Archivos diarios: septiembre 25, 2012

OTRA CRÍTICA TAMBIÉN ES POSIBLE…

Al principio pensé que esto no sería más que el típico intercambio de ideas entre dos individuos que piensan diferente. Intercambios que por lo general devienen diálogos de sordos, o pasarelas en las que los contrincantes anteponen el lucimiento de la retórica efectista al debate efectivo de los argumentos. Por fortuna, antes de que Antonio Enrique González Rojas respondiera la carta pública original, Gustavo Arcos, Rolando Leyva Caballero, Pedro Noa, y Justo Planas, se encargaron de demostrar que aquí hay algo más que un diferendo entre dos.

Creo que se han estado aportando ideas interesantes, las cuales (sumadas a las de la anterior polémica, también asociada al ejercicio crítico) pueden ayudar a perfilar mucho mejor ese Taller de la Crítica Cinematográfica que quisiéramos hacer en Camagüey en el venidero mes de marzo. O a lo que señalaba en esa primera misiva: pensar entre todos en cómo contribuir a fomentar entre nosotros verdaderamente una nueva crítica.

Yo insistiría en esto porque, en algunos momentos de nuestros intercambios, pareciera que lo que estamos cuestionando es el estado de salud del cine cubano o de la industria, cuando en realidad lo que me interesa someter a debate esta vez es el anquilosamiento de nuestras prácticas críticas. En este sentido, cuando hablo de “la crítica” no me interesan los nombres propios. Yo iría más lejos aún: no me interesa esa versión menor de la Crítica nacida en el siglo XX con el apellido de “crítica de cine”. Me interesa el fenómeno mismo de la Crítica, pero entendida como esa operación intelectual que en cualquier época y latitud permite juzgar a través de las opiniones, y que por tanto, parece atada a determinadas reglas y limitaciones humanas, ya estudiadas en diversos períodos por sabios como Kant o Husserl, por citar apenas dos.    Lee el resto de esta entrada