ENRIQUE COLINA SOBRE “LOS BOLOS EN CUBA Y UNA ETERNA AMISTAD” Y SU NO SELECCIÓN PARA COMPETIR EN EL FESTIVAL.

Sucede que me han pisado un querido callo y como no me gusta soportar en silencio aquello que me duele y con lo que no estoy de acuerdo, aquí va un grito, no de vanidad herida, sino un reclamo de mayor rigor intelectual a la comisión de selección del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano. Pero, si a pesar de esta afirmación se cree o no que hago público este reclamo por una razón de ombliguismo, o por otra presunción de arrogancia estúpida, es algo que me tiene sin cuidado.

El occiso es un documental titulado, LOS BOLOS EN CUBA Y UNA ETERNA AMISTAD…, que no fue seleccionado por la comisión del festival para competir este año y pasó al recurso de consolación -la sección Hecho en Cuba-, concebida más para evacuar la producción nacional que se considera no apta estética -o políticamente incómoda-, para que compita en un festival de alta categoría, como este, de vocación artística y política, reafirmativa de su identidad cultural latinoamericana. Digo, más por esta razón que por la que se esgrime que la sección ofrezca una muestra del quehacer audiovisual en la isla, pues así se procura dulcificar y neutralizar la inclemencia del desengaño y el rencor de los eliminados. La exclusión del ámbito competitivo supone una pérdida significativa de resonancia pública, una suerte de censura blanda, como lo fué la que impidió que el año pasado compitiera en la categoría de ficción el filme, Memorias del Desarrollo, del realizador Miguel Coyula, y esto a pesar de los méritos que la avalaban artísticamente. Cuando solicité me informaran por qué el documental no podía competir, la respuesta fue, “porque a la comisión le pareció demasiado largo y había tantos documentales…” Indagué si podía existir alguna razón política y la respuesta fue negativa.

Debo comenzar compartiendo el criterio de que tratándose de un festival latinoamericano realizado en Cuba, ninguna cinematografía nacional de la región debe ser privilegiada. Como que también es potestad de cualquier festival elegir o no un filme para su participación. Ahora bien, tratándose de un festival que pretende mostrar lo más significativo y valioso de la producción audiovisual de cada nación latinoamericana, supongo que el criterio selectivo para escoger las obras de cada país debe basarse en consideraciones estéticas, de forma y contenido, serias y no superficiales. Resultaría ingenuo pretender que el filtro selectivo de comisiones y jurados, en cualquier parte del mundo, sea totalmente imparcial y profesionalmente objetivo, más por cuanto a veces las preselecciones las hacen supuestos especialistas que también en ocasiones no tienen una calificación requerida para superar apreciaciones sin sustancia ni solidez intelectual. El buen o mal gusto personal, la sensibilidad, cultura, ideología, intereses, etc., de sus integrantes influyen las decisiones, así como las determinaciones y conveniencias del contexto en el que se realizan los festivales. ¿Cuántos premios de mayor o menor relevancia han recibido filmes cuyo significado y perdurabilidad artística han sido efímeros? Esto es inevitable, porque nadie ni nada es perfecto, pero el aspecto en el que a mi juicio la selección debe resultar profesionalmente consecuente y responsable, invalidando el subjetivismo ramplón, es en su coherencia con el objetivo esencial del festival, a saber, abordar temas controvertidos de diferentes realidades nacionales, hermanadas por un denominador cultural integrador, que intenten revelar artísticamente contenidos medulares que refuercen y hagan visible su identidad particular en el gran contexto continental.

LOS BOLOS… intenta acercarse al tema de cómo los cubanos recuerdan los treinta años de presencia y padrinazgo soviético en nuestro país, veinte años después de haber perdido la cuantiosa ayuda que sirvió de sostén material a la Revolución cubana y también de parangón político, como modelo de “socialismo real”, del que se copiaron unos cuantos errores de los que hoy se abjura. Este tema del que tan poco se ha hablado después de la desaparición de la URSS y que marcó la existencia cotidiana de cada uno de nosotros, no al nivel de las cimas de la alta política sino desde la perspectiva de la lata de carne rusa y los muñequitos, y también como espectadores pasivos de la dócil unanimidad de nuestros representantes en nuestras asambleas y el verticalismo de nuestro proceso, considero que bien vale por su significación cultural y política una apreciación ideológica más certera y definida que la recibida. Sin embargo, el contenido no vale por sí solo si no lo avala una realización formal que sostenga el punto de vista, el tono y la funcionalidad dramática de su mensaje para comunicarse con el espectador y -quizás yo esté equivocado y también lo estén muchos que lo han visto-, pero creo que este es un documental profesional capaz de medirse de igual a igual con cualquier otro ya seleccionado.

No invalida esto el respeto y reconocimiento que siento por el valor político y cultural del festival, cuya trayectoria agradezco y aplaudo, antes bien este señalamiento crítico es expresión de la consideración en que lo tengo, pues para mi, la mejor manera de querer es con los ojos abiertos y diciendo lo que pienso.. De corazones ciegos estamos rodeados y el precio de una fe muda lo estamos pagando con el deterioro de muchas cosas valiosas. El festival ya tiene unos añitos y no tiene por qué confiarse en la excelencia de su pasado. La vejez trae sabiduría, pero también decrepitud, espero que el festival no se contagie con este envejecimiento que nos está comiendo los huesos.

Decidí retirar el documental de la sección consoladora. Someteré estas afirmaciones a una prueba pública que corroborará o no esta denuncia si consigo que lo exhiban, ya sea el ICAIC, el ICRT, la UNEAC, UPEC o cualquier entidad cultural o periodística que quiera asumir su debate y permita que el público cubano, al que se dirige esta obra y, como dice Taladrid -que quizás quiera presentarlo en su, Pasaje a lo Desconocido-, que la gente saque sus propias conclusiones.

Enrique Colina
15 / 11 / 2011

VER TAMBIÉN EN EN EL BLOG:

DESMEMORIAS DEL CANON

CINE CUBANO, CINE LATINOAMERICANO

PD: Respuesta de Desiderio Navarro a Enrique Colina

Estimado Enrique:

El Centro Teórico-Cultural Criterios, como sabes, no tiene las mejores condiciones para una proyección fílmica, sobre todo después de los impunes vandalismos sufridos recientemente, pero, sobre la base de su trayectoria, creo que sí tiene las condiciones óptimas para el debate público abierto, conceptualmente argumentado y serio, no ya sobre la exclusión de tu obra en el Festival, sino sobre lo que la hace significativa: los valores cognoscitivos, estéticos y demás de tu filme, cuyo tema me parece sumamente importante para la mejor comprensión de la realidad social cubana actual.

Así pues, si te parece bien, tienes ya en Criterios esa “entidad cultural o periodística que quiera asumir su debate y permita que el público cubano, al que se dirige esta obra , (…) que la gente saque sus propias conclusiones”.

Un abrazo,

Desiderio

Publicado el noviembre 21, 2011 en POLÉMICAS. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. No solo en la Habana se cuecen habas, a mediados de la década pasada en el festival Internacional de Miami no se aceptó tampoco “Cercanía” de Rolando Diaz, tampoco la aceptaron en el Festival de La Habana. Sería interesante si Enrique Colina la presentara al próximo Festival de Miami. Aquí habemos muchos que nos gustaría verla y otros que tal vez les moleste que se hable de los bolos para bien o para mal.

  1. Pingback: Polémica Cubana» Blog Archive » Des cinéastes cubains accusent le festival de La Havane de marginaliser leurs films

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: