Archivos diarios: marzo 6, 2012

ESPLENDOR Y DECADENCIA DE LA CULTURA AUDIVISUAL EN CUBA

Hubo un tiempo en que la cultura audiovisual en Cuba mostró índices dignos de cualquier país del Primer Mundo. Hablo de esa época en que la eficacia de un sistema donde producción, distribución, recepción, y debate de aquello que se consumía, funcionaba como una respiración, como un todo inspirador.

En esas fechas, que abarcaría el arco que va desde principios de los sesenta hasta mitad de los noventa, el ICAIC ostentaba el papel rector. Luego, la llegada de las nuevas tecnologías, la democratización de las prácticas fílmicas, la hegemonía de soportes móviles, la entronización de la cultura televisiva,  combinado con la incapacidad de la institución ICAIC de sumarse a esa trepidante carrera de relevo, propició que arribásemos a esa suerte de páramo donde ahora mismo circula y se consume más audiovisual que antes, pero se le piensa menos.

¿Qué consecuencias ha traído para la cultura audiovisual del país esa conjura de circunstancias donde en la actualidad brilla por su ausencia una estrategia institucional? Ante todo, la decadencia cada vez más alarmante de un gusto colectivo que, gracias al anterior desempeño dela Cinematecade Cuba, del ICAIC con su programación semanal, del Festival de Cine de La Habana, del Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica en Camagüey, del Cine Pobre de Gibara, por mencionar apenas cinco instancias, había conseguido naturalizar en la isla el consumo y debate de un cine plural, alternativo al modelo de representación hegemónico, y sobre todo, movilizador de ideas. Lee el resto de esta entrada

Anuncios