STARS

A menudo las películas son como los perfumes más caros: contienen historias secretas que nos recuerdan una entrega desesperada a alguien que jamás pudimos conquistar. Cada espectador va sosteniendo diálogos paralelos con los personajes que hablan en pantalla: por eso las películas terminan, pero no esa variante de la persistencia retiniana, en la cual ciertos fotogramas adquieren el carácter de un fijador erótico. Actores y actrices se convierten en detonantes de determinados comportamientos que, en verdad, devienen fantasías que diseñan nuestro comportamiento en público. No es casual que los primeros sorprendidos en todo esto sean los intérpretes, una vez que han de abandonar la pantalla, y lidiar con la realidad.

Escribí de un tirón el post sobre la actriz Broselianda Hernández sin esperar que despertara demasiados comentarios. Como no es secreto que a ella le sobran admiradores, pensé que quedaría como uno de esos tantos garabatos que uno cuelga en la blogosfera y punto. No ha sido así: no solo están las acotaciones que se han publicado, sino los hermosos mensajes que me han llegado por vía privada. Sobre todo esos.

Esto me hace sospechar que en Cuba carecemos de una perspectiva que examine con profundidad esta otra zona del cine nacional: la que tiene que ver con la construcción colectiva de toda una mitología a partir de lo que los intérpretes nos proponen. Tenemos excelentes estudios sobre los directores de cine cubano, los guionistas, los fotógrafos, pero, ¿dónde estará ahora mismo nuestro equivalente del famoso libro de Richard Dyer: “Stars”?

Esto será importante tenerlo en cuenta, porque casi siempre se hace descansar toda la responsabilidad de lo que llega al público en la razón instrumental de los “autores”, y se olvida el impacto en los sentidos, los pequeños y sistemáticos incendios que se desatan en la sala oscura, y lo que ello implica más tarde en la distribución de estereotipos y expectativas sexuales en los diversos marcos de la sociedad.

Ojalá este post sirviera de estímulo a ese tipo de estudio. En lo personal me encantaría escribir alguna vez un libro en el cual devele los momentos en que más me ha descolocado una actriz cubana. En este inventario personal podría estar el momento en que Luisa María Jiménez reacciona sorprendida por el arrebato de Mario Limonta en “Barrio Cuba”, cuando este casi la hace caer de la bicicleta. Las escenas de Isabel Santos deslumbrando al otro Mario en “Se permuta”. Mirtha Ibarra en “Hasta cierto punto” cambiándole el guión al confiado Don Juan. Daisy Granados en “Memorias del subdesarrollo” mientras repite a Sergio, cada vez con menos convicción, aquello de “Está loco”. Eslinda Núñez en “Amada” aferrada a una verja. Alina Rodríguez en una María Antonia inflamable. Luisa Pérez Nieto en la azotea de “Papeles secundarios”. Y, tienes razón, mi querido Enrique Pineda Barnet: Beatriz Valdés hasta cuando no sale en “La Bella del Alhambra”.

De cualquier forma, si me pongo a inventariar los momentos fílmicos que retengo de todas estas actrices, es probable que no me alcance la blogosfera. Tal vez una manera más económica de ordenar esas vivencias que como espectador he tenido, lo sea a través de un libro de viajes. Con seguridad todas estas actrices conocen mundo. Tal vez han paseado lugares impactantes: quién sabe si París, Nueva York, Río de Janeiro. Mi libro, sin embargo, serviría para describir los infinitos paisajes que decoran mi cabeza cuando las descubro en pantalla, y través de los cuales las he visto extraviarse, en medio del fuego, las explosiones, y el humo, ya no recuerdo cuántas veces.

Juan Antonio García Borrero

Publicado el mayo 6, 2009 en REFLEXIONES. Añade a favoritos el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. que bueno de tener esa persistencia retiniana, ese fijador erótico y quizás muchos atributos más que ni sabes que los tienes, que bueno, , porque bueno es haber abierto también esa puerta sobre nuestras estrellas . Creo que miles ya estamos esperando ese libro anunciado. ÉXITOS ENTONCES ¡¡¡

  2. «Las estrellas del cine nunca mueren: viven tanto como vive la materia de que estan hechas las peliculas, que son los sueños.»
    G. Cabrera Infante

  1. Pingback: ACTORES Y ACTRICES FUERA DE CUBA | cine cubano, la pupila insomne

  2. Pingback: ACTORES Y ACTRICES FUERA DE CUBA. l Cine Cubano "La Pupila Insomne" - Actualidad y noticias de Cuba y el Mundo

  3. Pingback: Diez actores y/o actrices cubanos, que han triunfado fuera de Cuba | Red Social de los Cubanos por el Mundo

  4. Pingback: ACTORES Y ACTRICES FUERA DE CUBA | Bitácoras Cubanas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: