Archivos diarios: octubre 24, 2012

EL PERFECTO NEOANALFABETO Y OTRAS BLOGUERÍAS (Prólogo)

Hace unos días compartí con mis amigos de Facebook la buena noticia que me hiciera llegar la Editorial Oriente, y es que mi nueva propuesta de libro, que he titulado “El perfecto neoanalfabeto y otras bloguerías” fue aprobada en su plan de publicaciones. Nunca llegué a pensar que eso de “sentirse en casa” pudiese suceder precisamente con una casa editorial. Mi gratitud eterna para ese equipo que ha conseguido conformar una sólida colección de libros relacionados con el cine, y que en lo personal me ha permitido llegar a los lectores  con varios. A modo de anticipo les dejo aquí con una breve introducción que escribí para esta nueva compilación de entradas publicadas en el sitio.

Juan Antonio García Borerro  

INTRODUCCIÓN

Cuando hace ya algo más de cinco años abrí en Internet el blog “Cine cubano, la pupila insomne”, y colgué el primer post, estaba bien lejos de imaginar que algunas de las entradas publicadas en el mismo darían lugar en un futuro a dos libros: Bloguerías (Editorial Ácana, 2010) y Cine cubano, la pupila insomne (Ediciones Unión, 2012).

De hecho, no paso por alto la contradicción que se pone de manifiesto con cada uno de los volúmenes que han aparecido asociados al contenido del sitio digital: si desde el blog he intentado defender la idea de que vivimos en medio de una revolución electrónica (la cual ha afectado de manera radical toda la convivencia humana, incluyendo el hábito de la lectura), entonces ¿cómo interpretar este gesto que nos regresa a lo tradicional? ¿No será que, al final, todos los caminos siguen conduciendo al libro?

Podría alegarse que en el caso de Cuba ello funciona porque el acceso general a Internet todavía es muy precario. Lo de la precariedad informática en la isla es, por desgracia, toda una evidencia. Sin embargo, resultaría interesante explorar esos puntos donde se interceptan los intereses del hombre moderno, ese que a ratos pareciera debatirse entre lo heredado de una cultura básicamente literaria, y el consumo desaforado de lo que va siendo hegemónico en la actualidad: el audiovisual de factura electrónica. Lee el resto de esta entrada