A PROPOSITO DEL CINE AFICIONADO EN SAN ANTONIO DE LOS BAÑOS

Querido Mario Crespo:

Me ha emocionado muchísimo tu testimonio sobre los cineastas aficionados de San Antonio de los Baños. Ya conocía algo de este grupo, gracias a ese excelente documental del brasileño Wolney Oliveira titulado “El invasor marciano, 30 años después”, y que este egresado de la primera generación graduada en la Escuela de Cine realizara con tanto derroche de imaginación.

A raíz de haber visto ese pequeño gran filme, traté de contactar con algunos de sus miembros, justo cuando terminaba de preparar la “Guía crítica del cine cubano de ficción”, pero el encuentro nunca prosperó. Sé que llegué a tomar notas, preparar cuestionarios que jamás se entregaron. Ahora intenté reencontrarlos en un mar de papeles que no sé si algún día tendré tiempo de poner en orden, pero tampoco fructificó el gesto. Lo cierto es que se me confunde todo en la mente. No recuerdo bien si fue Walfredo Piñera (uno de los que más colaboró con la “Guía”) quien me apuntó las señas de algún que otro sobreviviente que aún residía allí. O tal vez Mario Piedra. También en la Escuela de Cine intentaron ayudarme (¿acaso Jorge Molina?).

Ahora tu relato ha removido los deseos de reencontrarme con las películas de esos locos que quién sabe recicle aquella historia sobre Ed Wood que Tim Burton nos narrara alguna vez. Creo que hay en todo esto que narras un encanto tremendo, porque están por medio no solo las películas que se hicieron, sino también un grupo de personas soñando (los que la hicieron, y los que la vieron). Eso me confirma la utilidad del blog como herramienta que permite el aprendizaje colectivo, y una reconstrucción mucho más justa de lo que es la memoria histórica. Gracias por ser uno de sus cómplices más activos.

Esta es una historia (la del cine amateur) que todavía no se ha contado como se merece. No es que los investigadores no hayan hecho referencia al asunto, pues las pesquisas de Arturo Agramonte (“Cronología del cine cubano”), María Eulalia Douglas (“La tienda negra”), Walfredo Piñera y María Caridad Cumaná (“Mirada al cine cubano”), entre otros que quizás ahora mismo olvide, han tomado en cuenta esa zona no tan publicitada del cine nacional. De paso, revisando este último texto he encontrado en la página 106 una referencia a lo que ha dado origen a todas estas evocaciones. Es un breve párrafo que dice así:

“A principios de los años setenta, un grupo que se conoció como “el cineclub de Raimundo”, derivó en movimiento de cine aficionado, denominado MOCAC, que demostró cierta capacidad de convocatoria para encuentros y concursos, pero tuvo vida efímera”.

Si los investigadores afirman esto (“demostró cierta capacidad de convocatoria”) ha de ser porque, efectivamente, el grupo llegó a sobresalir en su contexto; lo malo es que por el momento los lectores nos hemos quedado con ganas de saber por qué el grupo demostró esa capacidad. Esto, por supuesto, no es irreparable: como investigadores también somos sucesivos. Asimismo he encontrado otro par de cosas que apunta a confirmar la tesis de que la existencia del grupo (o más bien del cine amateur, en sentido general) no era exactamente bien mirada por el ICAIC en los años setenta, pero esa idea preferiría desarrollarla cuando tenga mejores argumentos.

En fin, que te agradezco una vez más tu entusiasmo con el blog, y esa exhortación a dejar a un lado los caudillismos culturales, para entregarnos a la recuperación de una memoria que, aunque fracturada, resulta común. ¿Qué tengamos nuestras contradicciones a la hora de evocar el pasado? Pues eso es lo que yo veo de valioso: partir del respeto a las diferencias para percatarnos de la identidad, y no a la inversa; imponer una identidad que disimula las singularidades internas.

Aquí te dejo, a cambio de tu excelente post, una relación de títulos “amateurs” pre-revolucionarios que incluí como anexo en el libro “Rehenes de la sombra” (Ensayos sobre el cine cubano que no se ve), apoyado en las investigaciones que anteriormente te comenté, así como en conversaciones con algunos de los participantes de esas producciones.

Incluyo aquí solo las que llegan hasta 1959. La relación original va hasta nuestros días, pero en modo alguno la considero exhaustiva. Y verás que contenía algunos de los títulos que mencionas en tu emotivo texto, pero sin los datos que aporta el de Teresa Valenzuela. Para mí eso no es más que la reconfirmación de que un investigador aislado, por buenas intenciones que se tenga, siempre estará llamado a ser devorado por eso que supuestamente describe: la Historia.

Un abrazo,

Juan Antonio García Borrero

MAPA INCOMPLETO DEL CINE AMATEUR PRE-REVOLUCIONARIO

Cuba, tierra de romances (1938) de Roberto Machado/ Producción: Aficionados.
El desahucio (1940) de Luis Álvarez Tabío/ Producción: Cuba Sono Film.
Un desalojo campesino (1940) de José Tabío/ Producción: Cuba Sono Film.
El profesor maldito (1940) de Carlín Alpuente/ Producción: Aficionados
La promesa del mar (1940) de Miguel Torrás y Federico Ibarzábal/ Producción: Aficionados.
El secreto de una industria (1942) de Roberto Machado/ Producción: Aficionados.
Rapsodia en azul (1942) de Roberto Machado/ Producción: Aficionados.
Vida y triunfo de un pura sangre criollo (1943) de Jaime Traumont/ Producción: Aficionados.
Dragado en la bahía de Cárdenas (1943) de Roberto Machado/ Producción: Aficionados.
La vida de los peces (1943) de Armando Menocal/ Producción: Aficionados.
Varadero (1943) de Roberto Machado/ Producción: Aficionados.
Tabaco cubano (1943) de Roberto Machado/ Producción: Aficionados.
Desfile gimnástico femenino (1943) de Félix Ayón/ Producción: Aficionados.
Un día cazando palomas (1943) de Plácido González/ Producción: Aficionados.
Caleidoscopio (1945) de Roberto Machado/ Producción: Aficionados.
El tesoro sangriento (1945) de Plácido González y Walfredo Piñera/ Producción: Aficionados.
La caperucita roja (1947) de Tomás Gutiérrez Alea/ Producción: Aficionados.
Un fakir (1947) de Tomás Gutiérrez Alea/ Producción: Aficionados.
Una confusión cotidiana (1950) de Tomás Gutiérrez Alea/ Producción: Aficionados.
Cimarrón (1950) de Plácido González/ Producción: Aficionados.
Sarna (1950) de Germán Puig, Edmundo Desnoes/ Producción: Aficionados.
El guante (1950) de Ramón Suárez/ Producción: Aficionados.
La pintura de Amelia Peláez (1950) de Ramón Suárez/ Producción: Aficionados.
Hamlet (1950) de Néstor Almendros, Ramón Suárez/ Producción: Aficionados.
Bajo fondo (1952) de Dagoberto Izquierdo Valdés/ Producción: Aficionados de Camaguey.
El invasor marciano (1952) de Eulalio Cruz/ Producción: Aficionados.
Nuestra Habana (1952) de Paul Villanueva/ Producción: Aficionados.
El Mégano (1955) de Julio García Espinosa/ Producción: Aficionados.
Asturias pintoresca (1957) de Antonio Cernuda/ Producción: Aficionados.
Uno, el solitario (1958) de Plácido González/ Producción: Aficionados.
Diez centavos (1959) de Antonio Cernuda/ Producción: Aficionados.
Ritmo en tránsito (1959) de Antonio Cernuda/ Producción: Aficionados.
Tumbas francesas (1959) de Néstor Almendros/ Producción: Aficionados.
Un día de playa (1959) de Agrupación Cinematográfica Experimental
Gente en la playa (1959) de Néstor Almendros/ Producción: Aficionados.
Un balcón y trece canicas (1959) de José A. García Cuenca/ Producción: Aficionados.
Fiesta de santería (195¿?) de Armando Menocal/ Producción: Aficionados.
Close-up o un suicidio en primer plano (195¿?) de Plácido González/ Producción: Aficionados.
Un ensayo en contraluz (195…) de Paul Villanueva/ Producción: Aficionados.
La orden de los predicadores de Cuba (195…) de Paul Villanueva/ Producción: Aficionados.
La pasión de Guines (195…) de Paul Villanueva/ Producción: Aficionados.
Proyecto de la creación (195…) de Paul Villanueva/ Producción: Aficionados.
El beso fatal (195…) de Paul Villanueva/ Producción: Aficionados.
Documentales de viaje (195…) de Salvador Solé/ Producción: Aficionados.
La herencia maldita (195…) de Grupo Cine Local de Aficionados.
Lobos de mar (195…) de Grupo Cine Local de Aficionados.
Contrabando (195…) de Grupo Cine Local de Aficionados
El cayo de la muerte (195…) de Grupo Cine Local de Aficionados

Publicado el mayo 29, 2009 en EL CINE QUE NO SE VE. Añade a favoritos el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. Juany querido:
    He leido los comentarios de Mario Crespo sobre el cine aficionado y los otros del señor que habla del MOCAC y creo que por supuesto todo lo que hable de un cine hecho en Cuba, ya sea amateur o no, ¿acaso la vida no es tan corta que no pasamos de ser aficionados?
    En efecto la APCA de San Antonio de los Baños de Eulalio y Vicente Cruz, se me antoja la asociacion mas veterana del cine cubano amateur en Cuba. Algunos estan vivos pero cada vez van quedando menos. Casi todos los años yo les hago un homenaje aqui en la escuela y organizo encuentros con los estudiantes.
    No se, en Santiago quizas Bebo Muñiz, aquel entusiasta del cine, hacia cosas antes, pero no se si tenia alguna especie de cine club o fraternidad, no lo se…
    No se por que no has hablado con Tomas Piard ( o quizas si!), conozco por boca de gente como Alejandro Rios, el propio Tomas, Jorge Yglesias, Daniel Fernandez, Eddy Noguer y otros que se hacia un festival underground (dos veces), creo en la casa de Eddy en Playa, a principios de los 70 donde ganaron premios (simbólico por supuesto) titulos tan sugerentes como Cleopatra Twice de Juan Camporino. Tomas Piard para mi es el gran pionero del cine aficionado, amateur , underground o como se llame post revolucionario. El empezo en los sesenta y en los finales del 70 y en los 80 fue el aglutinador de montones de jovenes deseosos de hacer cine a como fuera en el cineclub SIGMA de la casa de la cultura de Plaza.
    Te cuento que el doctor Vicente Cruz esta vivo en San Antonio de los Baños, es un gran amigo y tiene todos los materiales que ellos hicieron, tambien tiene una nistoria cronologica del movimiento de cine amateur en san Antonio, llamale que lo vas a hacer muy feliz. Es un gran conversador.
    Un abrazo
    molinator

  2. Jorge Pucheux

    Verdaderamente , tu Blog, J.A es también una escuela, un centro de información, un café,una sala de un amigo, un cine debate, un círculo cultural. Gracias por estos textos. Lo del esquema de aficionados es extraordinario.
    Y nada mas por chivar ,como dicen los niños, LA TÍSICA fue también parte de los movimierntos aficionados después de la Revolución. pues como te escribí antes, todos los que participaron entonces fueron solo asistentes o casi especialistas, de oficios o especilaidades, que nada tenían que ver con la Dirección .
    Abrazos¡¡¡

  3. Sobre el documental de Wolney.
    Querido J.A, me alegra que te haya gustado mi testimonio y más, que haya movido un poco las ideas alrededor del cine pre-revolucionario. Estoy enteramente de acuerdo con lo que dice Molina, de que esa frontera entre aficionados y profesionales, tal vez la marca sólo un salario mensual y el hecho de dedicarse enteramente al cine o compartirlo como un “violín de Ingres” con otros oficios.
    Fuimos Wolney y yo co fundadores de la EICTV. Él, en el curso regular y yo, en el taller de dirección actoral de Lautaro Murua y en el de Gilda Santana de análisis dramático, ya cuando yo trabajaba con Sergio Muñiz -subdirector docente- en la coordinación de los talleres. Cuando Wolney supo que yo era del pueblo y que además recordaba escenas enteras de El cayo de la Muerte y El invasor Marciano, m e hizo una entrevista y creo que recogió mis recuerdos infantiles en su trabajo documental. Nunca vi el filme terminado, pues viajé a Estados Unidos a un evento del INPUT y ya no regresé más a EICTV. Tenía la ilusión entonces de hacer largos de ficción… pero esto es otra historia.
    Creo que el documental de Wolney ha sido reconocido en varios festivales. Me gustaría verlo ahora.

  4. Molina! Un saludo y mis respetos. Se me quedó en el tintero cuando comenté tu post, hablar un poco de Tomás Piard, pero me alegro, pues después de todo, merece mención aparte. Siempre he pensado que tú y él son los dos cineastas más individuales del cine cubano. Cada uno en su estilo y temáticas, son como dos Quijotes solitarios, defendiendo una forma de producir, y de “decir” el cine muy propias, pero ambos con una entereza y convicción inamovibles, haciendo un cine al que no interesan los salones ni las alfombras rojas.
    En el caso de Tomás, desde que lo conocí -creo que en casa de Vicente Revuelta- allá por los tempranos años ´70 andaba él haciendo ya su cine con una pasión en la que arrastraba a todos sus amigos y familiares. Tomás es el mejor ejemplo de cineasta puro que ha ido afinando su estilo de aquellos años hasta hoy cuando ya se vincula de manera directa a la “industria” No hay en Tomás, ni la más mínima frontera divisoria, ni una delgada capa, que permita separarar el cine que hizo desde los primeros años como independiente ( no vale decir aficionado, pues fue un profesional desde el primer día) hasta hoy. Pero si alguien se empeñara en dividir y establecer fronteras y fechas y separar a los cineastas en aficionados y profesionales, Tomás Piard puede figurar con honor entre los aficionados más empecinados de los ´70, cuando erá VERDADERAMENTE HERÓICO hacer cine y se contaban en la ciudad, tal vez con los dedos de una mano, los locos que lo hacían. Ahora, clasificado como profesional, sigue siendo empecinado, individual y avasallante como pocos. Enhorabuena Tomás, felicitaciones, Molina.

  5. Ante todo un saludo a walfredo Piñera, he de explicaros que el movimiento de cine aficionados de cuba duro en sus actividades unos siete años, con la consabida persecucion por parte del ICAIC, yo en aquel momento logre un buen padrino que fue la seguridad del estado de villamarista y por eso el icaic no pudo aplastarnos, las peliculas las revelabamos en los barcos rusos del puerto pesquero de la Habana, se editaban boletines de cine a nivel de los distintos municipio y uno a nivel nacional que repartiamos gratuitamente en las puertas de cinemateca, el querido amigo ya fallecido Hectos Garcia Mesa me cedia todo tipo de peliculas para el cine.debate del cine varona entre ellas 1984 de Orwell, dimos tres festivales dos nacionales yuno internacional que se publicito a traves de la revista sovexportfilm, se hicieron grandes filmaciones sin recursos y con el icaic en contra. La primera escuela de cinematografia en la cual participaron Rolando Baute como profesor de edicion y montaje, Sergio Vitier que estaba en la direccion del movimiento junto con jacki de la nuez impartia musica en el cine. Titon nos impartia direccion cinematografica, barbara beltran camejo hija de carucha camejo la del guiñol tambien impartia musica en el cine, se nos quiso extinguir por encima de todas las cosas, y el encargado de esto enviado por guevara viceministro a cargo del icaci era jose antonio gonzalez, pero ya digo, toda la lucha en contra rebotaba porque teniamos de apoyo al G.2 de villamarista, yo entraba a las bovedas de cinemateca libremente autorizado por hector garcia mesa y creo que no se puede seguir ocultando mas la primera escuela de cinematografia despues de la revolucion que fue la nuestra que inicialmente comenzo en diez de octubre en una escuela primaria y despues pasmos a otra escuela primaria en la calle paseo. existe una pelicula en 16 milimetros en Cuba sobre la historia del MOCAC. contactar con los mencionados anteriormente o conmigo que estoy en españa, mi telefono 0034615189650 y mi correo raytodi@hotmail.com. Un saludo y aqui estare para que nunca se olvide nuestro trabajo ni que la primera escuela de cinematografia con personal profesional en el profesorado despues de la revolucion fue la nuestra y le dejamos el camino trillado para la de san antonio de los baños. Un saludo a todos. Raimundo Torres direccion del MOCAC en el extranjero.

  6. RAIMUNDO TORRES DIAZ

    He logrado hacerme con fotos de los encuentros del MOCAC (MOVIMIENTO DE CINE AFICIONADOS DE CUBA) donde aparecemos todos junto con José Antonio González, Tito Junco y muchos más de nuestros integrantes, próximamente las haré pública por si acaso insisten algunos en decir que nuestro movimiento no existió o se extinguió enseguida.

  7. Raimundo Torres Díaz

    EN facebook encontraréis Movimiento Nacional de Cine Aficionados deCuba. Allí están apareciendo cosas muy interesantes e inéditas para el mundo del cine cubano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: