PEDRO LUIS HERNÁNDEZ RISCAL EN LA MEMORIA DE JORGE PUCHEUX Y JOSE LLUFRIO

Siempre, en muchos lugares (y nuestro País no es la excepción, aunque por lo que predica no debería de serlo), hombres y mujeres que han sido determinantes o simplemente importantes para el logro de una gran Obra, no resultan conocidos, pues nunca fueron objeto de reconocimientos, tanto sociales como culturales, quedando sus aportes simplemente en el viento.. . Este es el caso de un gran amigo, Pedro Luis Hernández Riscal, tecnólogo del ICAIC en estos últimos 50 años. Por su trabajo en el cine cubano, Pedro merece un espacio. Pedro no es un AUTOR, pero sin él muchísimas películas no se hubieran podido realizar.

Pedro poco a poco con el personal de Trucaje, departamento donde trabajaba, fue pasando de las gestiones propias de su cargo de tecnólogo a ir interesándose por el aspecto creativo del cine. Participó conmigo, con Eusebio Ortíz y con Pepín Rodríguez, en muchos trabajos donde arte y tecnología tenían un papel determinante en la terminación de una película.

Solo algunos realizadores (esos que sí supieron acercársele), lo conocieron bien. Hoy lamentablemente me he enterado de su muerte, y ahora me tienen frente a mi computadora, tratando de escribirle este pequeño homenaje y pienso, Pedro se debe estar riendo, pues él bien sabe que solo hemos sido compositores de imágenes, y no gente de pluma y papel.

PERO NO IMPORTA, PUES SE BIEN QUE SI AL MENOS YO NO ESCRIBO ALGO SOBRE ESTE AMIGO, NADIE HABLARÁ DE ÉL, COMO PASA CON TANTOS COMPAÑEROS QUE YA SE HAN IDO Y OTROS QUE AUN ANDAN POR AHÍ COMO SOMBRAS Y FANTASMAS POR LOS PASILLOS DEL ICAIC SIN QUE NADIE NUNCA LOS RECUERDE.

Gracias, Pedrito, por todas tus enseñanzas y por tu gran aporte al cine nacional. Si, así: NACIONAL.

Jorge Pucheux (Mexico)

Los Anónimos que Hacen el Cine Cubano

Luego de una jornada de trabajo nocturna de sábado (cuando casi todos en New York andan de fiesta), he abierto hoy domingo mi buzón de e-mail y me ha saltado encima un mensaje titulado Triste Noticia.

El amigo y vínculo con el Cine Cubano Luis Lacosta nos avisaba de la muerte de Pedro Luis Hernández, tecnólogo y director del Departamento de Trucaje del ICAIC durante muchos años.

Pedro Luis fue uno de los tantos trabajadores casi siempre anónimos, que hicieron posible muchas de las obras clásicas del Cine Cubano. Desde un simple crédito inicial de un documental, o un “roll” final de interminables créditos (donde el suyo aparecía muchas veces incluido en uno colectivo), hasta detalladas maquetas o efectos ópticos, su trabajo, junto con colegas como Jorge Pucheux, Pepín Rodríguez, Eusebio Ortiz, Adalberto Hernández, Alberto Valdés, y muchos otros (demasiados para mi memoria), unos jubilados, otros emigrados, la mayoría olvidados, fue una de las herramientas con las cuales los realizadores compusieron las obras que constituyen nuestro cine.

Obra colectiva es el cine. Eso lo dicen muchos, pero pocos mencionan con suficiente (y merecida) frecuencia a los anónimos que forman ese colectivo que completa la Obra.

De Pedro Luis aprendí mucho, durante los años que trabajamos juntos, en el Laboratorio de Cubanacán, y luego en el Laboratorio de Color. Principalmente aprendí una ética y una dedicación y amor al trabajo del Cine, no importa que no aparezcamos en los créditos, y que luego de jubilados se olviden de nosotros. Pienso que, igual que yo, muchos de sus colegas, amigos, compañeros, su familia del ICAIC que somos, lo recordarán siempre.

José Llufrío (New York)

MARIO CRESPO A PROPOSITO DE LOS COMENTARIOS ANTERIORES

¨… hay dos hombre conversando
conviene acercarse, algo se puede aprender…:
(Más o menos asi, lo dijo Bertolt Brecht)

A propósito de los valiosos comentarios de Pucheaux y de Llufrio sobre Pedro Luis y su tremenda obra cinematográfica en toda la historia del ICAIC, aprovecho este post de JAGB sobre un fragmento del libro de Héctor García Mesa y su reconocimiento a Luciano Castillo, para destacar algo que he comentado a amigos, pero no he dejado escrito. Tampoco soy muy escribidor, querido Pucho.
Estoy convencido de que las obras se hacen haciendo. ¨Se hace camino al andar¨ dijo Machado y creo que ahora como nunca tenemos la oportunidad de contribuir a la compilación de la historia. Siempre escucho y no sólo en Cuba, quejas de que a fulano o mengano lo han olvidado y es verdad, la memoria y la historia son injustas. Pero no tenemos que esperar de los reconocimientos oficiales; con trabajos de hormiga como el que hace Lacosta, con blogs como este de JAGB, podemos dejar constancia del recuerdo y la obra de nuestros compañeros idos y presentes. He escuchado a muchos de los que se quejan del olvido institucional y oficial, criticando el trabajo de Lacosta o el de un historiador. Todo es perfectible, pero si todos aportamos, nos acercamos a la perfección y nos alejamos de la criticadera.

Esta reseña llena de anécdotas históricas sobre el trabajo de Héctor y su personalidad que hace Luciano, es una página de historia, que no sólo sirve para dar a conocer un trabajo bibliográfico como el libro que se menciona, sino también es un recordatorio, un homenaje. Y cualquier homenaje es bueno. No todos tienen que llevar bombos y platillos. Siempre que queramos recordar a álguien, siempre que queramos decir algo sobre nuestro cine, podemos regalar unos minutos a Lacosta (también una sugerencia, una crítica amiga) y a cualquiera de los blog como éste.

Creo que no hace falta esperar el reconocimiento oficial, la estatua o el busto (por suerte no habría espacio ni bronce para tantos), se puede levantar una columna que llegue a la luna, con pequeños homenajes como este de Luciano, el de Juan Antonio, el de Pucho y el de Llufrio.

Escribe, que algo queda.

Publicado el abril 26, 2009 en TRUCAJE. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Enrique Pineda Barnet

    Apoyo, y por mi lado voy en MEMORIARTE. Lo importante es no olvidar, registrar, documentar, honrar, memoriar, reconstruir, indagar, historiar, saborear.
    besos,
    enrique

  2. Gracias a todos por sus bellos comentarios, nuestra familia les agradece que esten con nosotros en esta perdida irreparable.
    Yo soy la nieta de Pedro Luis, vivo y viveré orgulosa de él hasta el último día de mi vida.
    Gracias de todo CORAZÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: