PUCHEUX SOBRE “DAVID” (1967), de Enrique Pineda Barnet.

SOBRE LA ESCALERA DE LA VIDA Y “DAVID”, de Enrique Pineda Barnet.
Por Jorge Pucheux

En la vida de uno siempre hay eventos que te dejan marcas. También los hay en lo profesional. Al menos yo, siempre recuerdo algunos filmes cubanos que me hicieron crecer.

“David”, de Enrique Pineda, fue uno de ellos. Entonces era yo aún un simple asistente de Truca. Ayudaba en todo y aprendía de todo, junto al querido Ángel López, tempranamente fallecido en un accidente de tránsito, casi a la entrada de los Estudios de Cubanacán.

En ese entonces Ángel estaba trabajando la planeación de los efectos que llevaría el filme, pues por tratarse de un tema histórico, era obvio que necesitaría de muchos elementos gráficos y ópticos. Justo entonces se produce el lamentable accidente.

Lo cierto es que de pronto, la realización de la parte de Truca del documental se vio detenida. Solo Ángel sabía cómo realizar los efectos. Recuerdo una semana llena de llamadas telefónicas, de conversaciones, de juntas extras, etc…, hasta que un buen día se me apareció Alfredo en la puerta del cubículo de la Truca, y como en el cine mismo, me dijo, (Yo al menos lo recuerdo muy, pero que muy bien): “¿Usted es el compañero asistente de Angelito?”, “Si”, le respondí. “Pues debe saber que a partir de hoy usted es el dueño de la Truca, y además, de la ejecución de los efectos de Enrique en “David”. Ese documental es muy importante y debe terminarse en tiempo. Espero que lo haya entendido”. Claro que lo había comprendido, si hasta hoy lo recuerdo.

Pero lo que si no había comprendido era toda la tormenta se que se avecinaba. Realmente no tuve tiempo de disfrutar el nuevo nombramiento, primero, porque aún estaba impresionado con la muerte repentina de mi ex jefe y amigo, y segundo, ¿porque cómo iba yo a saber interpretar toda una serie de diseños y dibujos que Ángel había dejado?

Lo cierto fue que a esa hora ya no había rediseños posibles, y no me quedó nada más que emprender la realización de los efectos.
Estos me tomaron más de una semana. Semanas de sufrimientos, pero también semanas de aprendizaje. Recuerdo que unos meses antes el técnico checo Jacubeck había terminado sus clases de trucaje a todo el grupo.

Sacando de esos apuntes, de aquí y de allá, de los aspectos teóricos estudiados, de lo aprendido con el mismo Ángel, de otros trabajos en proyectos anteriores, se me fue aclarando el camino. Pepín me ayudó mucho también, dándome pequeños consejos, pues había terminado a tiempo cientos de fotos animadas.

Pasaron creo que dos semanas más y el trabajo completo se había logrado terminar.

Fue todo muy duro, pues la mayor cantidad de estos efectos fueron de lo que hoy se conoce con el nombre de WIPER, pero que en CINE, en material fotosensible, el hacerlo significaba una gran preparación de máscaras y contramáscaras (MATES), procesos de duplicación, etc, que quien bien conoce de esto, sabe de lo que estoy hablando.

Por suerte Enrique revisó los Rushes, mandando a repetir solo algunos pequeños efectos. Y eso era una nimiedad comparado con todo lo realizado. “David” me hizo sentirme nuevo, y que en mi vida profesional había logrado dar un salto. Creo que Enrique nunca supo de esta anécdota.

Con este filme logré entender mejor todo el proceso tecnológico del cine en los Laboratorios, pero también medirme creativamente. Hasta ese momento los trabajos que yo había realizado en Truca habían sido solo duplicaciones de imágenes, juegos con ellas, componiendo nuevos planos, manipulándolas, etc, pero no trabajando la duplicación a tal nivel. Después de “David”, la Truca y yo fuimos otros.

Hay muchas más historias como estas, muchos compañeros de esa época las guardan. Sería tan hermoso y la vez importante saberlas. Digo, eso creo.

En mi caso, en la medida que me vengan los recuerdos los iré escribiendo.

FICHA TECNICA:
DAVID
(1967)/ 35 mm/ B y N/ 135’/ Dirección y guión: Enrique Pineda Barnet/ Productor: Raúl Canosa/ Fotografía: Rodolfo López/ Edición: Caíta Villalón/ Sonido: Ángel Díaz, Adalberto Jiménez, Germinal Hernández, Eugenio Vesa.

Estudio del carácter y personalidad de Frank País, heroico revolucionario cubano, jefe de la lucha clandestina en el llano, muerto durante la lucha contra la tiranía batistiana.

Publicado el junio 3, 2009 en TRUCAJE. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Bella memoria. De ella sólo supe que era Pucheaux quien me iba a salvar la vida en ausencia de Angelito.
    Como el Pucho era encantador, deposité mi confianza sin calcular, parecía tan inteligente y tan sabio…!Yo tampoco tenía muchas armas para enfrentar el vendabal. Mi lucha era que Rotsgaard me entendiera como me había entendido Raul Martínez, estábamos estrenando ideas: cincuenta años después no están concluídas.
    enrique

  2. Quisiera J.A que me permitieras en un pedacito de tu Blog, hoy, la semana que viene , el mes que viene, tan pronto tengas otro espacio para mi, y antes de que cuegues los Post que te tengo reservados, felicitar a un amigo del que casi nadie también menciona con frecuencia y si embargo ha dejado una marca en el público cubano por TV , brindándonos a todos durante años la posibiliodad de conocer otras coinematografías,fundamentalmente del género Documetal. Me refiero a Angelito Ma Argudín , quien además se por la prensa internacional que ha logrado hacer también un gran trabajo con la comunidad y cultura China en la Isla.
    Gracias a ti , que seguramente me lo premitirás, quiero hacerle llegarl mi agradecimiento por todo lo que hizo y seguramente por lo que continuará haciendo.
    Gracias
    Pucheux.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: