Ibarra, en uno de esos cruces de pasillo que en diciembre suele depararnos el Hotel Nacional, a propósito del festival de cine latinoamericano: la Universidad de La Habana entregaría hoy una vez más el sello “José Manuel Valdés-Rodríguez”, y en esta ocasión nuestros nombres figuran en el grupo de los reconocidos con esa distinción. Otra vez ¿la maldita? circunstancia de vivir en Camagüey me impedirá estar en el acto, pero no quiero dejar de hacer público mi agradecimiento a quienes decidieron incluirme en tan ilustre nómina.

Recibir una distinción que evoca la figura de Valdés-Rodríguez tiene para mí un significado muy especial. Estamos hablando del hombre que introdujo en los círculos académicos de la Cuba de los años cuarenta del siglo pasado el análisis del cine. En este sentido, Valdés-Rodríguez es un pionero indiscutible, si tomamos en cuenta que es en los sesenta que las universidades norteamericanas, por ejemplo, le conceden importancia investigativa a las prácticas fílmicas. Valdés-Rodríguez fundó en 1939 la Academia de Artes Dramáticas, de la Escuela Libre de La Habana, y dio a conocer por primera vez su curso “El cine: industria y arte de nuestro tiempo”.

Hay que remontarse a esos años para lograr obtener una idea nítida de la singularidad de ese gesto. Por aquellas fechas el cine, al menos en nuestro país, no era reconocido aún como una actividad que mereciera la misma atención intelectual que el resto de las expresiones artísticas. A diferencia de la literatura, el teatro, o las artes plásticas, se le asociaba a la feria fútil, al entretenimiento efímero, de allí que proliferaran las reseñas, pero brillaran por su ausencia las aproximaciones ensayísticas, o las interpretaciones que indagaran en las características del nuevo lenguaje. Lee el resto de esta entrada

Anuncios