BARBACHANO PONCE SOBRE BUÑUEL Y SUS INTENCIONES DE ADAPTAR “EL ACOSO”, DE CARPENTIER

“Me pareció que sería un filme maravilloso… Alejo me demostró mucha confianza, mucho aprecio y mucho respeto, y me dijo: “Házla”. El acoso, tal vez sea otro de mis sueños que por equis circunstancias nunca pudo realizarse. Siempre me ha interesado mucho esa mezcla maravillosa que te da Alejo de la arquitectura como arquitectura con la arquitectura musical, con el suspense, con la maravilla del lenguaje, con esa atmósfera…

Yo sigo creyendo en El acoso; y lo iba a hacer Buñuel. Pero creo que no era un tema de él, era un tema de Alejo.

¿Sabes qué le interesaba? El padre de Buñuel trabajó en Cuba muchos años y aquí hizo su fortuna, sí, y eso es algo no muy conocido y Luis amaba a Cuba por esa razón, porque lo oyó tanto desde su infancia, que, en fin, vivía ese ambiente, el ambiente paterno. Eso le gustaba a Luis: volver a la tierra que había visto su padre. Buñuel veía en El acoso un poco La Habana en que vivió su padre. Creo que esa era su única motivación”.

Tomado de “Carpentier en el reino de la imagen”, de Luciano Castillo. Ediciones UNION, La Habana, 2006, pp 180-181.

Publicado el mayo 11, 2011 en DEL ARCHIVO. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: