POST-HOLGUÍN

Regresé de Holguín sumamente estimulado con los intercambios que pude sostener con varios de los participantes de la décima edición del Festival Nacional del Audiovisual “Por primera vez”, y dentro del mismo, la “Primera Jornada de la Crítica Cinematográfica Joven”, auspiciada por la AHS. Y ya no estoy hablando de la satisfacción que pudo dejar en lo que llamo mi egoteca, la presentación del libro “Cine cubano, la pupila insomne” en el Café Tres Lucías, sino de las ideas que aún rondan en mi cabeza tras las dos jornadas en las que pude participar.

Lo de la presentación del libro me gustó porque conseguimos crear, físicamente, ese clima de confraternidad que muchas veces he defendido en este café virtual que es el blog (confraternidad que nace no de la similitud de criterios, sino del respeto a la diversidad). Cierto que había un calor insoportable, y por una conjura de equívocos lamentables, comenzamos como media hora después de lo previsto en el programa, a pesar de que todas las sillas estaban ocupadas desde temprano. Por otra parte, pude llevar por mi cuenta apenas veinte ejemplares, porque esta es la primera vez que se presenta públicamente.

A pesar de todos esos inconvenientes, pienso que la introducción de Gustavo Arcos inclinó la balanza hacia lo positivo, en tanto como buen conocedor y contribuyente intelectual del sitio, pudo ofrecer una excelente descripción de las cosas que colectivamente allí se han logrado, y con ello estimular la curiosidad de quienes todavía no han incursionado en estos terrenos.

Ahora voy a reiterar una idea que otras veces he manejado. Los eventos más útiles son aquellos que llevan de un modo natural las ideas que se discuten en los foros cerrados, a los espacios más humanos, a los más abiertos. A esos lugares donde se vive el día a día sin que uno apenas lo perciba, porque la lucha diaria apenas te permite reparar en lo que pudiera ser más razonable y menos absurdos.

Por eso hay que llevar estas ideas a los parques, o a los cafés donde la gente se pone a conversar de modo distendido, y sin ánimo alguno de pontificar. No es exactamente en la Academia donde se siembran esas inquietudes profundas que con el tiempo contribuyen a derribar edificios ya anquilosados, toda vez que en estos espacios de alta cultura muchas veces la gestión del conocimiento está puesta en función de consolidar lo ya conseguido por las autoridades, en vez de proponer el recorrido de nuevas sendas.

En el caso de las discusiones que sostuvimos en torno al impacto de las nuevas tecnologías sobre el ejercicio tradicional de la crítica de cine, en lo personal me resultaron muy provechosas, porque alcancé a percibir en varios de los participantes (y sobre todo en los más jóvenes) una voluntad de pasar del enfoque meramente óntico y catártico (ese que apenas repara en lo impresionista, haciendo del relativismo un absoluto) a la indagación más esencial de esta práctica. A lo que tendría que ver con la Crítica misma (sin que el fetichismo de los nombres propios intervenga en demasía en esas reflexiones).

Al menos, aquella madrugada del miércoles que estuve en el parque Calixto García hablando con un grupo de jóvenes sobre crítica de cine, pero también de Filosofía, de Política, de Estética, de Historiografía (que son zonas que nuestro ejercicio crítico más convencional suele dejar a un lado para concentrarse en la descripción aislada del texto fílmico puntual), sentí que con esta generación más lozana ya comienzan a descubrirse puertos que nos llevarán a universos hasta ahora inéditos.

Juan Antonio García Borrero

PD: Les dejo con los criterios que tiene Gustavo Arcos del encuentro, así como referencias a otros sitios que lo han comentado.

GUSTAVO ARCOS SOBRE EL X FESTIVAL “POR PRIMERA VEZ” (HOLGUÍN)

Juany:

Terminó el X festival Por primera vez, en Holguín. Allí nos encontramos e integramos varios paneles coordinados por Reynaldo Lastres y la entusiasta gente de la sección de audiovisuales  dela AHS en la provincia. Fueron sin duda los puntos altos del evento. Siempre he creído que este tipo de intercambio entre creadores, investigadores, críticos, promotores y público genera múltiples ideas y mueve el pensamiento. Sabemos que no era el sitio, ni estaban las personas que pudieran cambiar la triste realidad que acompaña el consumo del audiovisual en el país, pero se discutieron y escucharon no pocas y valiosas opiniones sobre ello. También se habló y mucho, sobre la sociedad cubana, la enseñanza artística o las expectativas de los jóvenes. Como ya viene siendo habitual, las autoridades del Partido,la Cultura o el Gobierno de la provincia no se portaron por allí, mostrando una vez más, su poco interés en conocer o dialogar con los creadores o especialistas. Y aunque tal asunto está en su contenido de trabajo (ver los lineamientos), ellos lo pasan olímpicamente por alto.

Pudimos igualmente socializar muchas de las ideas compartidas recientemente en tu blog, acerca de la crítica y su función actual. También en las secciones del último día se escucharon las voces de los propios creadores sobre las maneras de gestar y producir audiovisuales, en un ámbito como el nuestro, donde existen ya más de cien productoras independientes y focos de realización alternativos. Está claro que ya no parece ser un problema rodar películas o cortos, sino el tema y lo que angustia a muchos de los creadores, es su nula difusión o los prejuicios que tienen los exhibidores acerca de los temas y contenidos abordados por los jóvenes. La endeble política cultural y estatal que se viene aplicando en esta esfera tan importante, fue motivo igual de discusión. Y es que, parece reinar un caos absoluto si de legalidad estamos hablando. Muchas productoras y realizadores, pero todos sin amparo jurídico, actuando por su cuenta y riesgo, viendo muchas veces como sus obras son censuradas o intervenidas durante el proceso de filmación. Las diferencias por ejemplo entre lo que se hace y exhibe en los circuitos capitalinos, es notable, si se compara con los breves espacios y obsoletos criterios que persisten sobre el cine independiente en las provincias.

Luego, está el grave asunto de las salas de cine. Juany, he sido invitado este año a cinco festivales realizados en provincias como Camagüey, Santa Clara y Holguín. Todos tienen un lugar común y es la inexistencia de cines. Cuando los hay apenas pueden exhibir una programación con cierta dignidad pues a la ya habitual falta de aire acondicionado, se le unen problemas con la higiene, el deterioro notable del lunetario y las pantallas, la falta de atención a las instalaciones, los problemas con el audio o los proyectores y un largo etcétera. Los eventos deben entonces recurrir a pequeños espacios como son las salas de video que tienela UNEACen su sede, u otros locales no identificados con este tipo de actividades. Resultado: por un lado cada vez hay menos espectadores, quienes recurren a los bancos privados para satisfacer sus necesidades de entretenimiento. Por otro, la sensación de que el cine puede ser cualquier cosa menos un arte, una forma de elevar nuestra cultura, una manera de pensar el mundo, de confrontar nuestros demonios o de soñar.

Resulta bastante llamativo y preocupante el diseño actual del sistema de eventos acerca del cine o el audiovisual. Realmente no es un problema nuevo. Yo mismo hace 4 años publiqué enLa Gacetadela UNEACun texto llamando la atención sobre ello. Estos festivales, encuentros o muestras han sido habitualmente organizados, por los Centros Provinciales de Cine con las ayudas del ICAIC, el Ministerio de Cultura o el Poder Popular. Pero desde hace algunos años, las ya conocidas dificultades económicas y las nuevas disposiciones del gobierno sobre las subvenciones o las asignaciones de recursos, han cortado drásticamente los presupuestos para organizarlos. Este mismo Festival no tenía lugar hace dos años y fue rescatado gracias a una conjunción de estrategias entrela AHSy el Centro de Cine de la ciudad. Pero no basta con tener buenas ideas sino que hay que brindar a los invitados, especialistas y público las suficientes condiciones de hospedaje, alimentación y atención general que se merecen. Resulta que los eventos, más que funcionar, se arrastran en un marasmo de indiferencia de los habitantes de la provincia, las universidades o centros culturales, el gobierno o las instituciones afines.La UNEACactúa en muchos casos como una tabla de salvación, brindando (como fue ahora el caso) todos sus espacios y dispositivos técnicos, convirtiéndose en una pequeña isla dentro del océano, aunque al mismo tiempo sería provechoso que además, sus propios miembros hicieran mayor acto de presencia.

Como yo, pudiste comprobar que no es suficiente la energía o dedicación que ponen en los mismos, sus organizadores ( mérito que llevaron todas y todos los que se ocuparon día a día en sacar adelante este Por Primera Vez) sino que hay que revisar seriamente todo el entramado conceptual y financiero de estos eventos. ¿Para qué existen? ¿Cuáles son sus propuestas o diferencias con otros similares? ¿Cuál sería su perfil? Cuestiones organizativas, estrategias promocionales, convocatorias e identidades, deben ser igualmente rediseñadas o actualizadas a las dinámicas del audiovisual contemporáneo. Los eventos, como ya he comentado en múltiples ocasiones, deben integrarse a la comunidad, servirse de ella, buscar en las provincias o ciudades, los espectadores, participantes y actores que puedan generar las mejores ideas. Deben romper esa rutina burocrática que los ata a cumplir ciertas actividades formales que poco aportan y mucho hacen perder el tiempo a los asistentes. Pienso por ejemplo que todos los eventos y festivales deben desplazarse al menos una jornada a los centros académicos o estudiantiles de las regiones. Visitar las universidades, programar en ellas, debates de filmes, paneles o talleres de apreciación, aprovechar a los invitados que rara vez visitan la provincia y tatar de que estos  tengan un diálogo con los interesados. Los organizadores deberían tener claro cuáles son en una ciudad o comunidad las personas interesadas en el arte, el cine o el audiovisual, para acercarse a ellos e invitarlos, gestando encuentros paralelos al programa oficial del evento. Tampoco estas citas deben ser espacios para un diálogo de sordos, sitios en los que, especialistas o conocedores hacen interesantes propuestas sobre los problemas que nos rodean pero jamás obtienen respuestas o ecos a sus interrogantes.

Finalmente quisiera anotar que entre los asistentes había jóvenes y otros no tanto, interesados en intercambiar, en mostrar sus obras y comentar sus proyectos. Realizadores de la TV Serranao de la ciudad de Gibara, grupos de aficionados o miembros de cine clubes desean ser escuchados y tomados en cuenta, pues tienen ideas o experiencias que ofrecer. En Holguín hay varios de esos proyectos alternativos que ya muestran resultados como el Anima en el campo de la animación o el Proyecto Spora realizando video clips. Para mí fue muy bueno conocer especialmente a los integrantes del proyecto Aporía quienes de manera autodidacta y alternativa realizan curiosas obras utilizando una cámara fotográfica, la técnica del stopmotion y la estética del falso documental.

En fin amigo que queda aún mucho camino por recorrer. Tal vez la buena noticia es que en el fondo de ese océano de aparente indiferencia, pueden también encontrarse algunas perlas.

Un abrazo

Gustavo Arcos

Premios de la X Edición Por primera Vez:

Gran Premio: Lavadora ( FAMCA-ISA) dir: Joel Infante.

Mejor ficción: El niño de la cámara ( FAMCA-ISA) dir: Roger Carballosa

Mejor documental: El Evangelio según Ramiro ( FAMCA-ISA) dir: Juan Carlos Calahorra

Mejor animación: Composición en azul y rojo (Anima-Taller de creación ALBA-Holguín)

Mejor video clip: Type writer. ( Proyecto Spora-Holguín)

Mejor Video arte: Umbra. dir: Yoel Parra

ECOS DEL ENCUENTRO: 

CONCLUYE FESTIVAL NACIONAL DE AUDIOVISUAL EN HOLGUÍN

PENSAR CRÍTICAMENTE O SER UN PROVOCADOR

ENTRE EL CINE CUBANO Y EL INSOMNIO

JUANY, EL ENCANTO DE TENER UN BLOG

Anuncios

Publicado el julio 2, 2012 en SOBRE LA CRITICA. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: