Archivos diarios: noviembre 7, 2012

GONZÁLEZ ROJAS SOBRE “EL ALMACÉN DE LA IMAGEN” (2)

De las trilladas búsquedas y las vacuidades cosméticas en el joven audiovisual cubano de ficción. Apreciaciones sobre la XXII Muestra Audiovisual El Almacén de la Imagen, en Camagüey (2da. parte)

Por Antonio Enrique González Rojas

El documental predomina en el cine independiente cubano de más bisoños exponentes, por factores muy variopintos que abarcan desde la propia tradición estatuida por el Noticiero ICAIC de Santiago Álvarez, hasta cuestiones tan elementales como la propia producción, pues muchas veces sólo basta una cámara y una idea para desarrollar tal tipo de material, pasando por el compromiso crítico de los realizadores con realidades cubanas soslayadas olímpicamente por la prensa oficial. La ficción, gran metaobjetivo de muchos, aún queda relegada por obvias carencias técnicas, aunque de tal cariz son algunas de las piezas que signaron el inicio de la década de 1990 para los jóvenes creadores cubanos, enunciando una revolución estética nunca consolidada en los años subsiguientes: Oscuros rinocerontes enjaulados (muy a la moda) (Juan Carlos Cremata, 1990), Talco para lo negro (Arturo Sotto, 1992) y Molina´s Culpa (Jorge Molina, 1992).

A unas dos décadas de esta racha experimental, de rabioso sino autoral por la  visceralidad de la búsqueda estético-discursiva y la fuerza expresiva, la XXII Muestra Audiovisual El Almacén de la Imagen, desarrollada en Camagüey como una de las dos pautas fundamentales, junto a la Muestra Joven del ICAIC, que cada año permiten obtener una suerte de retrato de grupo de los autores noveles y sus respectivas obras, revela en este 2012 una disparidad significativa entre las piezas, tanto en lo conceptual como en lo formal, conflicto que se reproduce hacia lo interno de varias obras, pues se reitera el desbalance entre la puesta en escena o las calidades histriónicas y el guión o viceversa. Lee el resto de esta entrada