Archivos diarios: marzo 17, 2009

RESULTADOS DEL PREMIO DE LA CRITICA E INVESTIGACION CINEMATOGRAFICA’ 2009.

Otro de los buenos momentos del pasado Taller de Camaguey, lo asocio a los resultados del “Premio de Investigación y Critica Cinematográfica” auspiciado por la Cátedra de Pensamiento “Tomas Gutiérrez Alea”, el ICAIC, y el Ministerio de Cultura. El propósito del evento es estimular el pensamiento escrito alrededor del audiovisual cubano, y en esta ocasión, los dos textos galardonados, pueden devenir referencias importantes para futuros estudiosos.

En la categoría de Investigación” se le concedió el premio al texto “La mirada del otro: Talleres de cine de la A.H.S. propuesta de audiovisual independiente cubano”, del autor Darien Sánchez Nicolás, mientras que en el genero de crítica, se reconoció el cuaderno “Impresiones fragmentadas, o el sueño posible”, de la autora Maria Antonia Borroto Trujillo.

“La mirada del otro” es una investigación que se aproxima con muy buen tino a una zona del audiovisual cubano que hasta ahora permanece en las sombras historiográficas: la producción fílmica de los jóvenes agrupados en los Talleres de Cine de la Asociación Hermanos Saíz. Por su parte, “Impresiones fragmentadas, o el sueño posible” rescata esa tradición de crítica diaria que en los últimos tiempos ya no se ejercita con la misma intensidad que antes, y lo hace combinando la agudeza con el cuidado literario.

Los dos libros son buenos, y creo que dignos de premiar en cualquier concurso de estas características. De cualquier forma, me sigue llamando la atención el poco estímulo que hay en el país para participar en este tipo de evento, lo cual contrasta con el número de libros de cine que anualmente se editan.

Allí algo sigue fallando, no tanto porque los “consagrados” no se sientan animados a someter a un jurado aquello que escriben, como que los más nuevos (que, a mi juicio, son los que revolucionarán en algún momento el modo de hacer crítica en Cuba) optan por no hacer visibles sus puntos de vista.

Y me consta que trabajos serios existen. Conozco tesis de universitarios recién graduados que merecerían tener esa visibilidad pública. Las razones del desánimo se me escapan. Falta de promoción del premio no es, pues las bases se circularon oportunamente. En términos económicos, la dotación no es nada desdeñable, además de que se garantiza la publicación. Habrá que seguir trabajando en este asunto. Por lo pronto, reiteramos las felicitaciones a los premiados, quienes no solo triunfaron en buena lid, sino que nos dieron la posibilidad a nosotros, los futuros lectores, de ganar una nueva oportunidad de discutir el cine cubano.

Juan Antonio García Borrero