Archivos diarios: enero 5, 2010

SOBRE BLOGUERIAS, UNA NOTA CRÍTICA

ESCRIBIR AL ESTILO POST
Por: Mayle González Mirabal

Acabo de leer de un tirón Bloguerías, una compilación de textos publicados por Juan Antonio García Borrero en su blog: Cine cubano, la pupila insomne. Me hubiera gustado estar en la presentación del libro para preguntarle algunos detalles, aunque probablemente no hubiera hablado, pues en público, suele invadirme la parálisis. Y muchas veces experimento esa sensación –debo confesarlo- cuando intento escribir sobre algo. Las palabras comienzan a tener problemas conmigo, se enredan en mi garganta o coquetean con mis recuerdos.

Pero si algo le agradezco a esta lectura es que desató en mí una extraña necesidad de decir lo que pienso y dejar a un lado mis temores de hacerlo “correctamente”. Quizás porque pretendía comenzar citando al propio Borrero: “escribir en forma de post te exime de la responsabilidad de ser trascendente o serio”.

Con una sabiduría y un talento que no pueden considerarse sino literarios, Borrero expone de manera sencilla y en pocas palabras su visión de las cosas. La otra virtud que define el libro es esa curiosa inteligencia que le permite tender puentes, relacionar hechos de su vida cotidiana con generalizaciones inesperadas, con las que llega a construir una especie de conjunto de reglas para ordenar mentalmente la vida a través del cine.

Lo que define y da coherencia al conjunto es la mirada del autor, sospechosa y un poco desencantada, pero también de una ironía sutil e imprevista cuando en medio de un texto aparentemente descriptivo emerge de pronto la crítica.

No he leído sus libros anteriores sobre cine cubano pero este, por su carácter fragmentario, le permite referirse a diversos temas de la realidad por caminos menos convencionales. No todas los post siguen una misma secuencia, sino que ofrecen la visión del mundo de su autor como un resultado acumulativo.

Nunca antes había visto tantos títulos y nombres de directores de cine cubano desconocidos por mí. Tampoco sabía que el ICAIC tuvo alguna vez un guión de Luis Buñuel que nunca se realizó (Ilegible, hijo de flauta). Ni de la relación de este con Alfredo Guevara y el cine que se pretendía en aquellos años. Desconocía también –perdonen la ignorancia- de la tradición cinematográfica de Camagüey donde se proyectó por primera vez una película.

Otro de los aciertos, pienso, es cómo deja entrever la discusión en torno a si el cine cubano es solo el realizado dentro de los márgenes del ICAIC. Sus interpretaciones acerca de dónde quedan entonces aquellos que iniciaron la tradición cinematográfica en Cuba antes del 59, dónde los que fuera de Cuba han realizado un cine –calidad cuestionable como a toda obra artística- que mira la Isla por el ojo de los cubanos exiliados, son algunas de sus mejores aciertos.

Después de las valoraciones, bastante optimistas por cierto, que me produjo la escritura de Borrero me quedaron algunas inconformidades. En la introducción de Bloguerías el autor referencia sus visiones en relación a la crítica, los críticos, las maneras de ejercerla, los medios para distinguirla. Sospecho que no todo estuvo completamente dicho. Eso es obvio, pensarán muchos, pero me refiero sobre todo a ideas que quedaron huecas en mi memoria.

No quería decir esa frase tan manida “el libro me dejó más dudas que respuestas”. Pero como a veces lo manido es verdad de Perogrullo, no renuncio a publicar unas cuantas, las más urgentes.

Es cierto que la crítica en Cuba anda por caminos sinuosos, a veces ni siquiera anda. Es cierto que necesita revitalizarse, zambullirse más en la polémica. Está comprobado que los blogs han trazado nuevas rutas para ejercerla, han permitido “llenar esas inmensas lagunas -citando al autor- que los políticos y los medios de comunicación masiva, con sus retóricas saturadas de vacuas abstracciones, han legado a quienes dentro de tres o cuatro siglos pretendan comprender cuáles han sido nuestras tragedias puntuales”. No discrepo, mas me preocupo.

La mayoría de los cubanos no tienen acceso a Internet por lo que los blogs son todavía intocables para muchos. Su validez es incuestionable, pero no pueden ser la alternativa primera. Además, por qué recelar de la crítica que se ejerce desde los medios más tradicionales, desde esos a los que es más “difícil el acceso”. La cultura del debate, la renovación del lenguaje, de las formas y hasta de los contenidos, son caminos por los que se puede transitar desde cualquier parte.

De primeras impresiones está plegado mi texto. De retazos de ideas compuse lo que pienso. Esos mismos retazos que a veces no me alcanzaban para entender Bloguerías. Probablemente no haya dicho nada “nuevo”, probablemente el lector encuentre eso también en el libro. En uno de los post, Borrero citaba a Andrés Gide cuando decía, en esta vida todo esta dicho, lo que como nadie atiende. Recomiendo que este sea el comienzo.

Tomado del sitio de la Asociación Hermanos Saíz

LAS MEJORES, SEGÚN LOS CRÍTICOS

FILME DE ÉPOCA Y CORTO CRÍTICO, LO MEJOR DE 2009 EN CUBA
Martes, 29 de diciembre, 19.58

Por ANDREA RODRIGUEZ / AP (La Habana)

Un largometraje de ficción sobre alguien que se gana un sorteo en la Cuba de los 50 y un controvertido cortometraje con una furiosa crítica a los medios de prensa oficiales fueron catalogados por los expertos como las mejores producciones cinematográficas del 2009. Seguir leyendo el artículo

“El premio flaco” de Juan Carlos Cremata Malberti e Iraida Malberti y “Brainstorm” de Eduardo del Llano se llevaron los primeros lugares asignados por la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica.

El largometraje “El Premio…” es un melodrama basado en una popular obra de teatro del dramaturgo Héctor Quintero de mediados de la década de los 60. Actualmente en cartelera, la cinta convocó largas filas en los cines capitalinos.

En cambio “Brainstorm” (Lluvia de ideas) fue un corto visto por relativamente pocas personas, escasamente difundido en el ámbito de salas y circulaba de persona a persona. Se trata de una furibunda crítica a los medios de prensa locales, de carácter gubernamental.

La cinta muestra un supuesto consejo de dirección de una periódico que debe decidir la primera página del rotativo tras la caída de un meteorito en un estadio capitalino y en el cual mueren varias personas.

“Somos la representación de los críticos del país, unos 60 miembros”, dijo a la AP, Mario Naito, presidente de la Asociación y quien relató que se hace cada año una relación de las producciones y se le pide a los expertos elegir la que consideren mejor.

Entre los finalistas de largometraje de ficción, explicó Naito, también estuvieron “Lisanka” de Daniel Díaz Torres y “Ciudad en Rojo”, ópera prima de Rebeca Chávez y algunas otras.

Un documental sobre la actualidad y los jóvenes cubanos llamado “Close up” de Damián Saínz y Roger Herrera, así como una serie sobre el cantante Benny Moré también entraron a la lista de los expertos que también dieron su opinión sobre algunas cintas extranjeras puestas en cartelera a lo largo del año.

Entre las foráneas mencionadas se encuentran La ola (Die Welle, Alemania, Dennis Gansel), La teta asustada (Perú-España, Claudia Llosa), El secreto de sus ojos (Argentina-España, Juan José Campanella) y Los girasoles ciegos (España, José Luis Cuerda).