Archivos diarios: septiembre 24, 2012

DE GONZÁLEZ ROJAS A GARCÍA BORRERO Y GUSTAVO ARCOS

Estimados Juany y Arcos:

Me considero del afortunado par de críticos jóvenes (según comenta Arcos) que, provocado por las recientes epístolas de ambos y con sangre aún caliente, optará por sumarse a la polémica, a pesar del cierto retraso ocasionado por aciagas causas tecnológicas, no por morosidad intelectual. Trasciendo el tentador y cómodo mutis que muchos guardan desde sus rediles y paso a desarrollar mis argumentos, apoyados sobre una todavía muy breve presencia personal en el panorama del arte cubano, apenas cuatro años de ejercicio del criterio. Tú mismo, Juany, reconoces mi casi obsesivo propósito de cartografiar el acontecer fílmico cubano, para no dejar a los arqueólogos e
historiadores futuros un terreno totalmente virgen, aunque sí aciago.

Algo parecido pretendo con la TV Cubana, tanto o más menguada en sus calidades que el celuloide. Y aunque no carece Arcos de razón al argüir: “¿Para qué escribir una y otra vez sobre un filme o autor que ya tiene tan poco que decir, cuya obra carece de fuerza, que apenas experimenta, que sigue de manera oficiosa o rutinaria una quehacer ya aprendido y que muy rara vez se propone decir algo…?”, creo que mi paso por este erial creativo en que se debate el cine nacional no puede ser el indiferente deambular del alienado nihilista, sino que prefiero tañir el olifante roldanesco en medio de la masacre para demostrar que aún palpita la vida entre las mermadas tropas de Carlomagno. Me traiciona mi extemporáneo romanticismo, pero que mi ironía y sarcasmo habituales no se confundan con cinismo. Lee el resto de esta entrada

DE LEYVA CABALLERO A GUSTAVO ARCOS Y PEDRO NOA

Flechas cruzadas. Una respuesta posible para Gustavo Arcos y Pedro Noa.

Por Rolando Leyva Caballero

No quiero insistir en el tema cansino que se remite al estado al parecer calamitoso e irreversible de la crítica de cine en Cuba. Ahí están los autores, los textos, concebidos desde una sana pluralidad pero demostrar lo obvio. El pensamiento estético referido al análisis del hecho fílmico en Cuba, sin embargo, está vivo, circula por canales alternativos, se desplaza al plano de la oralidad, al reino de ese otro mundo virtual que está allá fuera, esperando que nos permitan descubrirlo, para bien o para mal, si nos dejan, para irnos a escribir cerca del cielo.

Por momentos me parece que algunos críticos establecidos insisten en acusar de epígonos improvisados a los jóvenes, en cursivas, que comienzan a establecerse en el oficio. No es el caso de Gustavo Arcos y Pedro Noa. Es decir, no me refiero a ellos, sino de modo alusivo e impersonal a otros críticos, menos comprensivos o tolerantes.

En todo caso me remito a los textos de Gustavo y Pedro, a modo de provocación, colgados en el blog de Juan Antonio, para dialogar, más bien para disentir y contrarrestar algunos puntos específicos, de lo que ellos opinan, por su lado. En Cuba sí se intenta, al menos, desde el diseño académico curricular de la carrera de Historia del Arte, enseñar a criticar, a escribir, a pensar, a los críticos en formación, por lo menos a los que tienen aspiraciones de integrarse al ejercicio de esta praxis hermenéutica. Ese no es el problema. Lee el resto de esta entrada

JUSTO PLANAS SOBRE LA CRÍTICA

Juany:

Escribo por dos razones, la primera es que dijiste estar interesado en escuchar el criterio de los jóvenes, la segunda es que me preocupa esa demarcación que respuesta tras respuesta se va realizando de lo joven o nuevo respecto a lo viejo en este asunto de la crítica. ¿Es demasiado obvio mencionar que no todo lo nuevo es bueno…? Eso sí, mi generación, por fuerza, debe aportar perspectivas diferentes a otras, sucede así generalmente, y en este caso hay circunstancias determinantes: fuimos niños de Período Especial, adolescentes de las nuevas tecnologías y ahora jóvenes que ven cómo ese mundo trasnochado de los 60 asoma canas y clama reemplazo. Nuestra experiencia cinematográfica ha sido distinta a la de otras generaciones, en ese estado de inconsciencia cinéfila que siempre marca el comienzo, las primeras edades, vimos cine norteamericano y no soviético, vimos en Matinée infantil y Arte 7 un tipo de cine, imagino, distinto al que la TV Cubana transmitía en los 70 y los tempranos 80. Somos cinéfilos de la cine Chaplin de hoy, de la Cine cubano de hoy, y de los miles de espacios para ver y hablar sobre cine que antes no existían, del DVD y las computadoras… Ya los de ese tiempo nos acercamos a los 30, o los pasamos, pero ¿podemos llamarnos críticos de cine?

Incluso los que escribimos “críticas” de cine con cierta asiduidad le tememos al nombre, nos queda un poco grande. La crítica de cine exige conocimientos teóricos que incluso los graduados de carreras afines como Historia del Arte o Periodismo solo llegamos a vislumbrar, eso lleva su tiempo. De hecho, junto con unos amigos (Arsibel López, Rubens Riol, Lázaro González) le presentamos a la ACPC un proyecto de Diplomado de Crítica Cinematográfica, para que ustedes los críticos nos ayuden a encontrar los mejores caminos hacia el estudio del cine. Habrá que ver si se convierte en una realidad. Lee el resto de esta entrada

PEDRO NOA SOBRE EL EJERCICIO DE LA CRÍTICA DE CINE EN CUBA

Estimado Juany:

No acostumbro a seguir las ideas que mueves en tu blog por la sencilla razón que no tengo acceso a él; pero las veces que he recibido algo, lo he disfrutado mucho.

Este tema de la nueva crítica, mi opinión es que debe enfocarse más sobre las carencias que han tenido históricamente los críticos en su formación que sobre las deficiencias de personas específicas, porque sin uno no puede existir el otro.

Si miramos cronológicamente la formación de los críticos cinematográficos cubanos, nos daremos cuenta que todos han surgido desde plataformas diversas; pero sin una formación sólida sobre el arte cinematográfico. Desde el propio Valdés Rodríguez, Cabrera Infante y otros muchos que apenas se mencionan (por ejemplo Walfredo Piñera o Rodolfo Santovenia) la formación para acometer la crítica ha sido más autodidacta y apoyada en una cultura general que en una especialización sobre el tema. Lee el resto de esta entrada