Archivos diarios: octubre 1, 2012

OTRA INTERVENCIÓN DE GUSTAVO ARCOS SOBRE LA CRÍTICA

¡Vaya, cuantas opiniones hemos tenido en estos días! Una muestra de las posibilidades que un sitio virtual como este puede tener, generando diálogos, polémicas, ideas y puntos de vista. Es una de las fortalezas de esta superficie que además tiene la ventaja sobre otros medios, de actualizarse diariamente dejando la sensación de que no importa el lugar del planeta donde te encuentres, puedes leer, comentar o reaccionar vivamente ante cada texto o línea que se escriba.

Esa libertad, con el perdón de los “protectores de la Fe” o de los que gustan de las “políticas editoriales” no debe abandonar nunca este blog, entre otras cosas por ser consustancial a su naturaleza interactiva. Claro que libertad y responsabilidad suelen marchar unidos y en este sentido me gustaría apuntar que a pesar de ciertas frases o palabras utilizadas por los que aquí vemos reproducidos nuestros pensamientos, no creo que hayan sido expresados de forma malsana o irrespetuosa.

Si cada vez que el hombre emite un juicio, utiliza una palabra o apela a un calificativo, debe explicitar su razonamiento, el mundo no hubiera salido de la edad de piedra, pues todavía estaríamos conversando sobre las ventajas o desventajas de bajarse de la mata.

Juany, como en algún momento pedías más acción y menos palabras, quisiera ir a un punto sobre el que han estado dando vueltas no pocas de las intervenciones. Se trata de la relación entre el TEMA y el sentido de la OBRA FILMICA. Lee el resto de esta entrada

DE ROLANDO LEYVA A PEDRO NOA

Estimado Pedro:

En realidad no soy tan ingenuo ni romántico como cabría esperar en estos casos. No veo en la enseñanza superior cubana la solución final a todos los problemas de la angustiada sociedad insular contemporánea pero si como la cantera humana de la cual extraer el talento aun larval con que empezar a suplir las carencias habituales y sustituir, de paso, los vacíos de las fuentes vivas en vías de extinción. Coincido plenamente en el sentido que la academia apenas nos deforma a tenor con las imposiciones subrepticias que emanan del currículo oculto suscrito desde las conveniencias y convenciones ideológicas del sistema y también desde la gestión aleatoria y carismática de las vacas sagradas que sentaron cátedras hace tiempo y luego comenzaron a rumiar su miedo a perder su posición de privilegio, pero quiero creer, así lo percibo, que las circunstancias comienzan a cambiar.

Desde el diseño curricular, en la Universidad de Oriente, en lo que concierne al estudio de la Historia del Arte, aunque como ciencia se concentró durante décadas en el análisis de las artes plásticas, en la actualidad, en nuestro caso, no es así. En realidad no es tan difícil de entender. La propia lógica de las circunstancias socioculturales, dominantes en la actualidad, ha desplazado el interés académico, estudiantil e investigativo, hacia otras áreas del conocimiento artístico y estético, en especial, contra todo pronóstico, hacia el audiovisual. Ocurre así por lo difícil que resulta integrarse a la dinámica y la lógica interna del mercado laboral en Santiago de Cuba, por lo menos en lo que concierne a los egresados de las carreras de la Facultad de Humanidades. Lee el resto de esta entrada

MARIO CRESPO SOBRE LA DICTADURA DE LOS CRÍTICOS

Es verdad, Juani, son unos tiranos la mayoría de los críticos, pero para eso existen, creo yo. Unos más justos, otros apasionados e injustos a veces, otros sin ninguna elegancia y otros, con gran sindéresis y cultura que lamentablemente no son la mayoría. Pero la crítica es también un género literario y como en todo, habrá críticos cuyas obras y nombre perduren; otros, cuando pasen los años, nadie sabrá que existieron. Les toca a ellos, como a todos los artistas velar por su futuro. ¿Cuántos críticos de arte coexistieron con José Martí? Las críticas de arte del maestro todavía son escuela; de muchos de sus contemporáneos, ¿quién se acuerda?

El peor problema, creo, es la crítica inculta, que parte sólo del análisis formalista de la obra.  Ya Lezama y Octavio Paz se ocuparon de esto en los años 40, pero se ignora o se quiere ignorar ante la falta de capacidad de los críticos para ubicarse en este plano del análisis. Lezama quería una crítica que se alejara de  lo formalista, de la simple enunciación de valores y defectos, obviando el simple dominio de los traducible, es decir una crítica que no tenga en cuenta los valores y criterios individuales  y se atuviera a un saber construido metodológicamente. Una nueva epísteme, pedía. Y Luis Cardoza y Aragón decían en 1987 “Debemos ser suficientemente inteligentes como para siquiera desconfiar de nuestra inteligencia” Lee el resto de esta entrada

COMENTARIOS DE ANTONIO ENRIQUE GONZÁLEZ ROJAS A “OTRA CRÍTICA TAMBIÉN ES POSIBLE…”

Estimado Juany:

Si poco propicio es el contexto intelectual cubano para la construcción colectiva de significados y fomentar desde un sistemático debate dialógico (cual “brainstorming” perenne) nuevos modos de analizar las fenométicas y circunstancias diversas que consiguen expresión en el Arte, más distante aún estamos de un real redimensionamiento epistemológico del acto crítico en sí, que coloque a sus cultores al umbral de una auténtica evolución preceptiva tras la cual se asumirá orgánicamente la “transtextualidad” referida por Noa y que tú ratificas, a la hora de deconstruir un audiovisual, una puesta teatral, una pieza plástica, danzaria, literaria o musical. Tú mismo afirmas que “en Cuba las condiciones para esa revolución copernicana de la crítica audiovisual aún están por madurar”.

La obra artística e intelectual es resultante de la intrínseca necesidad humana de comprender, aprehender y explicar la metarrealidad circundante, cuyas cabales dimensiones escapan a nuestra percepción, muy limitada, además de las causas biológicas, por la singular confluencia y ausencia de circunstancias, saberes y sucesos que conforman la personalidad de cada sujeto, prefigurándose así la criba cognitiva mediante la cual le llega el mundo. ¡Las más básicas concepciones sobre el Bien y el Mal, lo Sagrado y Profano, la Justicia y la Iniquidad, la Calidad y lo Mediocre, son construcciones convenientes de quienes están en la posibilidad de dictar jerarquías! Luego de una práctica sostenida son consensuadas por las mayorías y consolidadas como ordenes naturales, tradiciones, costumbres, ideologías. El homo sapiens es producto de tal entorno sociocultural que intenta perfilarlo como reproductor en el tiempo de postulados canónicos, que décadas o siglos después terminan siendo trascendidos, ya sea negados tajantemente o transformados, por estos sucesores que buscan validar su percepción por encima de las precedentes o coexistentes. Y comienza otra vez el proceso de creación-sedimentación. Lee el resto de esta entrada

JORGE LUIS LANZA SOBRE LA CRÍTICA

Juany:

Por esto días he seguido de cerca las polémicas suscitadas por las oportunas e inteligentes ideas expuestas en tu carta abierta al crítico cienfueguero Antonio Enrique González Rojas, quien se despeña como presidente de la AHS en el territorio y desde hace algún tiempo se ha hecho notar por sus controvertidas ideas y criterios sobre el audiovisual cubano contemporáneo, pues reconozco lo asiduo que resultan sus puntos de vistas sobre el cine cubano mas reciente incluyendo otras manifestaciones del  universo audiovisual.

Aunque no acostumbro a sumarme a estas polémicas y debates, sobre un tema tan complejo como la crítica de cine en Cuba, aprovecho para exponer mis modestos criterios al respecto teniendo en cuenta que nadie tiene la verdad absoluta, eso es algo que aprendí de la filosofía y me parece aplicable en este caso, pues después lo expuesto por los colegas Rolando Leyva y Gustavo Arcos he llegado a la conclusión que no tiene sentido desgastar cuartillas en polemizar sobre la existencia o no de una crítica joven en Cuba en el ámbito cinematográfico si lo mas importante no es que haya una crítica joven, sino mas  que el ejercicio del criterios se enriquezca con nuevas formas de mirar el complejo y cambiante universo audiovisual, no solo con puntos de vistas novedosos,  sino también con métodos que superen el tradicional y desgastado ese descriptivismo referencial que ha padecido cierta forma de concebir la crítica cinematográfica en nuestra isla, aspectos sobre los cuales has reflexionado a través de densos ensayos publicados anteriormente, sobre todo ese importante libro que es La edad de la herejía, por solo citar ese texto. Lee el resto de esta entrada

DE PEDRO NOA A ROLANDO LEYVA

Estimado Rolando Leyva:

Me ha ocurrido con el tema de la crítica audiovisual en los planes de estudios de las carreras humanísticas lo mismo que con aquellas películas que vamos a ver tentados por el título y después nos damos cuenta que no eran lo que esperábamos.

No puedo asegurar que en la Universidad de Oriente se ejercite y enseñe la crítica audiovisual; pero puedo partir de la experiencia en la Universidad de La Habana, especialmente en la Facultad de Artes y Letras, donde todavía el eje principal de la carrera sigue siendo las artes plásticas como prioridad en la formación de los futuros profesionales. Y puedo decir también que lo audiovisual no es la disciplina peor tratada, pues todavía tiene un grupo de asignaturas que son recibidas por los estudiantes durante más de un curso. No ocurre igual con otras manifestaciones del arte que apenas son mencionadas o contempladas en el currículo. Algo más o menos parecido sucede en  Periodismo.

Por otra parte, en ambas carreras apenas se imparten asignaturas teóricas, aunque se han dado algunos pasos al respecto. La generación actual que estudia en nuestros centros universitarios tiene a favor, sin embargo, la gran red de redes, donde -problemas de conexión aparte- encuentran espacios para publicar y dar sus criterios, y no hablo de sitios clandestinos. Un rastreo por los más leídos, puede darnos una idea de cuantos estudiantes de periodismo o de Artes y Letras están ejerciendo su criterio o, por lo menos, reportando alguna actividad fílmica. En el pasado Festival de cine de La Habana era común encontrarme con alumnos de la Facultad de Periodismo, sobre todo, buscando personalidades para hacer entrevistas y varios de ellos colaboran con el periódico del Festival o el Bisiesto de la Muestra Joven. Los de Arte son menos, me atrevo a asegurar, – por lo que te expliqué más arriba-, debido a su tendencia hacia las artes plásticas, sin dudas, en la coyuntura actual del mercado artístico nacional, más rentables. Lee el resto de esta entrada

LOURDES PASALODOS SOBRE LA CRÍTICA

La ofensa jamás será el camino

Por Lourdes Pasalodos

El título “Definitivamente irremediable”, decidido por Antonio E. González para dar su opinión sobre el filme, Irremediablemente juntos, de Jorge Luis Sánchez, es portador desde el anuncio (gancho, en materia periodística) de la actitud de quien cree estar en posesión de la verdad absoluta. Si nos atenemos al significado de definitivamente: concluyente, irrebatible, indiscutible y un largo etcétera. (Se trata de un término con numerosos sinónimos, todos aplastantes.) Y de irremediable: irreparable, insalvable…, podremos pensar sin mucho esfuerzo que la película es un bodrio y, en lo adelante, leeremos los argumentos que así lo demostrarán. La afirmación, coloca o pretende colocar a priori a ese ente abstracto, que es el lector o el público, en el grupo de los detractores.

Como persona con cierta noción en materia periodística y cinematográfica, la afirmación de González me resultó, de inmediato, un error de lesa comunicación. No obstante, seguí leyendo. Mi apreciación del filme era (y es) diametralmente opuesta y quise encontrar en su visión, la mirada otra. No la hallé. El texto del ¿novel crítico?, es de principio a fin, demoledor, nada se salva, todo es pésimo.

Entonces llegué a la conclusión de que Antonio Enrique debe aprender a comunicar sus opiniones con consciencia de que el rol del crítico es de mediador y que tanto el hecho mismo de comunicar, como el de servir de intermediario, son ajenos por completo a la ofensa. Lee el resto de esta entrada