NEOANALFABETISMO, NUEVAS TECNOLOGÍAS Y CULTURA EN CAMAGÜEY (2)

¿Qué significa pensar las nuevas tecnologías, ya no desde un país subdesarrollado como Cuba, sino desde una de sus provincias?, ¿qué importancia podría tener pensar esas tecnologías modernas cuando, en principio, deberían cavilarse críticamente otras cuestiones más perentorias para el cubano de a pie?, ¿tiene sentido en un contexto como el nuestro una mirada a lo ultramoderno, cuando nos quedan pendientes resolver no pocos desafíos modernos (y, algunos, ni siquiera modernos)?; ¿acaso la no solución de los viejos problemas no condiciona el fracaso de todo lo que se asome al presente?

En realidad, del problema de las nuevas tecnologías ya no escapa a estas alturas ningún cubano. No importa si se vive en La Habana, Madrid, Miami, Camagüey, o Sibanicú. Ni siquiera importa que se les considere una cosa ajena e innecesaria. Aunque no la percibamos del mismo modo, todos formamos parte de eso que Manuel Castells ha llamado “la sociedad red”. Cierto que, ya sea desde la perspectiva de los usuarios, o de quienes proveen tecnológicamente a esa red, las dinámicas parecieran concentrarse en el mundo más desarrollado, pero el impacto va siendo global, impredecible, y brutal. Sobre todo en lo que se refiere a las inminentes exclusiones sociales.

No hay que olvidar, sin embargo, que la llamada “brecha digital”, que desde el punto de vista tecnológico existe (basta comparar la velocidad de conexión de la sala de navegación de la UNEAC en Camagüey, con la del cibercafé más precario de la Gran Vía), estaría más bien marcada, siguiendo con Castells, por “la capacidad educativa y cultural de utilizar Internet”.

¿Hasta qué punto los intelectuales camagüeyanos con acceso a Internet (hablo concretamente de los que pueden conectarse desde la UNEAC) tienen conciencia de las múltiples posibilidades que les brindan estas redes de redes?, ¿cuánto, por desconocimiento o subestimación, no estarán desaprovechando?, ¿será válido seguir culpando al subdesarrollo de toda la inercia intelectual que se asocia a este fenómeno en el territorio?

A los amigos del espacio “La ciudad simbólica”, les recuerdo que precisamente de Neo-analfabetismo, nuevas tecnologías, y cultura en Camagüey estaremos hablando mañana, a las cinco de la tarde, en la Sala Nuevo Mundo. Los esperamos.

Juan Antonio García Borrero

Publicado el noviembre 22, 2011 en BLOGOSFERA. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: